Canción actual

Título

Artista


Mes: diciembre 2016

Página: 3


En la Red Nacional de Medios Alternativos nunca tuvimos que preguntarnos qué roles eran para mujeres y cuáles para varones. Las compañeras de los colectivos han ocupado espacios en las radios para operar técnicamente, para llevar la voz conductora, no solo para decir la temperatura; nunca ocuparon el rol de “calentar el aire”; lo mismo en la gráfica, todas y todos para los mismos roles. Nunca, en toda la historia de la RNMA, las mujeres han tenido que pelear por un lugar. A la vez eso no nos ha eximido de tener convivir con machos violentos. Ahí están los dos planos. Por un lado que las mujeres nunca tuvieran que hacer un extra para ocupar un espacio; por otro, la necesidad de dejar de aceptar la violencia machista como parte del paisaje.Virginia Gianonni es una de las autoras literarias del libro de las Madres. El libro de las Madres es de las Madres, pero alguien se dio el trabajo de tomar los testimonios, de registrarlos, de armarlos y de hacer un libro que francamente es delicioso. Además, participa del espacio Ni Una Menos, por lo que charlamos de ambos movimientos, el de derechos humanos y el feminista. (Por RNMA)-Fernando Tebele: ¿Por qué viniste a resistir aquí?-Virginia Gianonni: Porque me parece que es el momento además de poder juntar, después de muchos años en los que al interior de los organismos también se generaron cuestiones, me parece es buen momento de dejar de lado todas esas cosas y darnos cuenta de que estamos todos en esta plaza, que estamos con ellas, que es el momento de contar las bajas, las altas y empezar a ejercer nuestra resistencia no pasiva, y ver si podemos organizar una salida entre todos nosotros de esta cuestión. Y además un aguante, una resistencia, porque recién empieza y va a costar.-FT: Vos sos parte del colectivo Ni Una Menos. Han sabido ganar las calles y creo que muchas de las acciones que están tomando como colectivo feminista, consciente o inconscientemente tienen que ver con la historia del movimiento de DDHH. Y si el movimiento de DDHH fue el más influyente de la historia de la democracia argentina, la post-dictadura, me parece que está “perdiendo” lugar con el movimiento feminista que se está plantando claramente. -VG: Me parece que son como momentos, me parece que lo que pasa con el movimiento feminista es que la mujer aparece como actora política, como en su momento aparecieron los obreros, es como ganar un espacio con nombre propio en el que demás las mujeres nos ocupamos de no estar solas, es el colectivo de mujeres, lesbianas, bisexuales, trans, travestis, digamos estamos haciendo en todo caso la resistencia activa que además pretende no solo ser resistencia, sino ganar la calle para mover las cabezas al patriarcado que hoy por hoy, como el momento histórico, nos damos cuenta sobre todo por lo que pasa en el mundo. Por supuesto que lo que pasa en el mundo no lo podemos digitar nosotras ni manejar, no se labura por Facebook, y ha habido, sobre todo en este último 29/11, marchas en todos lados, pero muy grandes, en Polonia… El otro día estábamos acá en el Bauen en una reunión muy interesante con Pañuelos en Rebeldía y había mujeres de todos lados reunidas, en todo caso esta idea de antena, es un colectivo de comunicadoras, en general, de poder ponerle nombre, fecha, algún tipo de organización, no hace otra cosa que contar y mostrar algo que está ahí que vienen laburando muchísimos grupos feministas desde hace mucho tiempo y además que para mí no está escindido, sobre todo, de la lucha de las Madres, de las viejas, me parece que acá históricamente son las mujeres que han tomado la calle, que han tomado esta plaza, muy inteligentemente de su parte, no se han puesto en ese lugar, no era el momento, no era esto de lo que estaban hablando, pero sí era esto de lo que estaban hablando, son los cuerpos de las mujeres ocupando la calle de modo horizontal, caótico muchas veces, en que solemos hacerlo.Además, en el libro, cuando yo hablaba con ellas, ninguna tiene el mismo recuerdo, es muy difícil encontrar dos que digan… una dice “ese día estaba llena”, la otra dice “estaba vacía la plaza”. Y estaba de las dos maneras, nosotras podemos sostener eso, no como contradicción como pretende el patriarcado, no como histeria, sino como complejización real, politización de la vida privada en la cual las Madres son claramente señeras para nosotros. -Graciela Gurvitz: Yo creo que las mujeres ganamos la calle y además generamos un diálogo que no podían darse las mujeres. O sea, una cosa es ser militante política, y estar en una organización o un colectivo. Pero lo que se vio al tomar la calle es la voz de todas las mujeres y eso es lo que me parece que ha sumado, no sé cómo lo ves vos. -VG: Totalmente, porque además el cuerpo de trabajadores, atrás de los sindicatos y organizaciones que ya están estructuradas, es un modo de tomar las calles que siempre también y para determinadas luchas es fundamental que así sea, no solo razonable sino necesario que así sea, el movimiento de mujeres es otra cosa. De hecho, a mí una de las cosas, esto tampoco es que estamos todas de acuerdo en todo y esto es también lo que tiene de bueno el colectivo, a mí una de las cosas que me encantaron de la marcha, más allá de que tuvo que ver la lluvia, que fue como más enquilombado poder hacerlo, entramos por todos lados a la plaza, no había una entrada única, y eso no le quitó fuerza, todo lo contrario, le agregó complejidad. Va a haber que ponerse las pilas. Ahora no es sindicato sí, sindicato no; levantamos la mano, no levantamos la mano. Es compleja la realidad y va a haber que arremangarse para entenderla. -GG: Es un camino largo y al que ponerle mucha pila para

