Canción actual

Título

Artista


Género y Diversidad

Página: 4


En un contexto de ataque a la Educación Sexual Integral (ESI) por parte de la dupla Milei-Villarruel, el prestigioso Postítulo en ESI que se dicta en el Profesorado Joaquín V. González realizó una emotiva fiesta. Con actividades artísticas y mucho amor, circuló durante toda la jornada un contagioso espíritu de construcción y resistencia. Laura Velasco entregó un reconocimiento de la legislatura porteña por la tarea de formación de especialistas en ESI. ¡Por el placer en las aulas y la ESI en todos los territorios! fue el lema del cumpleaños. Fotos: Bárbara Barros / La RetaguardiaTransmisión en vivo: Pedro Ramírez Otero / Fernando Tebele Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Laura Velasco (@lauravelascook) Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Postítulo ESI -JVG (@postitulo.esi.jvg) Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Postítulo ESI -JVG (@postitulo.esi.jvg) Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Postítulo ESI -JVG (@postitulo.esi.jvg)

Lo dijo Diana Quiros en su declaración en el juicio Britos de La Rioja. La actual representante de la Asociación de Presos y Presas Políticas de La Rioja estuvo detenida en el Instituto de Rehabilitación Social (IRS), una cárcel que funcionó como centro clandestino de detención. El IRS estaba dirigido por Eduardo Britos, el único imputado en este juicio. Quiros habló de los abusos y torturas que recibió, y se refirió puntualmente a lo que sufrieron las mujeres durante la última dictadura.  Redacción: Julián BouvierEdición: Pedro Ramírez Otero / Valentina MaccaroneFoto: Transmisión de La Retaguardia En el juicio Britos están siendo juzgados los crímenes de lesa humanidad que ocurrieron en el Instituto de Rehabilitación Social (IRS), una cárcel que funcionó como centro clandestino de detención en La Rioja. El único imputado es Eduardo Britos, exoficial de Inteligencia de la Gendrarmería Nacional, quien dirigía el IRS. En la  audiencia 13 declaró, entre otras personas, Diana Quiros, quien fue militante política en los 70 y hoy es representante de la Asociación de Presos y Presas Políticas de La Rioja. Quiros fue detenida por civiles tras un allanamiento y la trasladaron a la delegación de la Policía Federal. Estuvo allí diez días. Luego, fue trasladada a la Correccional de Mujeres de San Vicente. Días después, la llevaron al IRS , donde estuvo una noche. El 22 de abril le tomaron declaración frente a un juez federal, quien resolvió otorgarle la libertad provisoria. Cuando se dirigieron a firmarla al establecimiento de la Policía de la Provincia, junto con otras personas que habían estado secuestradas con ella, al bajar las escalinatas fueron intervenidos por la Policía Federal con varios autos y sufrieron un nuevo secuestro. Esa noche, Diana sintió dolores. Estaba embarazada. Cerca del mediodía apareció el doctor Romero, de la policía y pidió que la llevaran al  Hospital Común Regional “Andino Presidente Plaza”. Pero, no la atendieron hasta que llegó una orden del juez. “A todo esto, yo estaba parada, esposada, toda ensangrentada, con hemorragias. Y cuando me ingresan al quirófano, me dice el doctor Carrizo de La Fuente que ya no se podía hacer nada, que había perdido al bebé, y que tenía que quedar internada”, relaó Quiros. Allí, estuvo diez días internada hasta que volvieron a trasladarla al IRS, donde se encontró con Lucila Maraga, entre otras compañeras. Luego de contar todo su recorrido por los diferentes lugares donde estuvo secuestrada, Quiros comenzó a exponer lo que podríamos ver como un manifiesto feminista sobre los tiempos de dictadura: “Este plan sistemático, orquestado, dirigido hacia toda una población, tenía una represión particular y especial hacia las mujeres. Recordemos, década del 70, donde la mujer se había empezado a involucrar en la política, en la militancia. Donde había empezado a salir de los cánones del patriarcado, de la mujer en la casa, de la crianza de los hijos. En un sistema patriarcal, eso no estaba bien visto. Y a las mujeres en especial había que doblegarlas, dominarlas, había que humillarlas. Una forma era a través de los delitos sexuales. No solamente pasó acá en La Rioja, pasó en todo el país, porque era parte de un plan”, dijo la sobreviviente del IRS. Quiros contó que los represores tenían visto bueno para cualquier tipo de tortura que significara sojuzgamiento. En 1975 fue juzgado y