Canción actual

Título

Artista


#NiUnaMenos

Página: 10


Lo planteó Vicky Disatnik, integrante de la Casa de las Mujeres Norma Nassif, a propósito de la campaña contra el simulacro realizado por un grupo de militantes en el que abortaba una virgen. En este sentido, por La Retaguardia, la mujer analizó las repercusiones de la marcha, la influencia del catolicismo en la sociedad tucumana y el crecimiento del movimiento de mujeres en diálogo con Catriel Fernández. (Por La Retaguardia) “La marcha que se hizo en Tucumán fue de las más grandes del país. Se habla de 15 mil mujeres que para nuestra provincia es una enormidad que recorrieron las calles de la ciudad reclamando contra todas las políticas de ajuste que oprimen al pueblo argentino pero, en particular, a las mujeres. Hubo participación de gremios, de organizaciones de mujeres, de partidos políticos, de pequeñas organizaciones culturales, de distintos sectores de la comunidad que se sintieron convocados, como ha pasado con los dos Ni Una Menos. En el medio de eso, un grupo hizo una performance en la puerta de la Catedral que generó mucho revuelo. Nosotros no estamos de acuerdo con ese tipo de confrontación hecha con una imagen que para los católicos es muy importante que es la virgen María”, se delimitó Disatnik pero señaló: “Sin embargo, no entendemos tremenda reacción conservadora y fascista que ha llenado las redes sociales, los medios de comunicación y las conversaciones en cualquier sector social”.La militante especificó lo que circuló en las redes: “Han pedido que les inicien causas penales, que las violen. Nosotros hemos sacado con un conjunto de organizaciones nuestro repudio. Entendemos que esto de alguna forma pone en discusión las formas de acercamiento a nuestra comunidad que es muy católica. Pensemos que Tucumán es una de las dos provincias donde se enseña religión en las escuelas. Eso es una normativa que tiene cientos de años que hace que la educación católica sea lo que prima. En los actos escolares se marcha con la bandera argentina y la bandera papal muchas veces. Es una provincia donde esto tiene historia, somos la única provincia que nunca adhirió a la ley de Salud Sexual y Reproductiva, por ejemplo. Es una ley de 2003 a la que todos han adherido a lo largo de estos años”, señaló para graficar el lugar de la religión católica en Tucumán.“Estos sectores conservadores y eclesiásticos organizan para el 25 de marzo una enorme marcha por la vida, abrazos a la maternidad, juntada de ropita para bebés, miles de cosas terribles que han permitido que de nuevo esta fuerza que venía callada y preocupada porque el avance de las mujeres es muy grande haya resurgido con toda la impronta de la derecha conservadora. En el primer Ni Una Menos en 2015 ellos montaron en la plaza una estructura para impedir que las mujeres vayan a la marcha pero no lo lograron y ya en 2016 no vinieron y el avance de las mujeres es muy grande”, destacó. Para Disatnik, se trata de “un movimiento mundial y a nivel nacional el 8M ha tenido una enorme repercusión. El documento aquí en Tucumán fue muy piola directo contra el ajuste provincial y nacional. Nosotros somos una organización muy cercana a los familiares de víctimas de los femicidios que participaron activamente en la marcha y estaban muy sentidos de que los medios y la comunidad recojan la importancia de la lucha de las mujeres que han perdido a sus hijas, madres, hermanas. Que estén hablando hoy de esta performance ha impedido que muchas mujeres puedan debatir con mucha alegría lo que fue la marcha”, lamentó. Efecto contagio Sobre la interpelación a otras mujeres, consideró: “Trabajo en estos temas hace muchos años, hay una efervescencia sin techo que tiene el movimiento de mujeres. Esto es único, no hubo momentos de tanta participación de las jóvenes, tanta decisión de lograr derechos sobre nuestros cuerpos, ciudadanías,  la necesidad de ir caminando por la calle más tranquilas. Ayer en Tucumán apareció una joven de 15 años violada y