Con motivo de la muerte de Fidel Castro, Yirian García Torre, periodista de Radio Rebelde de Cuba y Ricardo Napurí, quien formuló la frase del título, revolucionario peruano y ex secretario del Che Guevara durante la lucha armada en la isla, participaron de Otras Voces, Otras Propuetas por Radio La Retaguardia, y dialogaron con Luis Angió y Rosaura Barletta dialogaron con . Ambos se pronunciaron acerca de la situación actual de la revolución, lo que representa para ella y para el pueblo la muerte de su máximo líder y el vínculo con Estados Unidos a partir del cambio de gestión. (Por La Retaguardia) “El trabajo es bastante, el flujo de las personas, tanto para rendir homenaje en la misma plaza de la Revolución como en los diferentes puntos en los que se han puesto los libros con el concepto de revolución y el compromiso como una manera de que las personas pongan lo que sienten, lo que quieren y se sientan parte de la acción en este minuto, que es como siempre nos hemos acostumbrados en estos momentos difíciles. Ese día amaneció nublado, al otro día salió el sol. Decidí ir a la plaza y mezclarme entre los jóvenes, entre las familias, las personas de trabajo. Los adolescentes decían que nadie faltaba al aula, que los profesores no podían contener las lágrimas a la hora de hablar, compartir el minuto en familia, en los centros de trabajo. Se ha dispuesto que se dispararan veintiún salvas en Santiago de Cuba y luego cada una hora desde el hasta el 4 de diciembre”, contó Yirian García Torre. Además, relató la dinámica de cobertura, “el evento durará hasta las 19 —ahora nos preparábamos para el acto de despedida— en la plaza y que los corresponsales desde sus provincias reportaran a Radio Rebelde y al sitio web lo que estaba sucediendo en las provincias para así nosotros movernos a los lugares donde nos vamos a reportar. Ayer tuvimos la deferencia de esa parte delicada que es el arte para que un grupo de artistas grabara una canción con la orquesta de la Sinfónica Nacional. El encuentro en la universidad fue muy emotivo, había rostros llorando. En palabras de que el propio Fidel de que internet había sido hecha para nosotros y que ellos han tenido congregaciones en las mismas universidades para participar, esto mismo hicieron su primer tributo, en la misma mañana después de la comunicación de la pérdida física de Fidel. No importa la condición física, se han movilizado a la plaza”, aseguró la periodista. “Ayer iba a cerrarse a las 10 de la noche, y hubo que dejarlo hasta después de la 1 de la mañana. Será despedido con este acto y luego hará la caravana inversa, igual que el 8 de enero de 1959 la Caravana de la Victoria partió de Santiago para acá. La movilización de los periodistas es para que hagan igual que en otras ocasiones, con la confianza o el compromiso de qué vamos a hacer, como dirían los alfabetizadores el 22 de diciembre de 1961”, recordó. El después “Esta partida física entristece, alienta también el espíritu del pueblo y al inmenso desafío que siempre hemos tenido. Es cierto que el momento pudiera plantear otras perspectivas. Hay algo que hemos ido aprendiendo: la experiencia, el modo de saber revertir cualquier derrota. Hay una cuestión importante en el pensamiento de Fidel, que es prever siempre la circunstancia, saber revertir cualquier situación que suceda o saber estudiar lo que va aconteciendo. No puedo decirte con certeza algo que está cambiando no solo para Cuba, sino para el mundo, pues estamos hablando de una potencia que tiene que ver con todos y más con esta región de la que ustedes forman parte. Asimismo lo manifiestan los líderes y los amigos de Cuba, aquellos que han compartido con nosotros los 1 de mayo, aquellos que nos han acompañado siempre”, destacó García Torre. “Esas previsiones de trabajar con la intelectualidad, de pensar y repensar las cuestiones a medida que se vayan presentando, sin que quiera decir que sorprenda. Porque estamos acostumbrados a que no sea del todo novedoso cuando podamos decir que Cuba… la esperanza que siempre vieron en Fidel, en el proceso, en la revolución y en los cambios. Va a haber situaciones que habrá que enfrentar, pero nos deja ese ideal. Eso lo vemos ahora que hemos vuelto a los discursos y están, previsiblemente, dichas muchas cosas que están sucediendo. Siempre hay un reto, el pueblo cubano sabe qué tiene que hacer para sí”, aseguró. El corte generacional “La primera muestra de dolor pero también de compromiso se hizo en la universidad, en la escalinata, donde muchísimos adolescentes lloraban. Y yo, que soy de una generación media, me quedaba asombraba, consternada ver a los muchachos llorar. Eso lo mostraron hace un tiempo atrás, buscando lo que se llamó el avispero, cosas que se hicieron por internet cuando el voto por el bloqueo. Cuando venía camino a Radio Rebelde, quise hacerlo a pie, mezclarme entre ellos, sentirme como se sentían ellos. Me impresionaron. En los estudios que estuve haciendo respecto a esas edades al modo de que les llegue la historia, al modo de entenderla, de asumirla, desde su país o desde el propio mundo a la puerta de una computadora, buscaba también el modo de que ese discurso entre las generaciones fuera más viable, que lo sientan como tal. Eso lo corroboramos ahora”, planteó. Para la periodista, el corte generacional pasa por otro lado: “Entre las investigaciones salió esa frase de que la juventud está perdida. Las diferencias generacionales tienen que ver en el sentido de proyectarse: ellos son nativos digitales y nosotros vamos siendo inmigrantes digitales. Pero igual coordinamos historia, modos de hacer, de ver, vivencias, crónicas. Porque es parte de la historia, que, como dijo Fidel, es una sola. Tiene que ver con los que nos hicieron llegar hasta aquí o con quienes nos van a dar esa continuidad, que son ellos. No estaban alegres, sino en su sentir, en

A cuarenta años de que la dictadura militar atacara con la dirección de Ramón Camps y Miguel Osvaldo Etchecolatz y la colaboración del ejército y otras fuerzas represivas las casas ‘operativas’ de Montoneros en La Plata y secuestrara ese mismo día a Clara Anahí, la nieta de Chicha Mariani, La Retaguardia visitó en la ciudad algunas actividades a propósito del aniversario. Paulo Giacobbe estuvo en la “Casa Bichicuí’, perteneciente a Nicolás Berardi, hijo de desaparecidos y secuestrado por un breve período. (Por La Retaguardia)Foto: Carla Cafasso La Casa Bichicuí Ahora pertenece a Nicolás Berardi, hijo de Adolfo Berardi y María Isabel Gau, y único sobreviviente del ataque a la vivienda. El joven estuvo viviendo un corto período con apropiadores pero finalmente pudo regresar con sus abuelos. En el último tiempo residió en Andalgalá, Catamarca, y fue un acérrimo militante contra la contaminación de la megaminería en esa localidad.En el diálogo con La Retaguardia, el guía de La Casa Bichicuí, Andrés Urdapilleta, explicó: “Al igual de las casas de calle 30 y 139 que formaron parte de la organización Montoneros, eran casas operativas, que tienen una denominación con ese nombre porque tenían una función específica de la organización. En este caso se encargaba de todo lo que era la documentación utilizada por los militantes. Cuando la organización Montoneros pasa a la clandestinidad le dieron una identidad falsa y que era totalmente vital para poder moverse dentro de la ciudad”, contó. “La casa se encargaba de todo ese trabajo, falsificación de documentos por medio de técnicas bastante artesanales, máquinas rotuladoras, imprentas bastante manuales, sellos, todo ese tipo de cosas, esa era la actividad que fueron desarrollando los que paraban en esta casa que además fue modificada para esos fines”, añadió.En el caso del Bichicuí, también se hacía resguardo de documentación de la organización. “Documentos especiales que la organización iba generando, eran súper clasificados, muy secretos, era necesario para la organización que no lleguen al alcance de las Fuerzas Armadas ni de la policía. Había centros específicos donde había archivos y los militantes escondían información a cerca de toda la organización”, aseguró Urdapilleta.