condenado el exjefe de Policía, José Félix Bernaus, por casos de abuso y tentativa de violación, entre otros. “En el 76 hubo compañeras que nos fueron contando que sufrieron ese tipo de abusos. Tenían un principal ensañamiento con nosotras. ¿Qué necesidad tenían de hacernos parar a la noche en camisones o con ropa de cama? Era para humillarnos, para hacernos sentir peor. Era un agregado para con nosotras. Los manoseos. Hubo momentos en los que los gendarmes se acercaban a las compañeras cuando iban al baño, les murmuraban, les hacían cosas. Nos llevaban al fondo y nos desnudaban y abusaban. En eso no estuvo exenta la cárcel de La Rioja, para nada. Poco a poco las mujeres se van animando a este tipo de denuncias, porque no es fácil sentarse en un tribunal y expresar cómo lo vivimos. Que nos violaron, abusaron de nosotras, se aprovecharon de nuestra calidad de mujeres. No nos perdonaron habernos apartado del cánon de mujeres y haber sido militantes políticas, discutirles de par a par. Y tenían el visto bueno de todo el aparato represivo. Por eso, es importante que todas las compañeras se animen a hacer este tipo de denuncias. No es que algún gendarme, policía o militar decidió por su cuenta violar a una detenida, no debe comprenderse de esa manera. Las violaciones fueron parte de un plan sistemático de represión y aniquilamiento de todos los opositores y los militantes políticos”, completó Quiros al terminar su declaración .

En los discursos de los medios de comunicación se estructuran distintas representaciones sobre hechos o actores sociales. ¿Cómo construyen la trata de personas en sus portales de noticias un medio de comunicación tradicional y cómo lo hace un medio alternativo? Hoy comienza la campaña nacional “Se trata de NO + TRATA”, una semana de lucha y visibilización contra la trata de personas. En este marco, analizamos una selección de noticias sobre la problemática en Argentina, producidas entre 2015 y 2020. Redacción: Valentina Maccarone*Edición: Pedro Ramírez OteroFoto: Archivo Valentina Maccarone / La Retaguardia La trata de personas con fines de explotación sexual es una problemática que afecta directamente los derechos humanos, como lo estableció el Estatuto de Roma, adoptado por la Corte Penal Internacional (CPI) en 1998. A partir de los medios, nos permeamos de distintas representaciones en torno a esta, porque, como productores sociales de discursos, los medios son organizaciones complejas que trabajan con la dimensión política y simbólica de acuerdo a sus objetivos (Marino y Espada, 2019). Ahora bien, el uso de los medios no es inocuo. ¿Qué función social tienen de acuerdo a esos objetivos? Por un lado, los medios tradicionales se caracterizan por ajustarse a los discursos oficiales impartidos por distintas instituciones del Estado (Piglia, 2000) y a una serie de recursos que tienden a producir un efecto de objetividad respecto de los hechos comunicados (Atorresi, 1997). En este caso, vamos a tomar a Página 12 por ser uno de los medios de mayor alcance a nivel nacional y, dentro de ellos, se propone a sí mismo como un posicionamiento divergente. Esto lo vemos en su eslogan,  La otra mirada. Por otra parte, los medios alternativos elaboran una agenda que privilegia el interés público por sobre intereses particulares, ante todo empresariales (Lamas, 2020). Así, ponen en evidencia temas y protagonistas que los medios tradicionales porteños deciden no mostrar. Dentro de este tipo de medios, vamos a tomar la Red Nacional de Medios Alternativos por ser uno de los de mayor trayectoria en el país desde su creación en el 2004, ser organizador del Encuentro Nacional de Medios Alternativos y estar compuesto por numerosas radios, medios gráficos, televisoras y equipos técnicos/formativos, distribuidos en distintas provincias. La mediatización de la trata de personas  ¿Qué nos dicen los medios sobre la trata de personas? ¿Qué estrategias lingüístico-discursivas usan para construir información sobre esta problemática?   Antes que nada, definamos la perspectiva desde donde lo vamos a analizar: la lingüística y, particularmente, el Análisis Crítico del Discurso. La lingüística es una ciencia que estudia el lenguaje y las diversas lenguas. Dentro de esta, se encuentra el Análisis Crítico del Discurso (ACD), que es una corriente que comenzó en Europa y, luego, se desarrolló una vertiente propiamente latinoamericana con postulados y teorías propias. El ACD estudia cómo los discursos construyen y sostienen (o no) relaciones de poder, es decir, estudia el lenguaje en uso en función de su anclaje social, cultural y contextual. Para eso, se sirve de distintas herramientas analíticas inductivas, porque se va desde los datos analíticos hacia la reflexión social y estudia casos particulares (o sea, no generalizamos).  