encerrada por cinco tipos que han subido a las redes la violación. Ese es un hecho aberrante que ha conmocionado de nuevo a la población y las mujeres y nos pone en pie de lucha para impedir que estas cosas tengan impunidad”, aseguró. “Este es un movimiento en avance. Hay una gran avidez por conocer, por estudiar, saber, buscar respuestas colectivas frente a la opresión que sufrimos hace miles de años que está corporizada en un movimiento muy avanzado de lucha en el país y el mundo. En muchos países las marchas han sido realmente impresionantes”. La absolución más esperada Por ser de esa provincia, Disatnik se refirió al caso de Belén: “Es una chica que fue al hospital con fuertes dolores abdominales sin saber que estaba embarazada y allí tuvo un aborto. Cuando se despertó tenía a la policía encima y fue acusada de provocar un aborto. El caso fue muy renombrado porque efectivamente es una imagen muy clara de lo que les pasa a las mujeres jóvenes y pobres que van a un hospital a pedir ayuda y terminan siendo acusadas y condenadas. Belén estuvo dos años presa y fue condenada a ocho años de prisión, hubo una lucha muy grande alrededor de la exigencia de absolución y la enorme movilización provincial, nacional e internacional, sobretodo mediática, permitió que fuera liberada y hoy está esperando en su casa la revisión de la condena por parte de la Corte de Tucumán”, explicó. En este sentido, detalló los próximos pasos: “Conocemos la opinión de dos de los jueces y falta el tercero que tenía que expedirse el día 14 porque nos lo dijeron hace un mes que así sería pero todavía no está. Si es unánime, estaría resuelto y si no, iría a un sorteo para un cuarto juez. Mientras tanto, Belén sigue esperando, no consigue trabajo. Está esperando en su casa en condiciones muy injustas porque no logra que se la absuelva de un delito que ella no cometió”.DESCARGAR

La Retaguardia intentará con una serie de notas que sean visibles las movilizaciones realizadas no solo en Buenos Aires. Este 8 de Marzo en El Bolsón la convocatoria empezó a las 12 del mediodía en una Centro Integrador Comunitario (CIC) del Barrio Primavera, donde diferentes grupos de mujeres iniciaron las actividades compartiendo el espacio y un almuerzo a la canasta, luego pintaron carteles, remeras, pañuelos. Charlaron en círculos y se prepararon para marchar a las 16 horas. Esta vez se arriesgaron a un recorrido diferente que atravesó los barrios para visibilizar la lucha e invitar a más mujeres a sumarse. Silvia Rojas, integrante de la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra de Mallín Ahogado: militante docente, feminista y ambientalista se animó a contextualizar y caracterizar las luchas de las mujeres de la Comarca Andina que ponen el cuerpo en defensa propia y en defensa de su territorio. (Por Victoria Aybar para La Retaguardia) -La Retaguardia: ¿Cuál es el protagonismo de las mujeres en la defensa del territorio y las movilizaciones que se iniciaron en El Bolsón? -Silvia Rojas: A partir de diciembre inició una etapa en la lucha que venimos llevando hace 11 años con un magnate inglés que vive en la zona que viene intentando avanzar de diferentes maneras. Para este caso en el mes de diciembre iniciaron ordenanzas que aprobaron un loteo por lo cual nos movilizamos y el 16 de diciembre comenzó un acampe pacífico y popular en la Plaza San Martín de El Bolsón, que está pronto a levantarse pero que cumplió ampliamente su función en cuanto a ser un espacio de todo los que son los espacios culturales, de información y comunicación, en ese espacio hay muchas mujeres. Como siempre las mujeres peleamos entre comillas en todos los lugares, sabemos que somos necesarias, muchas veces nos entienden como necesarias y como parte de la lucha aunque a veces tenemos que empujar un poco con los codos para que se nos escuche, ¿No? Las asambleas y los grupos de militancia no son la excepción, porque justamente el machismo atraviesa toda la sociedad y también atraviesa estos espacios así