“El ataque aquí fue de las mismas dimensiones del de la calle 30. Incluso esta fue la primera casa que atacaron. Funcionó tanto la policía de la zona de La Plata, el jefe de operaciones Miguel Osvaldo Etchecolatz encargado del manejo de informaciones de la dirección de investigación de acá de La Plata y las Fuerzas Armadas. Incluso participó el mismo Camps. Fue visto por los vecinos. Estaban los dos y son los que en un momento inicialmente secuestraron a Nicolás y cuando los abuelos lo recuperaron tuvieron que ir con Etchecolatz que era el que lo había capturado y secuestrado”, contó el guía sobre la historia de Berardi. Su casa fue atacada el 22 de noviembre, mientras que la Mariani-Teruggi cayó el 24 de noviembre.Sobre la apropiación de bebés, explicó: “Cuando los militares iban a secuestrar se encontraban con los hijos, con parejas y entonces se empezó a generar el plan, no fue azaroso ni poco controlado. Fue bastante aceitado y se dio de manera muy sistemática. En el caso de Clara Anahí y Nicolás fue muy similar. Los dos bebés fueron secuestrados. Etchecolatz negó inicialmente la existencia de esos bebés. De Clara Anahí decían que había muerto en el ataque, de Nicolás decían que no había tal bebé. Después dieron la razón. Los bebés eran tomados como trofeos de guerra”, definió. “En los archivos de la policía figura que el mismo día que atacan la casa Nicolás fue designado a una familia que estaba dentro de una lista de espera de familiares de militares retirados que buscaba niños”, informó Urdapilleta.Sobre la conmemoración de los 40 años del ataque a las casas, el guía contó: “La idea de esta actividad es visibilizar la búsqueda de Clara Anahí, que viene hace mucho tiempo y es una lucha constante que se da por Abuelas, por la Asociación Clara Anahí, por Chicha Mariani, así que la idea de la casa abierta este año es apoyar esa búsqueda sin bajar los brazos. La idea es dar más actividad, más revuelo, para que seamos más en esa búsqueda, para que Clara Anahí recupere su identidad”. Además, Paulo Giacobbe dialogó para La Retaguardia con Nicolás Berardi: “Las baldosas blancas en las calles de La Plata son por las casas de caída o desapariciones. El último lugar donde se los vieron. Da la casualidad de que a mis viejos los matan en esta casa que es operativa. Es un término que empezamos a tomar en democracia porque en la jerga de ellos no se decía operativa. Uno va construyendo información y tomando denominaciones en función de lo que va comprendiendo. Pertenecían a lo que durante mucho tiempo no se quiso ver que fue la vinculación de las tres casas con la logística y el desarrollo de las políticas de Montoneros”, explicó Berardi. “Mi viejo está muerto pero yo estoy peleando por que se recuerde también a los hijos muertos durante los embarazos como fue el caso de mi mamá que perdió un bebé o beba, para que no figuren más técnicamente como aborto porque eso, involuntario no fue aborto. La casa quedó en manos de un hombre metido con Etchecolatz y otros hombres trajeados. De 1982 en adelante se maquilló el frente. Hoy a la mañana me decían que en la casa de Clara Anahí tiraron un bazookazo en la puerta porque no la podían abrir de ninguna manera. Eso explica todas las ráfagas que hay en el portón de la casa que es blindado. La mayoría de lo que ha quedado después son calibres menores. También manchas de sangre en la pintura de cal”, contó.Además, Berardi ofreció una definición sobre quién es hoy: “Yo no elegí la vida de mis viejos ni su idiosincrasia, pero la construí desde la propia militancia. El vecino de al lado –a cuya casa él fue arrojado por su papá en el operativo para salvarlo- estaba a punto de mudarse, seis

Se cumplieron cuarenta años del ataque a las casas de Montoneros en La Plata entre las que estaba la residencia de la familia Mariani Teruggi. Paulo Giacobbe visitó la casa de Chicha Mariani y dialogó con Graciela Dora Ledantes, miembro de la comisión directiva de la Asociación Anahí, quien relató cómo surgió la idea de la muestra de la búsqueda entre otros temas. También retomamos la entrevista dada por Chicha a La Retaguardia cuando el genocida Etchecolatz informó en el contexto judicial que podía aportar datos sobre la apropiación de su nieta. (Por La Retaguardia) La búsqueda, por Chicha “Que Etchecolatz dijera que puede dar datos sobre Clara Anahí fue una gran conmoción para mí -aseguró Chicha hace 5 años-. Pasé 35 años buscando informaciones, detalles de todo lo que habría pasado. Fue una sorpresa muy dura la que nos quiere dar este señor. Siempre dijo que su idea es hablar en otro lugar y en otro momento. Ha dicho también que lo hará después de que termine el juicio. Es totalmente torturante que le digan a uno esto sobre la causa por la que está luchando y perdiendo la vida en el camino durante 35 años”, afirmó Chicha en aquel momento. Para la militante, el destrato es total: “Es un ‘bueno, cuando se me dé la gana voy a hablar y donde yo quiera’. Fue un desagradable momento sólo pensar que tengo que convivir con esto de si va a hablar, qué se guardó, por qué no habló antes. Además, de un animal salvaje como este hombre uno puede esperar cualquier martillazo en la cabeza”, lamentó.“No sé si es sincero lo que dice. Puede ser cualquier cosa que signifique una maldad al estilo de este hombre o yo quiero creer que pudiera llegar a ser que milagrosamente este caballero que anda con la cruz en el cuello haya decidido decir la verdad de la mejor manera. Pero así como lo está proponiendo allá a lo largo, que yo no sé si para entonces yo estoy viva, si él está vivo, si lo hará, si no lo hará. Es una tortura más”, aseveró. “Este hombre sometió, además de las torturas a los jóvenes que estaban en los centros clandestinos, también a todos los familiares a la misma tortura. Un puñal clavado en el corazón durante todo este tiempo que son años y ahora sale con esto. No me inspira confianza”, consideró.