Ahora sí, vamos a los resultados más relevantes para intentar llegar a algunas respuestas. Estrategia 1. En todas las noticias del medio alternativo, el argumento central del texto (es decir, la voz que desarrolla la noticia) está integrada por los y las entrevistadoras de Enredando las mañanas y por las personas entrevistadas (mayormente familiares de víctimas de trata). En tal sentido, el medio se alinea con las víctimas y con las personas o agrupaciones vinculadas a ellas, como lo vemos en la noticia 3.  En cambio, en las muestras del medio tradicional, no aparecen quienes entrevistan como partícipes de los hechos comunicados (por ejemplo, en la noticia 9). Esto se relaciona con la pretensión de objetividad propia del género periodístico tradicional. Estrategia 2. En el medio alternativo existe una tendencia a que el Estado se oponga discursivamente a Enredando las mañanas en conjunto con las víctimas y/o su entorno. En este ejemplo de la noticia 1, se marcan fuertemente ambas posturas como opuestas: “Y que el Estado sepa que nosotras estamos, que más allá de Susana Trimarco, que admiramos su lucha y que es una mujer increíble que sigue buscando a su hija, acá somos más mamás que somos víctimas de esta tragedia (…) y como siempre decimos, ‘no parimos putas para el Estado’.”  En contraposición a esta estrategia, en el medio tradicional, la narración de los hechos se despliega a partir de la perspectiva estatal (lo que dice Gendarmería, el aparato judicial, la ley, por ejemplo en la noticia 6) y no se cuestionan las versiones oficiales. Tampoco se contraponen esas versiones con otras posibles vivencias de los sucesos. Estrategia 3. En el medio alternativo se recuperan los nombres de las víctimas y de su entorno a través de palabras que señalan algo de manera grupal o particular (en Lingüística se definen como hiperónimos e hipónimos). Por ejemplo, en la noticia 4, “los nombres de niñas, de jóvenes, todas arrancadas de nuestros barrios, de nuestras familias, de nuestras casas, de nuestras aulas” es el hiperónimo de “Diana, Yamila, Marita, etcétera” que son hipónimos. Veamos todo el fragmento: “En el Bajo Flores de la Ciudad de Buenos Aires, los nombres [HIPERÓNIMO] que hoy pegamos en los postes y en los murales escolares, son los de Erika, Jennifer, Layla, Ester, Marta [HIPÓNIMOS]… todos nombres de niñas, de jóvenes [HIPERÓNIMO], todas arrancadas de nuestros barrios, de nuestras familias, de nuestras casas, de nuestras aulas”. Además, el medio alternativo nos ofrece los audios de las entrevistas grabadas incrustados en las noticias, es decir, el crudo desde el cual están trabajando la información. Así, recupera las voces (literalmente) de las personas o agrupaciones vinculadas con las víctimas (por ejemplo, lo vemos en la noticia 2. En contraparte, en el medio tradicional, hay un borramiento del nombre propio de las víctimas y la aparición de nombres propios ligados a instituciones estatales. Por ejemplo, en la noticia 8, “la fiscal

Eugenia Otero, coordinadora del Postítulo de Educación Sexual Integral que funciona en el Profesorado Joaquín V. González habló en el programa radial La Retaguardia sobre la importancia de la ESI, en el marco del 15 aniversario. ”Vincular la ESI a la pedofilia es una mentira y una canallada. La ESI lo que consigue todo el tiempo es que pibes y pibas que sufren abuso puedan denunciarlo, hablar por primera vez de eso, que se tomen las medidas para que sean protegidos y protegidas”, contó la docente. Haciendo un recuento de estos años formando docentes y profesionales como especialistas en ESI, dijo: “Es un semillero. Estamos orgullosas de que en cada territorio donde hay un, une, una egresada del postítulo hay una trinchera de lucha por los derechos de niñeces y adolescencias”. El “Cumple de 15” de este espacio de formación pública y gratuita será este sábado 23 en el edificio del Profesorado Joaquín V. González, en Ayacucho 632, desde las 9.30. Entrevista: Pedro Ramírez Otero / Fernando Tebele 🎧 La entrevista completa 👇🏽