que bueno, nosotras desde la Asamblea del Agua y la Tierra, yo particularmente hace 6 años, con actividades de información, comunicación, de tipo cultural, a muchas acciones en lo legal que es donde te arrincona la realidad al estar la resistencia de los gobiernos y básicamente mucha corrupción en gobiernos anteriores, en este también, hace que haya resoluciones, ordenanzas y leyes que no están en el marco de lo que deberían ser porque son inconstitucionales, que se salen de la norma; y eso hace que tengamos que batallar también en lo legal. Actualmente tenemos en pie 5 juicios, por ejemplo, diferentes, contra la provincia, o sea el estado e iniciando otro a la municipalidad otro por todo esto que está pasando.El espacio es importante en situaciones de mayor conflictividad que tuvimos que batallar, como en el año 2011 eremos mujeres en el frente y a los costados cuidando a las marchas, todas vestidas de blanco que era la forma que teníamos que protegernos de la violencia que sabíamos nos podíamos enfrentar. Y bueno, los roles son absolutamente compartidos como te decía “a los codazos” pero tenemos espacio en todos los lugares, en la toma de decisiones, en la construcción de los espacios colectivos. -LA: ¿Cómo caracterizaría los espacios de lucha de las mujeres y los espacios de defensa del territorio en el contexto de El Bolsón? -SR: Básicamente se caracteriza por una importante degran parte de la población, de un logro consciente de las luchas y muy comprometidas con la militancia, ya sea militancia del feminismo, de los derechos, del medios ambiente, de nosotros como personas, del derecho de los niños. Yo no diría que somos el ejemplo, sino que somos el eco de otros movimientos en otros lugares que si venimos batallándola en contra de las violencias, acá hemos tenido femicidios, sentimos que estamos frente a un gobierno municipal necio, y provincial también, digamos necio por no decir sordo, porque hay una necedad de no querer comprender la necesidad de una ley por emergencia social por violencia de género, de la no elección de reinas, de la atención integral que es lo que necesitamos, ellos como por detrás de lo que es el Consejo local de Mujeres hacen una casa refugio, no hay articulación en este sentido. Nosotras en el año 2012, hace 5 años atrás, venimos en los grupos de mujeres en la red institucional contra las violencias, de la red de prevención de la violencia venimos trabajando proyectos, y grandes debates en torna  a si es una casa  refugio o  un centro de atención, y la mejor propuesta que hemos logrado es la del centro de cuidado integral como para aportar los recursos necesarios para las mujeres en situación de violencia, ya sea desde la atención inmediata, la contención para los niños, el acompañamiento y capacitación para la inserción laboral, el empoderamiento de la mujer, todo esto con personal capacitado, digamos.En este momento el personal de salud y de otras instituciones son los que están colaborando en estas acciones aunque no es… como que dejan parte de su función en los barrios para hacerse cargo de este tema, consideramos  como en todo el país y particularmente aquí es un alto nivel de violencia el que se vive sobre todo en el sector rural de Mallín Ahogado y bueno, en esta pelea como en paralelo: las mismas caras que nos vemos en la militancia feminista somos las que nos vemos en las marchas en defensa del territorio. Eso es emocionante porque eso nos convierte en una red re interesante de mujeres, en particular, las mujeres solas con el tema delos derechos, aunque los hombres siempre nos acompañan, esta es la primera marcha en que no les permitimos asistir, pero siempre desde diferentes lugares, y está buenísimo, aceptaron que era nuestro espacio. Bueno, estas mismas caras que vos vez acá por el paro y el

