Caso Arcoiris: “El progenitor le dijo a la niña que iba a matar a su mamá”

Si bien se conocía una denuncia de Delfina Zarranz, madre de Arcoiris, ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD), ahora se conoció el motivo. Según comentó la abogada Aldana Ros a La Retaguardia, la niña le dijo a su mamá que el progenitor le había dicho que iba a matar a Delfina. Entrevista: Fernando Tebele/Pedro Ramírez OteroRedacción: Gabriela Suárez LópezEdición: Pedro Ramírez Otero La Justicia riojana quiere revincular a la niña Arcoiris con la parte denunciada que vive en esa provincia. El 22 de febrero de 2023 hubo un allanamiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la casa en la que ambas, madre e hija, estaban protegidas por algunas amigas y compañeras.  Luego de ese allanamiento, muchísimas personas se acercaron y se formó una muralla humana que evitó que se llevaran a la niña.  En la vida cotidiana de un niño, niña o adolescente las consecuencias del abuso sexual  son devastadoras, su subjetividad y su configuración familiar resultan destruidas. En este caso puntual, el de la niña Arcoiris, el abuelo paterno fue quien abusó de la niña desde sus dos años. La Ley Nacional de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes fue sancionada en 2005 y otorga el marco legal para que se cumpla la Convención sobre los Derechos del Niño de jerarquía constitucional y ratificada en 1990. Esta Convención logró grandes avances en la protección de los derechos de las niñeces y adolescencias. En el caso de la niña Arcoiris, hablamos de un caso de abuso sexual gravemente ultrajante porque se reiteró en el tiempo, por lo cual se produjo un grave daño a su salud física y mental. Los abusos fueron perpetrados aprovechando la situación de conviviente, y porque el agresor es funcionario del Poder Judicial de La Rioja.  Acerca de los derechos de la niña que se ven profundamente vulnerados frente al accionar de la Justicia, Aldana Ros, abogada de la mamá de Arcoiris, Delfina Zarranz, explico: “Esto es una violación sistemática a los derechos humanos a una niña que hoy tiene siete años y que desde los dos está siendo constantemente revictimizada y violentada. No solo en forma reiterada por las presentaciones judiciales y demás que hace su progenitor, que hace también por parte de su abuelo paterno señalado como principal abusador por la niña. También atacadas, revictimizadas y violentadas ambas, Arcoiris y su mamá, Delfina Zarranz durante todos estos años. Y violentadas institucionalmente, puntualmente por el actuar ilegal e ilegítimo, fuera de todo lo que es la normativa en violación de todo lo que podemos decir de normativa en derechos humanos por parte del Poder Judicial de La Rioja”. Desde el 22 de febrero hasta hoy pasaron muchas cosas. Principalmente, el recordado allanamiento a la madre y a su hija y la muralla humana que evitó el avance policial y judicial sobre ellas. La abogada se refirió a ese allanamiento: “Fue ordenado por una jueza, la doctora Gisela  Flamini por parte de La Rioja, instrumentado a través de un juzgado de Rogatorias de la Justicia Criminal y Correccional a nivel nacional que actúa en Capital Federal. Fue una orden de allanamiento dictada y llevada a cabo con muchísimas irregularidades. Un proceso en el cual se presentó la Policía de la Ciudad, sin ningún tipo de autoridad ni defensor de menores. Ellas desde el mes de junio de 2022 y actualmente ratificadas por la Sala A de la Cámara de Apelaciones en lo Civil de Capital Federal cuentan con medidas de protección”. A partir de estas medidas, el progenitor no podía acercarse o tener contacto ni con Arcoiris ni con su madre Delfina. “Posteriormente a estas medidas, la jueza Ana Carla Menem, titular en la Cámara Cuarta Civil, Comercial y de Minas de La Rioja dicta una resolución en la cual ordena la restitución de manera forzada con su progenitor. Progenitor denunciado en junio de 2022, por hechos gravísimos de violencia, del tipo de una tentativa directa de femicidio hacia la mamá de Arcoiris”, agregó Ros. En este caso, como en otros similares, el Estado tiene su parte. La Justicia, con sus mecanismos y organismos asociados actúa sobre el pasado, presente y futuro de Arcoiris que espera que su voz sea escuchada. Porque cuando le fue posible, habló y contó lo que vivió. Ante estas denuncias, la Justicia de La Rioja parece dar rienda suelta al discurso sobre el falso Síndrome de Alienación Parental (SAP) y busca revincular a la niña con su progenitor, quien fuera denunciado por tentativa de femicidio contra Delfina, la mamá de Arcoiris. La abogada de la madre detalló: “La niña le expresó que su papá  le dijo que iba a matar a su mamá. La niña se lo cuenta mientras estaban en un viaje que era temporario en la Ciudad de Buenos Aires. Obviamente que Delfina utilizó los mecanismos procesales que corresponden. Entonces radica la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica  (OVD) que pertenece a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. A partir de ahí, empezó a intervenir el Juzgado en lo Civil N°106 de la Capital Federal, que es el que en junio 2022 dicta las medidas de protección a favor de Arcoiris y de su mamá y contra el progenitor”. Pero esas medidas fueron apeladas y se elevó a una instancia superior: “La Cámara de Apelación Nacional en lo Civil no solo ratificó el riesgo que hay contra la vida y contra la seguridad e integridad de ambas, sino que ratificó expresamente que las medidas de protección dictadas el 6 de junio de 2022 continúan plenamente vigentes y que en tanto estén vigentes y en tanto esté la situación de riesgo extremo sobre la integridad de esta niña, no puede haber ninguna orden judicial y ningún tipo de restitución ni revinculación al progenitor”, agregó. Ana Carla Menem a finales de 2022 dictó una resolución donde ordenaba directamente la restitución de la niña al progenitor que estaba ya denunciado. Acerca de esto Aldana Ros dijo: “Fueron medidas contrarias al … Sigue leyendo Caso Arcoiris: “El progenitor le dijo a la niña que iba a matar a su mamá”