Lo dijo Mariela Sarlinga, integrante del Consejo Académico del Postítulo de Educación Sexual Integral que funciona en el Profesorado Joaquín V. González. En su paso por el programa radial Estás muteadx, respondió a los discursos de la ultraderecha contra la Educación Sexual Integral, y contó cómo impacta la implementación de esta ley en las escuelas y hacia adentro de las familias.  Entrevista: Pedro Ramírez Otero / Julián BouvierRedacción: Agustina Sandoval LernerEdición: Pedro Ramírez OteroFoto: Archivo Bárbara Barros / La Retaguardia El 4 de octubre de 2006 se sancionó a nivel nacional la Ley 26.150 de Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) que tiene como objetivo que niños, niñas y adolescentes reciban ESI en todos los niveles, y en todos los establecimientos educativos, tanto públicos como privados. La ESI aporta una mirada integral acerca de la sexualidad y propone trabajar desde el enfoque de la promoción de la salud, considerando a niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho. Se basa en cinco ejes: cuidar el cuerpo y la salud, valorar la afectividad, garantizar la equidad de género, albergar las diversidades y ejercer los derechos. Así, la ley estructura y da contenido a las obligaciones estatales de adoptar políticas en base a las normativas internacionales adoptadas en la Constitución Nacional, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), la Convención sobre Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCyP), entre otros. Apenas unos años antes, en 2002, se había sancionado la Ley 25.673 de Salud Pública, que creó el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, en el ámbito del Ministerio de Salud, y estableció el derecho al acceso a la información, como un importante antecedente. Mariela Sarlinga, integrante del Consejo Académico del Postítulo de Educación Sexual Integral del Profesorado Joaquín V. González, planteó la importancia de defender la ESI, tanto dentro de las escuelas como en el núcleo familiar: “Algo fundamental que plantea el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, y se replica en todas las leyes de educación sexual del país, es que no se pretende secuestrar esta temática para las escuelas. Incluso un actor fundamental son las familias. No es la familia o la escuela. Somos todos quienes somos cuidadores, referentes adultes, educadores, quienes tenemos que ocuparnos de la temática”. Además, contó que muchas veces las familias encuentran en la escuela la posibilidad de hacer consultas personales que no están necesariamente relacionadas con sus hijos o hijas. “Nos ha pasado de llamar a reuniones de familias, que vaya una madre, y diga: ‘yo te quiero preguntar algo’, ‘a mí me pasó esto, lo otro’, ‘no sé bien a dónde ir’. Y que encuentre una respuesta a lo que le está pasando a ella. Entonces, ni siquiera se limita a lo que podemos hacer con las pibas y los pibes, se replica en los hogares”, detalló.  Además, la especialista se refirió a la problemática de tratar la educación sexual sólo dentro de la órbita de los hogares, sobre todo cuando se encuentran implicados casos de abuso sexual en las infancias y planteó cuál es el rol que deben cumplir los y las docentes. “Hay hogares donde se ejerce la violencia, y es la escuela la que tiene que cuidar a esos pibes o pibas. Cuando hablamos de abuso o violencia sexual contra las infancias y las adolescencias, un porcentaje enorme en estos casos se da al interior de las familias. ¿Vamos a pedirles a esas familias que den educación sexual integral? Todos estos elementos nos hacen pensar que la escuela es un agente fundamental en torno a poder instalar estos temas, porque en principio la escuela, además, es una institución altamente sexuada. Por otro lado, quienes trabajamos en las escuelas somos funcionarios del Estado responsables de garantizar derechos”, dijo. Entre los derechos principales está el derecho a la información, a la salud, el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, que deben estar garantizados en las escuelas: “Todas las temáticas que trabajamos sobre educación sexual integral, que supera largamente lo relacionado con la genitalidad, tienen que ver con esos derechos. Es nuestra responsabilidad como docentes garantizarlo”, sostuvo.  