  Ayer se produjo una movilización más de las que el movimiento de mujeres viene convocando hace dos años, cuando se congregó el primer #NiUnaMenos en el Congreso Nacional. Esas que doblan o triplican en masividad a las que éramos capaces de garantizar antes y que son, también, infinitamente más complejas. El contraste fue brutal: la burocracia de la CGT el día anterior no animándose a convocar una medida de fuerza y el principal cántico ayer: ‘Sí se puede hacer un paro a Macri / se lo hacemos las mujeres’ y ‘Paro, paro, paro, ¡paro general!’. Algunas reflexiones sobre lo que las mujeres somos capaces de hacer. (Texto de Rosaura Barletta y Fotos de Agustina Salinas para La Retaguardia) El #NiUnaMenos fue una juntada espontánea impulsada principalmente por un grupo de periodistas a través de las redes sociales, que leyeron un documento que confeccionaron ellas mismas. Si bien fue un documento conciliador, y eso fue lo que dio lugar a una interpelación tan grande, la militancia feminista tuvo acuerdo mayoritario con los puntos planteados. El 8 de marzo es otra cosa, todos los años las mujeres nos movilizamos en esa fecha por el aborto legal, seguro y gratuito como consigna unificadora. En este sentido, además, la convocatoria trascendió por completo a aquella primera jornada. Trascendió en varios sentidos. La decisión colectiva de hacer un paro aporta una impronta inusitada. Salimos de nuestras casas, de nuestra intimidad. No solo salimos a las calles ‘para que no nos maten más’. Queremos cobrar igual que los varones, exigimos la licencia por violencia de género, extensión de la licencia por paternidad, terminar con los mandatos impuestos sobre los oficios ‘de hombres’ y ‘de mujeres’. Otro elemento ligado a la trascendencia tiene que ver con la preparación de la jornada. Como cada 8 de marzo, se garantizó un espacio asambleario de decisión de todo, y especialmente del documento que leyó la voz del feminismo por excelencia: Liliana Daunes. El antes y el después de la jornada tuvieron su correlato: la noche del lunes, seis militantes de varias organizaciones fueron detenidas luego ser denunciadas, por pintar paredes, por tres varones católicos que se hicieron pasar por policías para retenerlas. Las mantuvieron presas hasta el martes pasadas las cuatro de la tarde luego de una audiencia en las que explicaron su situación procesal, acusadas del delito de ‘daños’. Ayer, horas después de que se terminara la concentración, cuando militantes que volvían de cenar caminaban por la zona, otras que habían cubierto la jornada para los medios, otras que estaban bailando con la música que tenían autorización para pasar, unas veinte, todas fueron literalmente ‘cazadas’ por la policía, que tuvo una evidente cuerda soltada desde arriba. Estos ‘incidentes’, como titularon los medios tradicionales hasta que se terminaron los disturbios y empezó la represión, ya no pueden ser atribuidos a un grupo que tira latitas de cerveza a la Catedral o pinta unas vallas con aerosol. Ni siquiera puede ser atribuida la cacería al grupo fascista que irrumpió en la plaza con una bandera amarilla y blanca del Vaticano y una tela negra con una calavera y la inscripción ‘Religión o Muerte’, una suerte de solapada Liga Patriótica. La única salida que el Estado encuentra para deslegitimar la lucha del movimiento de mujeres, y la practica desde hace años, es esa clase de operativos policiales que, con un poco de tergiversación mediática, pintan una realidad paralela y sin sustento. Por cierto, los medios tradicionales podrían haber velado por la seguridad de las detenidas si hubiesen seguido sus transmisiones desde las comisarías, pero se fueron. Con capacidad para sortear esos nimios obstáculos, con poder de respuesta y espontaneidad ante cualquier hostigamiento estatal como el que sucedió ayer entrada la noche, con la fuerza suficiente para garantizar durante años una irrestricta masividad en todas las convocatorias, el movimiento de mujeres se puso de pie una vez más ante todos los ojos curiosos. Algunos ojos que quieren ver otras cosas; otros que acompañan silenciosos; y otros, los más importantes, que se mantienen al margen, con reticencias, pero cada día dudan más.