“Al día siguiente de sus dichos solicitamos al tribunal una autorización para que un compañero de la máxima confianza se acercara hasta Marcos Paz y hablara con él. Se hicieron todos los trámites, en el juzgado se portaron muy bien, se levantaron actas, todo lo demás, y cuando llegó el momento de preguntarle a este hombre dijo que no quería hablar con nadie, así que ahí frenó toda tentativa de saber lo que quiere decir”, recordó Chicha.Sobre los motivos de la provocación, consideró: “Puede ser acrecentar mi tortura, que la conoce y sabe todo lo que ha hecho para que yo sufra o un apriete para alguien, una noticia que quiere hacer llegar a alguien o un susto, o para alguien que no sepa qué quiere decir o qué va a decir. Cualquier cosa puede ser. Ojalá este juicio me pueda aportar algún dato. Tengo la esperanza de que alguien al fin hable, por lo que sea. Porque le queda un resto de humanidad, por venganza contra algún otro, porque lo haya decidido iluminado por dios, siempre tengo la esperanza de que alguien hable”, planteó con firmeza. Hasta el día de hoy, Etchecolatz no dio un solo dato sobre Clara Anahí. El trabajo de la Asociación “Mi nombre es Graciela Dora Ledantes, soy miembro de la comisión directiva de la Asociación Anahí y soy la responsable de la muestra de la búsqueda de Clara Anahí. Todos me conocen por Gachi.La muestra surge a partir de una idea de unos compañeros que integraban el Instituto Espacio para la Memoria colaborando con Chicha, buscando de qué forma se podía intensificar la búsqueda para lograr el encuentro con la nena. La nena ya es grande. Chicha tenía muchas cosas reunidas durante años sobre la búsqueda, y cosas que le iba comprando a Clara Anahí. Muñecas de cada viaje que hacía por el mundo. La ocurrencia fue que con todo eso, con las fotos que ella tenía de la búsqueda nacional e internacional, las fotos familiares, se podía hacer otra herramienta de búsqueda itinerante. Así creamos la muestra”, contó la activista por los derechos humanos. “La primera se realizó en 2008 en el Pasaje Dardo Rocha y a partir de ahí distintos espacios de derechos humanos y otros institucionales como municipios, universidades, museos, nos llamaban para que la lleváramos. Tuvo mucha repercusión porque era algo novedoso que no se había hecho con este tema de la apropiación de niños y descubrimos que en cada ciudad a donde vamos, chiquita o grande, muy importante en el mapa u otra que está medio perdida, siempre hay alguien que está sospechando sobre su identidad. Ya sea por la época de la dictadura o cualquier otra. Se animan entonces a traernos un dato, o ponernos una velita que nosotros llevamos para que lo hagan en forma anónima por si tienen temores”, aseguró Ledantes.“Para nosotros, eso es muy importante porque a veces esas personas no tienen acceso a Capital o al Banco Nacional de Datos Genéticos o no saben cómo moverse o tienen muchas reservas para hacerlo. La muestra cumple esa función: la búsqueda de Clara Anahí, la concientización de lo que significa el derecho a la identidad y sembrar en los niños, en los chicos de las escuelas a los que invitamos siempre muy especialmente, la desnaturalización de cualquier tipo de apropiación. No es sólo de la dictadura, ha existido antes, desde la colonia, ocurre todavía ahora en democracia y fuera de ella. La ley no alcanza, culturalmente tenemos que lograr que no sigan sucediendo las apropiaciones de niños”, consideró. Además, Ledantes derribó el mito más frecuente: “Se

La Red Nacional de Medios Alternativos realizó una transmisión especial en el marco de la presentación en Plaza de Mayo del informe de la situación represiva y actualización del Archivo de Casos que todos los años elabora la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi). El principal dato que deja este 2016 es que una persona fue asesinada cada 25 horas, un verdadero record en tiempos de democracia. (Por RNMA)Según los datos del informe elaborado por Correpi en 2016, desde 1983 hasta hace dos semanas, 4960 personas fueron asesinadas por fuerzas represivas del Estado. 259 hechos ocurrieron desde 10 de diciembre de 2015, de los cuales 18 sucedieron tan solo entre el 10 y el 31 de diciembre pasado.Hasta 2003, se registraba una muerte cada 30 horas; en los 12 años siguientes el promedio sumó una muerte cada 28 horas, y desde el 10 de diciembre se contabiliza una muerte cada 25 horas, un verdadero record desde el retorno de la democracia que el gobierno de Cambiemos batió en menos de 11 meses de gobierno.“La gestión de Cambiemos de (Mauricio) Macri, radicales y (Elisa) Carrió ya tiene el 5% de los casos que registramos desde el año 1983 a la fecha”, señaló en este sentido Ismael Jalil, referente de Correpi, en el inicio de la transmisión especial de la Red Nacional de Medios Alternativos.Con Jalil repasamos los principales datos del informe. “De las 259 muertes de este año, el 47% fue por gatillo fácil, 39% ocurrieron en lugares de detención en manos del Estado; esto implica que en el año 2016 hemos tenido una mayor intensidad en el despliegue del aparato represivo del Estado en manos de estos señores, a punto tal que cuando nosotros comenzamos a hacer esta tarea recopilando los casos del año 1983 a 1996 habíamos registrado un muerte cada 30 horas, entre el 2003 y el 2015 registramos un muerto cada 27 horas y en este año 2016 con menos de un año de gestión efectiva ya registramos un muerto cada 25 horas. Por eso decimos que la mayor intensidad del despliegue represivo se ha dado en este último año”.“Hay que tener en cuenta además que hay muchos casos de este año que van a aparecer recién en el próximo informe, como ocurrió el año pasado que dejamos de computar casi 50 casos que aparecieron en lo que va de este año. Esto es porque nuestra forma de trabajar no cuenta con ningún apoyo de ningún organismo de ninguna índole, es un trabajo que hacemos con los familiares, en función de las denuncias pero también es un trabajo de seguimiento de los casos que van apareciendo y que muchas veces cuando nosotros los rastreamos se presentan como que no eran gatillo fácil y después descubrimos que no hubo enfrentamiento (con la policía), que no hubo tiroteo y por lo tanto la muerte de los chicos se produjo de un modo completamente alevoso como significa el fusilamiento, entonces a veces demoramos en incorporarlo como caso de gatillo”, explicó Jalil.Además, el integrante de Correpi aclaró que todos estos números no pueden leerse aislados de la realidad: “todos hablamos de la crisis tremenda a la que está sometido nuestro pueblo en el último año, pero además hay que sumarle el otro despliegue represivo que significó desde