La ultraderecha contra la ESI  —Ramiro Marra, candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad por La Libertad Avanza, dijo  que fomentaba la pornografía en lugar de la Educación Sexual Integral, ¿qué le responderías? —Es un diagnóstico tristísimo escuchar las declaraciones de este personaje, sobre todo porque uno de los trabajos más importantes que todavía tenemos por delante es poder trabajar de forma cuestionadora todo lo que tiene que ver con la pornografía en la escuela. Hay estudios que dicen que los pibes empiezan a consumir pornografía a los 11 años. Marra dice: “Están a un click, tienen una computadora a mano”. Desconociendo todo el nivel de violencia que implica la pornografía mainstream, que es la que se consigue rápidamente al alcance de un click. Yo tampoco quiero generar una situación, ni comprarme un discurso de que hemos retrocedido, y todo lo que avanzamos se destruye en la declaración de una persona que está buscando tener un titular y ganar tres votos. La verdad es que hay que ver, tenemos que sentarnos a repensar el panorama que se nos presenta.  —Muchas veces los pibes y pibas imitan en sus primeras prácticas sexuales lo que vieron en la pornografía. En general son cosas violentas y que requieren consenso previo.  —Podríamos decir que es un discurso violento y que deja a los pibes sin herramientas para el cuidado, para encuentros realmente placenteros, para encuentros con otras personas. Si nosotros vemos cómo está organizada la pornografía mainstream, a esa pornografía hegemónica, la verdad es que no le interesa el encuentro entre las personas, el desarrollo entre las relaciones humanas. Es otra cosa. Es una máquina de picar carne, sobre todo de reproducir cuestiones súper violentas, desiguales entre los géneros, que como siempre tiene en posiciones sometidas y de violencia a mujeres y

Por octavo año consecutivo se realizará la semana internacional de lucha contra la trata, del 23 al 30 de septiembre. Consistirá en diversas actividades artísticas y pedagógicas que se llevarán adelante con el fin de visibilizar la trata de personas con fines de explotación sexual y temáticas vinculadas, como la prostitución y la Educación Sexual Integral. Un recorrido histórico de esta problemática. Redacción: Valentina Maccarone Edición: Pedro Ramírez OteroImagen: El rapto de las sabinas (1874) de Francisco Pradilla Desde una perspectiva histórica, el concepto actual de trata de personas con fines de explotación sexual se fue delineando a lo largo del tiempo. Sin embargo, el crimen como acción violenta sobre las mujeres y sus cuerpos existe desde los inicios de la cultura occidental. Por ejemplo, en el imaginario popular quizás conozcamos el episodio histórico/mitológico del rapto de las sabinas, durante la fundación de la antigua Roma. Este hecho se basó en el engaño, secuestro, violación y forzamiento al matrimonio de las mujeres de Sabinia, llevado a cabo por hombres romanos a causa de la “escasez” de ellas en su pueblo. A fin de cuentas: intereses económicos y políticos conectados por la violación masiva de mujeres.  En América Latina esta problemática se originó en 1492 a partir de la colonización, ya que los españoles en sus enfrentamientos con los pueblos originarios tomaban o entregaban el “botín de mujeres” al grupo vencedor. De esa forma, se generó el comercio sexual con la creación de establecimientos específicos para esos intercambios. A finales del siglo XIX, el término “trata de blancas” se implementó para denunciar específicamente el traslado de mujeres de origen europeo o americano que eran sometidas a esclavitud sexual en países árabes, africanos y asiáticos (Staff Wilson, 2009). Décadas más tarde, con el desarrollo de las guerras mundiales (1914-1918 / 1939-1945) se intensificó el fenómeno. No obstante, la denominación “trata de blancas” quedó desplazada, porque se comenzó a considerar el impacto de la problemática sobre personas de diferentes géneros, edades, culturas y ubicaciones geográficas (Quintana y Bernal, 2011).   En la actualidad, la trata de personas es una de las formas de esclavitud que continúa vigente: es una violación directa a los derechos humanos. Esta concepción legal del crimen se establece en artículo 7 inciso G del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI), al cual Argentina adhiere mediante la Ley 25.390 (sancionada en 2000 y promulgada en 2001). Con tal lineamiento, las principales causas de la trata son la oferta y la demanda de prostitución (vinculada con el turismo sexual), la impunidad de los y las tratantes, y la situación económica vulnerable de las personas afectadas. Hoy, se entiende como una secuencia delictiva, porque incluye delitos como el secuestro y la desaparición forzada, y se define como el reclutamiento, el traslado y la privación de la libertad con fines de explotación (Staff Wilson, 2009). Las mujeres y niñas son los grupos más afectados, consideradas cuerpos-objeto y colocadas en distintos mercados para el comercio sexual (Torres Falcón, 2016; Segato, 2018).  