Lo dijo Magui Balbuena, integrante de la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri) de Paraguay. Balbuena fue entrevistada por Jorge Soler durante el programa Patria Soñada. Alli habló sobre sus sensaciones al cumplirse un año del asesinato de Berta Cáceres. Balbuena también se refirió al Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo y llamó a salir a las calles para marcar un camino de lucha de las mujeres y de la ciudadanía en general contra el capitalismo y el patriarcado. (Por La Retaguardia) Magui Balbuena conoció personalmente a Berta Cáceres en un encuentro realizado hace algunos años en Buenos Aires: “es una gran persona, una gran luchadora principalmente con los pueblos indígenas, ella formaba parte también de esa gran lucha del pueblo hondureño, de esa coalición cuando fue el golpe de Estado, cuando hubo tantas inequidades, tantas maldades en Honduras contra los movimientos progresistas, cuando fue prácticamente fraguada una elección donde según las informaciones la oposición, la izquierda, podrían haber ganado, pero sin embargo salieron perdiendo con el fraude que hizo el gobierno apoyado por los Estados Unidos. Hay compañeros también de Honduras que son grandes dirigentes que fueron apresados en el momento del golpe como Rafael Alegría, y que trabajaban en esa gran coalición con Berta. Y en todo ese largo proceso después del golpe de Estado el pueblo hondureño llevó la peor parte y América Latina ve cómo Honduras está incomunicada, como si no existiera. Los luchadores y luchadoras de ese país manifiestan que Honduras se ha convertido en el centro del narcotráfico, en una campaña represiva contra el pueblo organizado, contra los pueblos indígenas, contra el pueblo lenga al cual pertenece Berta Cáceres”, afirmó Balbuena.Berta Cáceres era una líder indígena y defensora ambientalista, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), fue asesinada en marzo de 2016 en Honduras, su casa fue atacada a tiros y hasta el momento hay 8 personas detenidas implicadas en el crimen.Durante la charla con Patria Soñada, la integrante de la Conamuri habló en todo momento de Berta en presente, dando cuenta que su lucha y legado siguen vivos: “La desaparición de Berta nos ha chocado mucho y nos ha dolido tanto perder a esa combativa compañera. Es demasiado grande la pérdida que tuvimos en nuestra América con la muerte de Berta, porque es una figura internacional de las luchas del pueblo latinoamericano y del pueblo hondureño. Se cumple un año de su fallecimiento y realmente hasta hoy no hay justicia, todo está muy oscuro en Honduras, la represión continúa, varios dirigentes indígenas fueron apresados, perseguidos, amenazados, muertos, heridos en diferentes circunstancias, esa mafia que cada vez está mejor organizada en América Latina también tiene su centro de poder en el gobierno de Honduras”.Para Balbuna, Cáceres es “el símbolo de las luchas de las mujeres de la comunidad campesina”: “y también de otros espacios en los que ella denunciaba los atropellos y las injusticias que sufre su pueblo, exigiendo justicia. Berta fue una persona que molestaba mucho al gobierno de Honduras y por eso decidieron arrebatarle su vida con el objetivo de amedrentar a su pueblo, pero sin embargo ocurre todo lo contrario porque Berta es una persona muy querida, luchadora, comprometida, y el pueblo sigue su voz, sus pasos, su ejemplo como una gran luchadora”. Situación de abandono La charla entre Jorge Soler y Magui Balbuena se dio pocos días antes de la realización del Paro Internacional de Mujeres. Al ser consultada sobre la convocatoria al 8M en Paraguay, Balbuena reflexionó: “la situación social y política está bastante dura, se ha recrudecido la injusticia, la pobreza extrema, y en ese contexto es mucho mayor el sufrimiento de las mujeres ante la falta de políticas del Estado para atender las necesidades básicas del pueblo y en particular de las mujeres que sufren mucho más con sus hijos, con sus hijas, al