el Ministerio de (Seguridad de) la Bullrich (Patricia) la emergencia en seguridad que permite la variación para arriba del presupuesto destinado para esa área a punto tal que se prevé para el año próximo un aumento del 71% para el área de ‘seguridad’, que es la seguridad de ellos, no la nuestra obviamente, que tiene además la posibilidad de convocar a personal retirado aún aquellos que han sido denunciados, es decir una serie de factores que se le suman por ejemplo al tema de la militarización de los barrios con la impresionante suma de milicos de todas fuerzas que ya están caminando las barriadas nuestras con hechos que se van sucediendo a diario. Este es el concepto de seguridad que se maneja, en un contexto donde además han metido la persecución política como un delito, porque terminan hablando de organización delictiva y organización social comparándolas en los mismos decretos casi con una intencionalidad que sería la policía, el juez o el fiscal quien determina qué es o no un reclamo social, la fina y delgada línea que pasa de un reclamo genuino a ser un delito para ellos. A esto hay que sumarle el protocolo antipiquetes que por suerte no salió por la fuerte oposición que nosotros fuimos generando. Una serie de cuestiones en la que si vas enmarcando toda la situación, la vas contextualizando nos damos cuenta que esta profundización, esta intensidad que cobró el diseño represivo del gobierno Cambiemos es muy claro”. Desmenuzando los números Según el informe de Correpi, el 51%  de las personas asesinadas por las fuerzas de seguridad en 2016 era menor a 25 años: “eso se repite como en otros años, pero otro dato sumamente interesante, de mucha actualidad y que revela además cuál es la característica de la vocación del Estado por reprimir es algo que quedó completamente afuera y que ahora por suerte empieza a cobrar una sensible publicidad que es el tema de los femicidios, de los 481 femicidios que hubo en el país 291 tuvieron que ver con los uniformes, es decir miembros de las distintas fuerzas de seguridad. Es la primera causal de muerte de mujeres en mano del Estado. Sin contar en ese número los 25 femicidios vinculados que son aquellos en los que la mujer no es la víctima, que muere porque la idea es dañar a la mujer, es el caso típico de los que matan a los hijos para dañar a la madre. Esto da una idea de cuál es el nivel de la utilización del arma reglamentaria, esto da una idea de la gravedad que implica tener las fuerzas de seguridad que tenemos”, expresó Jalil.En cuanto a la distribución de casos por provincia, los datos se

Radio Zona Libre y La Retaguardia transmitieron en vivo el jueves 24 de noviembre la presentación del nuevo número de la revista de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) en homenaje a Enrique Cachito Fukman. Fue en la Asociación de Empleados de Farmacia con la presencia de Nora Cortiñas, Elia Espen y Mirta Baravalle, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga. Por la AEDD hablaron Osvaldo Barros y Nilda Eloy. (Por La Retaguardia) Para Familiares y Amigos de Luciano Arruga, Cachito Fukman fue un referente, por eso decidieron el pasado 24 de noviembre levantar su programa Desde Afuera, que se emite todos los jueves a las 19, y realizar una transmisión especial junto a La Retaguardia de la presentación del último número de la revista de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos a la que Cachito pertenecía.Osvaldo Barros, integrante de AEDD, fue el primero en tomar la palabra en el acto que no fue solo una presentación de una revista sino – sobre todo – un homenaje a Enrique Cachito Fukman.Tras agradecer a la Asociación de Empleados de Farmacia por el espacio para desarrollar el acto, Barros se refirió al contenido de la nueva edición de la revista: “lo que quisimos hacer en realidad fue presentar un poco la visión de la Asociación respecto al momento que estamos viviendo, y respecto a los 40 años que se cumplieron del 24 de marzo de 1976. Esta revista tiene temas que no pudimos poner, que nos quedan en el debe de la revista, una nota más extensa sobre la violencia contra la mujer, una nota internacional que iba a ser sobre lo que está pasando en México y en particular con los compañeros desaparecidos de Ayotzinapa, una nota sobre la megaminería y todo lo que está ocurriendo alrededor de este tema, pero la ausencia de Cachito nos llevó a ocupar más lugar alrededor de su desaparición física”.En cuanto al editorial de la revista, Barros especificó:  “quisimos poner lo que pensamos nosotros, una reivindicación de nuestra generación, de la lucha, de los ideales revolucionarios, porque empezamos diciendo quiénes éramos en aquel momento, militantes revolucionarios, idealistas, en los distintos lugares, en los sindicatos, en las aulas, en las facultades, en los talleres, todos luchando por un mundo distinto, por la revolución que por supuesto la entendíamos de distintas formas, con distintas acepciones, pero todos seguros que queríamos un mundo distinto, un mundo mejor, sin explotación, sin explotadores, y sin explotados. También reforzamos en la editorial la idea de la independencia de los organismos de derechos humanos, la necesidad de esta independencia, frente al Estado y frente a los partidos políticos, que no es algo nuevo que estamos diciendo, hace 10 años lo planteamos en uno de los primeros números de nuestra revista. También nos referimos a la necesidad de que los juicios no se den en forma fragmentada, por pocos casos y pocos represores; lo venimos diciendo desde que se anularon las leyes de obediencia debida y punto final, y son cosas que siguen sucediendo. Si miramos el cuadro de los juicios que en este momento se están desarrollando en distintos lugares del país, muchos de ellos son por pocos casos y pocos represores, lo que no ayuda en absoluto a la comprensión cabal de lo que ocurrió durante la dictadura militar, el genocidio, el intento de desarticulación de las organizaciones populares, sociales, sindicales combativas, para implantar un modelo distinto, de explotación que aún hoy sufrimos sus consecuencias. En este editorial seguimos diciendo que seguimos reivindicando la lucha de nuestros compañeros que fue la nuestra y que esos ideales y esas luchas las seguimos manteniendo y las seguimos desarrollando, vamos a seguir llevando adelante esta lucha por los juicios, por combatir la violación a los derechos humanos en el presente, que sostenemos desde siempre, que para eso seguimos sosteniendo el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, que entendemos que sigue siendo una necesidad importante en