Además de los convenios y tratados que firmaron los países para erradicar la trata, existen distintas agrupaciones que se encargan de ponerle el cuerpo a esta lucha. En Argentina, encontramos principalmente a Madres Víctimas de Trata (@madrestrata), quienes asisten a víctimas del sistema prostituyente y tienen un comedor en el barrio porteño de Constitución hace más de 35 años. Otro ejemplo es la campaña “Se trata de NO + TRATA” que del 23 al 30 de septiembre realizará la semana nacional de lucha contra la trata. El día de inicio de la campaña es por el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, fecha que en 1913 fue promulgada la Ley N° 9.143 en Argentina: la primera norma legal del mundo que tiene como fin luchar contra las redes de explotación sexual, impulsada por el diputado socialista Alfredo Palacios. Mientras que la fecha de cierre de la semana es el 30 de septiembre, por el aniversario de la creación de la Asociación Madres Víctimas de Trata. Podes participar de esta semana de lucha enviando tu propuesta en este link https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeqt0qN7D3FcM95j_n0dokwnvIxWTt2Ena4PlaW8Tmf-l92BQ/formResponse.  Referencias Quintana M. S. & Bernal C. A. (2011). Políticas anti-trata en la región andina. En Boletín Andina Migrante, 11 (4), pp. 2-10.Segato, R. (2018). “Pedagogías de la crueldad. El mandato de la masculinidad (fragmentos)”. En Contra-pedagogías de la crueldad. Prometeo Libros: Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Staff Wilson, M. (2009). Recorrido Histórico Sobre la Trata de Personas. Programa Andino de Derechos Humanos (PADH): Quito. Torres Falcón, M. (2016). El nuevo rostro de un viejo fenómeno: la trata de personas con fines de explotación sexual y los derechos humanos. En Sociológica, 31 (89), 95-129.

El podcast de la activista travesti Florencia Guimaraes García lanzó su segundo episodio. Idea y producción: Florencia Guimaraes GarcíaEdición: Pedro Ramírez OteroGrabado en La Retaguardia 📣 ¿Nos ayudás a difundirlo de boca en boca, de voz en voz, de red en red?

Su muerte joven y evitable permanece ocupando extensos espacios en los medios tradicionales. Sin embargo, se utiliza poco de ese tiempo para revisar cuál es la razón por la que tantas personas recurren a médicos inescrupulosos para adaptar sus cuerpos a los estándares de belleza festejados socialmente. Aquí algunas reflexiones en ese sentido. Redacción: Sergio ZalbaEdición: Fernando Tebele Solange Magnano tenía 39 años, un esposo y dos hijos mellizos. Nació en Córdoba. Si algo le sobraba, era esa belleza hegemonizada por el occidente blanco. Gracias a ella  pudo trabajar de modelo y se convertió en Miss Argentina en 1994. En el 2009 ya no transitaba las pasarelas, pero quiso “levantarse la cola”. La médica Mónica Portnoy la atendió en Buenos Aires. “Es sólo un pinchacito en los glúteos”, le dijo, y le inyectó polimetilmetacrilato con una porción de silicona líquida. Ese mismo día comenzó a sentirse mal, le costaba respirar. Al día siguiente estaba en terapia intensiva. El “pinchacito” fue un jueves. El domingo falleció. Pasaron catorce años de ese episodio. Y las historias se repiten, como si fueran parte de un corpus macabro destinado a convertirse en serie o en película de plataforma,, tanto en Argentina como en muchos otros países. Ligia Fazzio, creadora de contenidos y modelo brasileña, falleció en mayo de este año tras una intervención para el agrandamiento de sus glúteos. La silicona industrial y el polimetilmetacrilato le provocaron un derrame cerebral que terminó, en pocas semanas, con la vida de la influencer. Yuliana Perea, además de obstetra, era cantante de la banda tropical “Electro Ritmo”. Residía en la ciudad de Iquitos, Perú.  