no ser atendidas en los hospitales o al ser mal atendidas, ya que en todos los hospitales ha recrudecido el maltrato contra las mujeres embarazadas, las parturientas, a su vez faltan de insumos, medicamentos, máquinas, elementos de trabajo de los médicos que están en desuso, nuestro pueblo se está muriendo de a poco”.Para Balbuena, en su país las mujeres campesinas e indígenas sufren demasiado ante las políticas de abandono total, la falta de activación de la producción y de incentivos en las comunidades: “no hay circulante en las comunidades, hay desesperación, una situación de empeoramiento de las condiciones de vida socioeconómica de las familias campesinas indígenas del Paraguay. En estos momentos más indígenas están saliendo día tras día a las ciudades, viviendo en las orillas de las ciudades, pasando todo tipo de atropellos e injusticias a su dignidad, niños que se mueren, niños enfermos, niñas indígenas que están pariendo en las orillas de las ciudades y que de día salen a buscar alimentos y es tremendamente injusto lo que se vive en Paraguay. Las mujeres somos las que más sufren por la condición de desamparo de parte del gobierno, porque no hay una ley, no hay recursos ni un plan para proteger a las mujeres de tanta violencia que sufrimos, violencia económica, social, familiar. En Paraguay estamos en el colmo de una tragedia prácticamente porque casi 4 días una mujer es asesinada por su pareja o su ex pareja, o sea que estamos sufriendo una de las peores situaciones de abandono, de estado de inseguridad, y cualquier día nos puede tocar a cualquiera, a nuestras hijas, a nuestros hijos pequeños que día tras día se escucha en las noticias que niñas de 3 años, 6 meses, un año, están siendo violadas por familiares directos, parientes o personas allegadas, y desde el Estado no hay una orientación, una educación, una ley que los proteja, las penas si es que llegan son tan pequeñas que se van a seguir cometiendo este tipo de abusos”.“Lo que se ve en el noticiero es todo violencia, muerte, saqueo, robo, –continuó  Balbuena– no se ve nada que pueda

Luego de haber ganado un juicio por trata al Estado sin precedentes, no desistió de su organización feminista y su militancia férrea dentro del movimiento abolicionista. Después de haber atravesado la urgencia de las audiencias, el fallo, las transmisiones en vivo y las concentraciones fuera de los tribunales en Tierra del Fuego, Alika visitó La Retaguardia y tuvo un extenso, distendido y profundo diálogo con Fernando Tebele y María Eugenia Otero. “Esperaba mucho este momento de poder conocerlos y compartir un programa con ustedes”, expresó compartiendo la alegría que cruzó el ambiente. (Por La Retaguardia)Foto: Kinan en el centro, junto a Tebele y Otero, durante la visita a La Retaguardia Alika, ¿quién sos? “En algunas oportunidades me preguntan qué hice por el feminismo. Yo soy sobreviviente del delito de trata con fines de explotación sexual. Soy una luchadora. Hoy por hoy intento darle una impronta y una fuerza al abolicionismo que estaba adormecido. Tuvimos grandes pérdidas, la de Diana Sacayán, ña de Lohana Berkins, algunas compañeras están atravesando enferemedades y cuesta mucho poder afrontar este papel que nos toca a las que estamos y procuramos mantenernos enteras. El movimiento abolicionista viene con una fuerza increíble después del juicio. Ya antes se veía cómo diferentes organizaciones y colectivas de mujeres empezaban a tomar postura en cuanto a la problemática de la mercantilización de los cuerpos”, planteó. “Nosotros no apuntamos contra un sector precarizado absolutamente que son las mujeres en situación de prostitución sino contra este privilegio masculino, esta creencia machista de que los hombres pueden comprar todo aquello que puedan pagar; en este caso, el sexo de las mujeres. Apuntamos contra la industria sexual, por eso las abolicionistas somos parte importante del próximo paro”, destacó la activista.Riesgos de la prostitución “¿Cuántas