el campo popular para llevar adelante las luchas de ayer y las de hoy”.Barros repasó otros temas incluidos en este número de la revista, como la situación actual de los sitios de la memoria: “hay un artículo sobre el tema que intenta ser una reflexión acerca de lo que está pasando con los distintos sitios que existen en nuestro país,  la desnaturalización diría yo de lo que está ocurriendo en casi todos los ex centros clandestinos de detención y exterminio. Hemos puesto como emblema el tema de la ESMA porque es una cuestión emblemática por su dimensión, por su tamaño, por todo lo que está pasando ahí, lo que ocurrió allí no fueron solamente los asados, los carnavales, las murgas, los recitales, en todos estos eventos no se habló nunca de lo que era ese lugar, qué era la ESMA. Entendemos que estos lugares tienen que ser independientes de los partidos políticos y no pueden desarrollarse ahí actos políticos partidarios como ha ocurrido en la ESMA, como ocurre en el Ex Olimpo y en otros centros clandestinos de detención. Entendemos también que estos centros no pueden ser, como se está intentando ya desde hace dos años, centros culturales que van desarrollando actividades que se van separando de la composición de lugar de lo que era cada uno de esos sitios, ni hablar que en algunos están funcionando trabajadores en el mismo lugar físico donde estaban nuestros compañeros detenidos desaparecidos, en el mismo lugar donde se torturaba a los compañeros tienen sus oficinas algunos de esos trabajadores en distintos centros de detención”.Barros expresó que para la Asociación estos hechos terminan llevando al olvido: “de la misma forma que va a llevar al olvido lo que está pasando con los juicios a los represores –retomó–, porque no es que de la noche a la mañana este gobierno macrista da la absolución a los represores, los declara inocentes, eso no está pasando, los juicios se están desarrollando pero lo que pasa es que se están vaciando, porque no existe en ningún caso el soporte de

En el marco de la convocatoria que realiza todos los años la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) para presentar su informe anual sobre la situación represiva, María del Carmen Verdú dialogó con Alfredo Grande e Irene Antinori del programa Sueños Posibles por Radio La Retaguardia. Además de la invitación para hoy a partir de las 15:30 en Plaza de Mayo, la militante Antirrepresiva ofreció un análisis sobre los efectos del cambio de gestión, las políticas de Seguridad y la noticia de la condena firme a los condenados por el asesinato de Mariano Ferreyra, entre otros temas. Además, La Retaguardia acompañó, a través de Paulo Giacobbe, la cobertura de la presentación regional del archivo de CORREPI en La Plata y dialogó con Anita, una integrante de la agrupación. Hoy podrás seguir la presentación del informe a través de una transmisión especial de la RNMA, de la que formaremos parte, desde las 17. (Por La Retaguardia) Foto: presentación del archivo 2015 (foto: RNMA) “El viernes 2 de diciembre en Plaza de Mayo a las 15:30 vamos a dar inicio a un montón de actividades, intervenciones artísticas, feria antirrepresiva con remeras, pins, con las agendas represivas 2017. A las 17:30 puntual, puntualísimo, empieza el acto. Ya terminamos de cerrar los datos de todos los casos que hemos podido recabar a lo largo y ancho del país de todas las personas asesinadas por el aparato represivo estatal en el curso de los últimos 12 meses”, explicó Verdú. “El año pasado, el 26 de noviembre, acababa de ganar Macri el balotaje y decíamos, apenas cuatro días después, que este iba a ser un año marcado por el ajuste y la represión. No nos equivocamos. En lo que hace específicamente a situaciones de personas que han perdido en la vida en fusilamientos por gatillo fácil, muertes en comisarías, en cárceles, en otros lugares de detención, desapariciones, femicidios cometidos por integrantes de las Fuerzas de Seguridad. Estamos llegando al número de casos registrados de 5000. 4956 de los cuales casi 300 fueron ocurridos durante estos últimos doce meses”, adelantó sobre el informe que se presentará el viernes 2.Sobre la confección del archivo de casos, Verdú explicó: “Siempre hacemos una aclaración muy importante porque, normalmente, cuando llegamos a Plaza de Mayo a fines de noviembre o principios de diciembre, del año en curso no solemos tener más de 180 casos registrados porque tardamos largo tiempo en obtener la información porque, como no son noticias que salgan en los diarios, en necesario que a veces las familias anden y anden durante meses hasta que logran un vínculo, un contacto en una organización y entonces nuestros compañeros registran el caso y nos lo acercan”, informó la abogada de CORREPI. “El año pasado, por ejemplo, no llegábamos a los 180 casos en 2015 y hoy son 280 los que tenemos registrados de ese período. Por lo tanto, sabemos que esos de 2016 que por ahora se acercan a los 150 probablemente sea uno por día”, consideró. La transmisión en vivo “Es muy importante que la Red Nacional de Medios Alternativos haga la transmisión en directo porque permite que tenga la repercusión nacional a través de todos los compañeros y compañeras que lo pueden escuchar en vivo y, además, porque nos queda el registro grabado para poder difundirlo en la semana siguiente. Este año, como en los anteriores, van a estar arriba del escenario protagonizando las distintas etapas, las distintas instancias en las que se divide el informe de la situación represiva aquellos trabajadores, compañeros y compañeras que son los que le han puesto el pecho a la represión a lo largo del año en distintos lugares del país. Docentes, estatales, familiares de víctimas de gatillo fácil, esos mensajes deben tener mayor trascendencia a partir de esa transmisión”, aseguró. “Igual -expresó los que están en Capital no sean vagos y vengan a la Plaza”.Sobre las declaraciones que hizo la ministra de Seguridad por el operativo policial ante el secuestro del taxista que terminó muerto, Verdú expresó: “Pienso que pobre el hombre que terminó fusilado por sus captores y que es una víctima más del aparato represivo estatal. No hay dudas de que si la policía no hubiera intervenido, por lo menos tendría la chance de la sobrevida. Así como ocurrieron las cosas terminó finalmente muerto y no dudamos en responsabilizar al Estado por ese asesinato más allá de la mano ejecutora de los sicarios que lo fusilaron”, denunció. “Lo notable es que de manera inmediata la Ministra salió a bancar a sus policías, a defenderlos, a volver a decir lo mismo que hace unos meses atrás cuando