A mediados de agosto, sin que nadie de su familia lo supiera, decidió realizarse una liposucción. Cuando la intervención estaba en su fase final, padeció un edema agudo de pulmón bilateral. La secretaria de la clínica envió a sus padres dos mensajes simultáneos: que se había sometido a una operación de estética y que había fallecido. La lista de muertes y de graves complicaciones tras este tipo de intervenciones es norme: Silvia Idalia (España); Cinthia Lizeth (México); Soledad Vargas, Yasmín Valdés y Elizabeth Acosta (las tres en Argentina). Hay muchas y muchos más, pero no hace falta abundar. Igual que las y los que padecen severas complicaciones: Gabriela Trenchi, Pamela Sosa, Stefanía Xipolitakis, Cristian Zárate, Fran Mariano y Virginia Gallardo. Este pelotón pertenece a los pacientes del Dr. Aníbal Lotocki. El mismo que intervino a Silvina Luna y a Mariano Caprarola, ambos muertos, aplicándoles el combo letal de polimetilmetacrilato y silicona.  ¿Quién es el asesino en todos estos casos? ¿Quién mató a Silvina Luna, la ex “Gran Hermano”, la modelo y actriz que padeció el escarnio de su propio cuerpo? La paradoja, cruel, quedó al desnudo: fue tras la luz de la belleza, y se enterró en la sombra de la muerte. A la hora de buscar responsables, médicos y médicas llevan las de perder. No caben dudas de que tienen una gran responsabilidad. ¿Pero son ellos los verdaderos asesinos? ¿O son esos actores de la escena social que construyen, sistemáticamente, prototipos corpóreos que sólo existen en una imaginación colonizada? En un mundo habitado sólo por “individuos libres”, es casi imposible responsabilizar a un manojo de ideas, aunque estén bien entrelazadas. Pero con muy poco esfuerzo intelectual es posible arribar a una conclusión que parece irrebatible: Silvina Luna y todas las mujeres, varones, personas trans o no binaries afectadas o muertas por intervenciones puramente estéticas, son víctimas directas del sistema de acumulación capitalista; sistema que se engorda a sí mismo promoviendo la insatisfacción como estado permanente. La angustia de no ser robustece sus arcas y, quienes pueden, hasta le entregan su vida por levantarse la cola, agrandarse las tetas o afinar sus cinturas. El caso de Silvina Luna vuelve a recordarnos cierta cara oculta de los derechos humanos. Porque esos derechos, como sabemos, no sólo se vulneran pulsando el arma que impulsa la bala. La fuente principal de esa violación se halla en el despliegue ideológico que prioriza al capital por encima de los pueblos. Y para lograr ese objetivo, existe un ejército de “debilitadores sociales”* : personas que trabajan incansablemente, mostrando cuán felices podríamos ser si tuviésemos cada cosa que nos falta.  Silvina Luna no murió por mala praxis. El médico no fue su asesino.  La mató el egoísmo institucionalizado, el que convierte a las personas en meros objetos. * Nota: Sobre “debilitadores sociales”, les invito a ver el capítulo de Los Simuladores que lleva ese título.

Tras la muerte de Silvina Luna, lo dijo la activista travesti Florencia Guimaraes García en su paso por el programa radial Estás Muteadx. Guimaraes habló de los padecimientos de las travestis por la silicona industrial o aceite de avión, y acerca de los estereotipos de belleza que fomentan los medios de comunicación, las publicidades y la moda. Además, apuntó al Estado como responsable de las problemáticas en el acceso a la salud de las personas travestis y trans. Luna esperaba un trasplante de riñón por una insuficiencia renal a partir una mala praxis en una cirugía estética que le realizó Aníbal Lotocki. Entrevista: Pedro Ramírez Otero/Julián Bouvier

Se presentará el 29 de junio en la Federación Gráfica Bonaerense. María Elena Naddeo, vicepresidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y militante feminista, pasó por La Retaguardia y habló acerca de esta campaña.  Entrevista: Pedro Ramírez OteroRedacción: Julián BouvierEdición: Pedro Ramírez OteroFoto: Archivo Natalia Bernades/La Retaguardia Desde la Campaña Nacional por una Reforma Judicial Feminista han elaborado un documento conjunto entre decenas de organizaciones del movimiento de mujeres y disidencias, que pone el eje en el cuestionamiento y la denuncia a las prácticas del Poder Judicial en materia de género y derechos humanos. “Hay un malestar enorme con el funcionamiento del Poder Judicial. Malestar que atraviesa a toda la sociedad. Está la indignación de las madres protectoras que se ven obligadas a revincular a sus hijes, hijos, hijas, con quienes están denunciados por abuso, como es el conocido caso de la mamá de Arcoiris. Pero también hay cientos de mujeres, madres protectoras que están luchando contra la Justicia patriarcal en cada una de las provincias. Son los familiares de las víctimas de femicidio, que no encuentran una respuesta efectiva. Y también son las organizaciones