De testigo a procesado, la historia del ex comisario Roberto Álvarez

El ex jefe de la Departamental de San Martín, Roberto Álvarez, fue procesado luego de haber sido reconocido por una sobreviviente como uno de los secuestradores que la trasladó del centro clandestino de Campo de Mayo a una comisaría de la Policía Federal. Aixa Bona lo identificó en plena transmisión televisiva de la audiencia en la que el ex comisario declaró como testigo en el juicio oral que investiga la represión a la Contraofensiva Montonera. La jueza Alicia Vence dictó el procesamiento por considerarlo partícipe necesario del delito de privación ilegal de la libertad e imposición de tormentos. (Por El Diario del Juicio*)  ✍️ Texto 👉 Martina Noailles/Paulo Giacobbe/Fernando Tebele/  📷 Fotos 👉  Gustavo Molfino 💻 Video  👉 Natalia Bernades/La Retaguardia 🎤 Entrevista a Bona 👉 Fernando Tebele/La Retaguardia                                             Roberto Álvarez, de 84 años, declaró de manera virtual ante el Tribunal Oral Federal N° 4 de San Martín el 6 de agosto pasado en la audiencia 44 de este juicio. Lo hizo como testigo, por lo que juró decir la verdad. Cuando el presidente del Tribunal le hizo la pregunta de rigor sobre si tenía algún interés en esta causa, el ex comisario respondió:  “Ignoro de qué se trata la causa, así que mal puedo hablar del interés”. Al poco rato, después de que el abogado de Bona, Rafael Flores, anunció el reconocimiento, la comparecencia fue suspendida para resguardar su derecho a la defensa. Diez días después, la jueza Vence ordenó su detención, su testimonio cambió a indagatoria y Álvarez pasó de testigo a imputado. Ahora la jueza definió procesarlo y que continúe detenido en su domicilio. “Cuando lo vi inmediatamente lo reconocí. No solo lo reconocí físicamente, sino la voz… No tengo ninguna duda, en esa situación uno no se olvida de la cara, pero además está igual, un poco más canoso”, dijo la sobreviviente en el programa de Oral y Público de radio La Retaguardia. Además contó que Álvarez la trasladó desde el Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio a una comisaría de la Policía Federal de San Martín. En ese lugar, Aixa dijo que estuvo una semana sin comer, atada a una cama, hasta que fue llevada al Penal de Devoto. Este testimonio periodístico fue tomado en cuenta por la jueza Vence al decidir el procesamiento de Álvarez. Audio de la entrevista de Aixa Bona con Radio La Retaguardia tomada en cuenta por la jueza Vence para procesar a Álvarez En la audiencia, el ex policía e  integrante del aparato de inteligencia de la Federal había dicho bajo juramento no recordar dónde quedaba exactamente la delegación donde prestó servicios en San Martín en los años 1979 y 1980. Esa afirmación fue parte de una serie de olvidos e inventos. Cuando la fiscal Gabriela Sosti le preguntó si en la delegación había personas detenidas provenientes de Campo de Mayo, se dio el siguiente diálogo:  —No… no, no.. yo provenientes de Campo de Mayo, no. Por lo menos enviados por Campo de Mayo, no. En una oportunidad creo recordar que se encontró una persona que decía que había estado en Campo de Mayo. Era una persona femenina. No recuerdo el nombre, no recuerdo nada de eso, pero se encontró. La encontré yo. Estaba circulando con el coche oficial, no individualizado, no identificable, y encontré en la calle a una persona. En la calle, en la ruta, no recuerdo, no preciso bien, son muchos años.  —Yo lo entiendo, pero a ver si lo entiendo… —No enviada, no mandada, no ordenada, no, no. La encontré, la encontré. —Caminando por la ruta – completó Sosti.  —Eso es. La encontré, aparentemente con signos de extravío, y demás. Entonces pregunté, como policía, aunque no era local mi función. Entonces la llevé a la delegación. —¿Y por qué lo vincula con Campo de Mayo? – preguntó la fiscal.  —Porque ella me dijo que debía haber estado en alguna dependencia, yo no sabía nada – se preocupó en aclarar su ignorancia Álvarez.  Días después, la fiscal y la querella solicitaron al Tribunal la “extracción de testimonios respecto de lo declarado por el testigo en atención a la posible comisión de un delito de acción pública”. El 11 de agosto, los jueces Esteban Rodríguez Eggers, Matías Mancini y María Claudia Morgese Martín, por unanimidad, aceptaron la solicitud y remitieron a la jueza federal Alicia Vence la grabación del testimonio de Álvarez como así también de la audiencia del 31 de octubre de 2019 en la que Aixa Bona declaró sobre su secuestro.  La jueza, quien tiene a cargo la instrucción de la Megacausa que investiga los delitos de lesa humanidad cometidos en el circuito represivo del Ejército en Campo de Mayo, indagó a Álvarez, ordenó su detención en su casa de Villa del Parque y ayer finalmente dictó su procesamiento. Según su resolución, lo consideró “en principio partícipe necesario penalmente responsable de la comisión del delito de privación ilegal de la libertad de Edith Aixa Bona, cometida por un funcionario público, e imposición de tormentos infligidos por un funcionario público, agravados dado que la víctima se trataba de una perseguida política”.  Además, la jueza federal N° 2 de San Martín convirtió la detención de Álvarez en prisión preventiva y le trabó un embargo sobre sus bienes de 650 mil pesos. El ex comisario llegará a juicio oral en lo que ya puede considerarse el juicio Contraofensiva II. *Este diario del juicio por la represión a quienes participaron de la Contraofensiva de Montoneros, es una herramienta de difusión llevada adelante por integrantes de La Retaguardia, medio alternativo, comunitario y popular, junto a comunicadores independientes. Tiene la finalidad de difundir esta instancia de justicia que tanto ha costado conseguir. Agradecemos todo tipo de difusión y reenvío, de modo totalmente libre, citando la fuente. Seguinos diariamente en https://juiciocontraofensiva.blogspot.com