discutíamos lo del médico que tenía una 9mm escondida en el cantero y reventó a tiros por la espalda al tipo que le quiso robar el auto: ‘Hay que distinguir quién es la víctima y quién el victimario’. Nosotros distinguimos: la víctima suele ser el muerto en los hechos de homicidio y el victimario es el que ocasiona las circunstancias por las cuales se produce esa muerte”, planteó. Para Verdú, “esa defensa cerrada y corporativa que hace cada vez que se genera una situación de las tan repetidas y reiteradas de criminalidad común por parte de las Fuerzas de Seguridad simplemente muestra quién administra y dirige la política represiva en Argentina”. El crimen como regla adentro de las Fuerzas “Hablando de criminalidad policial, un dato que nos llegó hoy de rebote pero es interesante: el jueves pasado, la Corte Suprema de la Nación se hizo un ratito entre tanta cosa importante que tiene que resolver y confirmó las condenas a todos los involucrados en el juicio que terminó en 2013 por el asesinato de Mariano Ferreyra. Son Pedraza, su patota y varios policías. Entre esos policías hay dos comisarios, Mansilla y Ferreyra, que fueron los que acompañaron y ampararon a la patota y dieron información trucha a sus superiores desde el propio terraplén donde se realizó el ataque criminal”, recordó. “Fueron condenados a diez años y ocho meses de prisión, fueron detenidos

El veredicto en el juicio de la víctima de trata de personas en Tierra del Fuego fue controvertida pero, sin dudas, histórica. Pedro Montoya, dueño del prostíbulo El Sheik, fue condenado a 7 años de prisión, mientras que Claudia Quiroga y Lucy Alberca Campos, su pareja y la administradora del local, fueron condenadas a 3 años. Además, la municipalidad de Tierra del Fuego y los condenados fueron obligados a pagar a modo de reparación económica 750 mil pesos. Este último dictamen implica que se consideró al Estado proxeneta como a los mafiosos. Radio La Retaguardia realizó un programa especial para acompañar la lectura del fallo; por la noche, Alika dialogó con María Eugenia Otero y Fernando Tebele. (Por La Retaguardia) “Estoy desinflada. Me sacaron el aire y la presión que tenía adentro. Fue muy emocionante. me hubiese gustado estar más alegre en el momento en que escuchaba el fallo. La culpa del sobreviviente que todavía me sigue sirviendo. Esto es un gajo, no es el fallo que nosotros queremos. Después llegó el decomiso de todos los bienes de los imputados, casa, local, vehículo. Yo seguía pensando en los 7 años para Montoya y los 3 años de prisión para los otros dos. En el caso de Lucy Alberca Campos, ella está presa, detenida porque la volvieron a agarrar incurriendo en el delito de trata con la alevosía de que la agarraron con dos kilos de cocaína, por eso se le sumó el delito de narcotráfico”, explicó Alika. Sobre el veredicto de ayer expresó: “Me parece poco. Me parece poco también el dinero, a pesar de que yo dije que no era esa mi meta. Sí me parece muy interesante que a partir de ahora empecemos a considerar al Estado como un Estado proxeneta y cómplice, sea cual fuere la pata de la que estamos hablando, nacional, provincial o municipal como este caso. Tenemos mucho trabajo por delante, tenemos que seguir focalizándonos en muchas otras cosas. Hace un ratito me llamaron del Senado de la Nación y me pidieron que recuerde que tenemos un proyecto de ley para las mujeres que han sido víctimas de trata con sentencia firme, está aprobado por unanimidad en el Senado y está en la comisión de presupuesto cajoneado”, recordó. Sobre el proyecto, amplió: “Se trata de una pensión no contributiva. Yo hoy tengo mi trabajo en una universidad y quizás el día de mañana pueda seguir avanzando pero pienso en mi compañera que declaró y en otras mujeres. Todas aquellas víctimas que quedaron a la buena de dios. No hay nada, ¿cómo sigue la vida de una víctima? ¿Qué hay? ¿De qué manera se las repara?”, interrogó El después “En mi caso, cierro un ciclo de mi vida. A partir de ahora voy a continuar mi crecimiento personal, voy a asegurar la educación de mis hijas e hijos que son seis, voy a asegurarme una reparación en lo emocional junto a mi familia y, por supuesto, no pienso dejar las calles. No pienso dejar mi militancia, me voy a tomar un pequeño descanso de dos o tres meses. Capaz que no, capaz que mañana me levanto y me siento muy bien y sigo. Mi pareja me pidió que descanse un poco, que esté un poco con mi familia”, contó. Sin embargo, Alika aseguró: “No me olvido que hay tres imputados más en la causa y todavía estoy esperando que la Cámara de Casación levante sus sobreseimientos. Mi demanda todavía sigue, esto no termina acá. También pienso en la reparación de otras víctimas, en la penalización de cliente prostituyente, en el modelo sueco, en las reformas que requiere la ley de trata, en el proyecto de cupo laboral trans y para víctimas de trata, en las posibilidades que tengan las mujeres de obtener una vivienda de parte del Estado”.En relación a este punto, a Alika le sobran las propuestas: “Si pudiera tomar decisiones con respecto a la política pública en materia de trata, seguramente la primera sería el acceso al trabajo para las víctimas de trata junto a un acompañamiento psicológico y terapéutico. Que todas tengan un trabajo real, verdadero, digno. Después, el acceso a la vivienda, podemos continuar con un montón de cosas. Hay que dejar de pensar que ser puta es un destino, es lo único. Muchas de mis compañeras piensan eso. Formación profesional también es fundamental”. Cómo desandar el paradigma prostituyente “A quienes piensan que a las mujeres puede gustarles la prostitución, les diría que en algún momento los vamos a perseguir, que lo único que sostienen con el sistema prostituyente es el privilegio machista de poseer el cuerpo de las mujeres. Dentro de la prostitución no se habla de la violencia, ni de los daños psicológicos de las víctimas, cosas que yo he dicho en el Cuerpo Médico Forense. Tengo un 70 % de incapacidad emocional, me cuesta sostener los abrazos. Cuando me abrazan mis compañeras me duele, que me toquen, el sexo, hacer el amor con mi pareja. Entonces hay que pensar, cada vez que consumimos el cuerpo de una mujer, cuáles son los daños que provocamos ¿Qué estamos sosteniendo?”, planteó sobre las secuelas del horror.Además, Alika recordó cuando fue rescatada: “Yo pensaba que estaba eligiendo o que esa era la única opción que tenía, no me quedaba otra y trataba de no pensar para no hacerme daño. Ahora, cuando vos razonás lo que está sucediendo en tu cuerpo descubrís un daño tremendo. Tenemos que empezar a cuestionar a los varones, además tienen que empezar a autocuestionarse en cuanto a sus privilegios como hombres y al daño que nos producen”, consideró. “No hace mucho se hablaba sobre esta cuestión de algunos que diferencian la piña del cachetazo con la mano abierta y yo me pregunto qué diferencia hay entre consumir el cuerpo de una mujer y una violación ¿Que la mujer a la que estás violando te mete una patada y la puta cede? Tenemos que cuestionarnos qué es lo que estamos haciendo como sociedad, y qué estamos haciendo las mujeres”,