políticas, las agrupaciones sindicales, que luchan contra la criminalización de la protesta social, contra un accionar de la Justicia que defiende a los poderosos, a los empresarios. Son los mismos que siguen dilatando el juicio por el asesinato de Rafael Nahuel, un crimen en el que es tan evidente que fue asesinado con balazos de los Albatros, un equipo de la Prefectura Aeronáutica, y sin embargo, una y otra vez, se negaron las pericias, se cambiaron las pruebas, y recién ahora, está convocado el juicio oral contra los prefectos, que ni siquiera están detenidos. Esta doble vara, que tiene detenidos a docentes en Salta, por una protesta y por otro lado, tiene en libertad a represores y a homicidas de Rafael Nahuel. Hay un sinnúmero de reclamos, por eso hay una confluencia muy importante, hay más de 350 organizaciones que han firmado el documento”, contó la militante feminista María Elena Naddeo, vicepresidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). El caso de Arcoiris es paradigmático. La Justicia de La Rioja quiere revincular a la niña con la familia del progenitor. El abuelo paterno es quien está denunciado por los abusos. Mientras tanto, Delfina Zarranz, la madre de la niña, está con prisión domiciliaria.  “Nosotros estamos defendiendo, apoyando, a mujeres que están en las provincias argentinas, a las cuales se les han arrebatado los hijos, justamente porque se negaron a entregarlos a quienes están acusados de abuso o de violencia. Entonces, los juzgados, como método de disciplinamiento, les sacan a los chicos y los entregan a familiares del padre. Que mecanismo, ¿no? Porque es la familia que está acusada de abuso la que recibe a ese niño o a esa niña, cuando su madre, que está denunciando, es castigada. Por otro lado, cuando hay mujeres que no se dan cuenta de que hay un abuso por parte del progenitor y el abuso es detectado en otro lugar, en un CeSAC (Centro de Salud y Acción Social) o en las escuelas, por ejemplo, muchas veces se crítica a la mujer, se le cuestiona cómo no se dio cuenta. La acusan a ella por cómplice. Y hay mujeres que atraviesan juicios por complicidad en abuso y no se habían dado cuenta de la situación. Otra vez la doble vara que se esgrime sobre las mujeres”, comentó. Y se refirió al maltrato que reciben, por ejemplo, las mujeres pobres o las que están atravesadas por una crisis nerviosa o por un padecimiento de salud mental y no entienden cómo funciona la Justicia. “Desde el movimiento de mujeres tenemos que hacer un acompañamiento para tratar de evitar que los juzgados tomen represalias. Mientras que, cuando son personas de clase acomodada, que van respaldadas con abogados influyentes, el tratamiento muchas veces es otro. También vale decir que hay otros juzgados que realmente se comportan de acuerdo a derecho y que tienen una formación sólida en derechos humanos y en perspectiva de género, pero son minorías. O, los juzgados que generan tanto daño, tienen mucho poder y son prácticamente inamovibles”, dijo la vicepresidenta de la APDH.  La Campaña Nacional por una Reforma Judicial Feminista se presentará el 29 de junio en la Federación Gráfica Bonaerense, en la Ciudad de Buenos Aires. Habrá varias oradoras que expresarán la importancia de una reforma feminista. Allí expondrán algunas propuestas, detalló Naddeo, entre las que estarán “la renuncia de la Suprema Corte de Justicia”, y la construcción de una nueva Corte que sintetice los reclamos de paridad de género, de capacitación en derechos humanos, y de derechos de las infancias. “Propondremos también la constitución de un observatorio de sentencias judiciales, que esté integrado por organizaciones especializadas en derechos humanos y feminismo, que puedan hacer una auditoría de estas sentencias y puedan proponer sanciones a los jueces que incumplen la ley. Me parece que sería una herramienta muy importante hasta que podamos renovar totalmente el Poder Judicial. Y está también la exigencia de libertad e indulto a Milagro Sala y a las compañeras de la Tupac Amaru, que han sufrido en Jujuy la arbitrariedad, autoritarismo, la prepotencia del Gobierno de Gerardo Morales, que ahora se ve plasmado en la propuesta de una Constitución totalmente antidemocrática. Otra propuesta concreta es la de impedir las revinculaciones con los acusados de abuso hasta que termine el proceso judicial. Queremos que se unifiquen los fueros de violencia de género, que haya uno mismo para lo civil y lo penal”, concluyó.