mujeres han muerto no sólo en situación de prostitución sino dentro de este sistema prostibulario, asesinadas por un prostituyente o por un proxeneta para silenciarlas, o bien por todos los daños que produce el sistema en el cuerpo y en las mentes de las mujeres? Hablo de un daño colateral que también constituye femicidio. Los suicidios que ocurren después de años y años de prostitución son femicidios; no son suicidios, son femicidios que se gestan durante mucho tiempo. Enfermedades como el HIV que se dan dentro del sistema prostituyente, las mujeres de las calles también forman parte y están absolutamente silenciadas excepto por un sector, que es el que las quiere sindicalizar ¿Pero cuántas desean eso?”, se preguntó y agregó: “Que no van a asambleas, ni a encuentros de mujeres, ni a espacios de desarrollo social, no tienen acceso a la justicia ni a resolver todas las problemáticas comunes que pueden llegar a tener. Marchamos por todo eso, contra este sistema de ajuste que da este gobierno golpeando duro a las mujeres”, denunció Alika. ¿Existe la prostitución autónoma? “Es una de las cuestiones que deben discutirse dentro del feminismo. Si nosotros la reguláramos y pensamos que puede existir una relación de dependencia, entonces le das el ok o le bajás la bandera a la trata, a la explotación sexual mínima. No se puede discernir en ese terreno. No existe la prostitución autónoma, siempre hay alguien que te chupa la guita, incluso el que te alquila el departamento, suponiendo que vos estés sola -porque más de tres ya genera riesgo de explotación sexual- y le aclarás que vas a estar con cinco tipos todos los días, ya a partir de esa circunstancia no te cobran lo mismo”, aseguró Alika. “En esa situación ya están lucrando con vos y en ese caso ya perdiste la autonomía. El Estado lamentablemente no pone refugios para víctimas de trata, menos va a poner casas, que les dicen casas de tolerancia, para las mujeres. Además, no podemos tolerar, más allá de que exista el trabajo sexual de manera autónoma, pongamos en cuestión a los tipos ¿Vamos a tolerar un privilegio machista de que el tipo venga y nos ponga la guita para comprar nuestro cuerpo? Esto es una práctica machista y está fuera del feminismo”, sentenció. Alika interpeló a las mujeres que defienden el concepto de trabajo sexual: “Podemos ser feministas en cuanto a conceptos, desde la teoría, pero hasta qué punto cuando la sexualidad ataca directamente la subjetividad de la mujer, porque hay un hombre que incide directamente, que penetra nuestro cuerpo y nuestra alma. Esto genera daños que son absolutamente devastadores para el cuerpo y las cabezas de las mujeres. No es una práctica feminista, es un privilegio machista. Tenemos que tener eso en claro cuando nos quieren instalar el tema del trabajo sexual”. En este sentido, aclaró: “No estamos hablando de perseguir a las mujeres en situación de prostitución, pero sí a los tipos que hacen uso y abuso del cuerpo de las mujeres mediante el pago por hacer uso de los cuerpos. Dejemos de tener el foco en los sindicatos, cómo operan, si es autónomo o no es autónomo ¿Qué bancamos desde el feminismo cuando hablamos de trabajo sexual? Cuidarle los penes a los hombres. Yo no les cuido los penes a mi marido ni a mis hijos. Ellas dicen que la concha no es sagrada, más vale que no lo es, pero los penes tampoco compañeras”, arengó.Gestiones por aquí y por allá “Hablamos de la feminización de la pobreza. Puntualmente la política de ajuste nos golpea a nosotras y lamentablemente una de las salidas para zafar de la pobreza es el sistema prostituyente. Es muy grave lo que nos está pasando como sociedad, lo que nos está haciendo este gobierno a las mujeres con su política de recortes, de ajuste. Pero no se la voy a regalar al gobierno anterior bajo ningún punto. No es ni más ni menos que lo que ya venían haciendo en los últimos doce años donde se sancionaron muchísimas leyes, el feminismo hablaba de derechos humanos, empezábamos a resurgir como un movimiento poderoso y fuerte”, aseguró. “El feminismo lo es, somos un movimiento muy codiciado por los partidos políticos. En aquel momento se venía hablando de