Se convirtió en ley la reivindicación que venían sosteniendo los ex combatientes de Malvinas que permite complementar la pensión que reciben y contemplar los casos de aquellos que no han quedado en condiciones de trabajar. La ley establece, entre otros puntos, que la suma que reciban no sea inferior a dos jubilaciones mínimas. Falta, sin embargo, la promulgación del poder ejecutivo, por lo que aún no se superó el filtro del posible veto. Gustavo Pirich, integrante de la Asociación de Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos, dialogó con Luis Angió y Rosaura Barletta en el programa Otras Voces, Otras Propuestas de Radio La Retaguardia sobre los pormenores de la ley y el recorrido previo a conseguirla. (Por La Retaguardia) “ Después de muchos años, ocho años de pelea en la calle, en distintos estamentos estatales —no tanto si lo llevamos al plano legislativo—. Creo que es bastante bueno el tiempo. Si bien ha causado mucha angustia en los compañeros, comparándolo con otras leyes, incluso con leyes resarcitorias de sectores que se tuvieron que ir del país, estuvimos bastante bien en los tiempos, instalamos bien la necesidad de la ley”, destacó Pirich.Sobre los pormenores de la ley, el activista explicó: “Es una jubilación proporcional a los años vivimos. Porque hay estudios muy serios que hablan de que quienes participan de una guerra viven entre diez y doce años menos. Son doce años antes de la edad jubilatoria (65 para los hombres en la Argentina). Es una ley que establece 53 años de edad y diez años de aporte”, informó acerca de los requisitos para acceder al beneficio.“No sabemos si el ejemplo fue tomado de algún otro país, pero ya en Argentina, donde hay algunos regímenes especiales que contemplan menor edad y menos aportes; en general, menor edad. Y tenemos el plus de que logramos meter dos años por la colimba. Restarían ochos años, que también pueden ser conseguidos por moratoria. Pero con otro plus: que nadie cobre menos de dos jubilaciones mínimas”, aclaró.Además, Pirich explicó que las legislaciones provinciales en algunos casos ya jubilaron a ex combatientes, “pero hay muchos que trabajan en estamentos nacionales y no fueron alcanzados. Este régimen viene unificar a esos cuatro mil compañeros. Es incompatible con cualquier otra jubilación. Podés optar por la mejor. Es bastante bueno. No es el inicial con el que empezamos a pelear, que era mucho más completo y abarcaba otras cuestiones en cuanto al cálculo. Se fue modificando en el camino. Esta se calcula como se calcula todo el sistema de jubilaciones argentinas”. Pirich también explicó que esta jubilación es compatible con la pensión honorífica que tienen los ex combatientes.“Lo que más nos satisface de esta ley —que todavía tiene que ser promulgada, publicada en el Boletín Oficial, reglamentada— es que va a lograr jubilar a un montón de compañero que o no tuvieron trabajo nunca, por distintas circunstancias, o lo tuvieron; por ejemplo, en el campo se da mucho la elevación de aportes, trabajaron y no les aportaron. Quizá no beneficie tanto a los que más sueldo ganan, porque incluso hasta ahora deja afuera un plus que cobran algunos compañeros que trabajan en la administración pública nacional. Pero como es optativa, va a hacer que se jubilen los que están muy mal”, destacó. La votación “Tuvo el apoyo de todos los bloques. Si bien es un proyecto presentado por Guillermo Carmona Araceli Ferreyra, Pablo Kosiner, fue acompañado por todos. Con sus más y sus menos, algunos planteaban algún tipo de modificación. Por ejemplo, Patricia Bullrich, siendo diputada, planteaba la modificación que incluyera a los militares. Peligraba bastante, porque si era así, tenía que volver atrás. En el Senado también se habló de que la iban a modificar. Pero finalmente logramos que entendieran que esta ley tenía que salir así y que después la modifiquen para lo que quieran. Pero nosotros queríamos sacarla así para que los compañeros pudieran empezar a usar el beneficio”, planteó. Los combatientes no identificados enterrados en Malvinas  “Apoyamos fervientemente la identificación de los 123 compañeros que hasta hoy son “solo conocido por Dios”. Trabajamos junto al Cecim, querellante en este tema. Se presentó un amparo hace varios años y el juez Ercolini dio el okey diciendo que los familiares debían identificar dónde estaba cada uno de los cuerpos y que la sociedad argentina también tenía derecho a conocer la verdad. Después empezó el proceso a través de la Cruz Roja”, contó Pirich. Para el activista: “Esta es una cuestión absolutamente humanitaria. Se ha hecho en todos los países donde hubo guerras o conflictos internos, incluso en esos lugares a participado el Equipo de Antropología Forense Argentino, que tiene un gran nivel y, lamentablemente, una gran práctica. Los kelpers están intentando tener participación en el tema. No tienen nada que ver, incluso, en este acuerdo que han firmado Foradori y la diplomática británica. Pero por supuesto que tanto la Cruz Roja como la Argentina están reafirmando su voluntad de que esto siga siendo por cuerda separada, un tema solamente humanitario y no se mezcle con los otros puntos. Los kelpers están siendo la fuerza de ocupación de Gran Bretaña, no los reconocemos”.En este sentido, Pirich se refirió a las muestras sanguíneas para la identificación: “Más de 80 personas ya la entregaron. Hubo una gran discusión y algunos que participan de la asociación de familiares oficial se negaron, porque desde algunos sectores se los fogoneaba diciéndoles que los cuerpos iban a ser repatriados, que iba a ser muy desprolija. Se los fogoneó para que no aceptaran, pero ahora se está haciendo un nuevo intento para ver si quieren que se tomen las muestras. Una vez que se haga el trabajo, no se va a volver a repetir a los seis meses, entonces, es muy importante que comprendan que van a estar a tiempo solo hasta que empiecen las tareas”, explicó Pirich. “Se les está planteando que aunque ahora no quieran hacerlo, que se les tomen las muestras, porque es gente muy grande, mayor, muchos ya fallecieron. Cuando