A 1 año de su muerte, La Retaguardia dialogó con Florencia Guimaraes García, militante travesti, abolicionista, feminista e integrante del Colectivo Furia Trava. El recuerdo de la activista por la identidad travesti y transexual, sus enseñanzas, el camino compartido y también el desafío de continuar su lucha en la denuncia contra la cultura prostituyente. (Por La Retaguardia) “Ella es nuestra comandanta, para mí y para muchas sigue siendo nuestra guía y nuestra mariposa marxista, comunista, abolicionista, abortera y toda su identidad. Era nuestra mariposa que nos encaminaba hacia un mundo mejor, que por lo menos es lo que muchas deseamos y lo que ella deseaba”, expresó Florencia Guimaraes García en el inicio de la charla con Eugenia Otero y Fernando Tebele en La Retaguardia.La referencia a las mariposas no es casual. En los últimos días, el PRO realizó una campaña en la que reutilizó una expresión emblemática de Lohana Berkins. Ella decía que “en un mundo de gusanos capitalistas hay que tener coraje para ser mariposa”, y desde el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la recortaron de manera burda colocando carteles con la frase: “en un mundo de gusanos hay que tener mucho valor para ser mariposa”. “No se quieren nombrar, parece que les da vergüenza hacerse cargo de lo que son: unos gusanos capitalistas. Sobre todo que era una publicidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos que de derechos humanos esta gente muy poco entiende, y nos terminamos enterando que era un cartel que iba a ser para la inauguración de la Estación Carlos Jáuregui (de subte) y habían elegido a Lohana y esta frase recortada a propósito. Por suerte muchísima gente salió a repudiar este accionar, no queremos bajo ningún punto de vista que usen a nuestra compañera para lavarse las caras ellos mismos”, afirmó Guimaraes quien a su vez caracterizó el accionar del PRO como terrible y asqueroso: “la utilización de nuestra compañera por parte de este gobierno fascista, que no tiene vergüenza de pretender usarla sobre todo en el contexto en el que nos está haciendo vivir este gobierno sobre todo a la comunidad travesti trans”. “Ella tenía esa capacidad de transformarlo todo” Así describió Guimaraes García a Lohana Berkins durante la entrevista pocos días después de cumplirse, el 5 de febrero, un año de su muerte.“Hace unos días tuvimos un homenaje que le hicieron en Tierra Violeta y cuando yo dije unas palabras hablé de que realmente sentía una envidia sana respecto a cómo ella, habiendo pasado todas las cosas que hemos pasado muchas de las compañeras travestis, no se quedó con el resentimiento sino que transformó todo en amor, lucha, y creo que ella es la única que realmente pudo lograr todo eso porque a muchas de nosotras nos cuesta”.Florencia y Lohana se conocieron hace “muchísimos, muchísimos años” entre La Tablada y Lomas del Mirador: “su mejor amiga Leila, que es una compañera trava también, vivía al lado de casa, entonces yo de mariquita chiquita pasaba por ahí y miraba cómo Leila se montaba para la murga, para los carnavales, y entre todas las compañeras siempre estaba la Berkins, entonces cuando yo ya me incorporé a ese grupejo de compañeras nos conocimos”.En la relación que mantuvieron siempre hubo mucho amor y también comprensión y aprendizaje: “ella era una persona muy, muy amorosa –describió Florencia–. Yo quizás no tomé el rumbo que a ella más le hubiera gustado, porque como muchas de nosotras caí en el sistema prostituyente, pero también tiene que ver con las condiciones de pobreza estructural que me atraviesan, no me quedó otra alternativa u otro camino quizás en ese momento que la prostitución, y ella era una persona que siempre que me veía trataba de alentarme para que estudiara, pudiera salir, me daba una mano con el tema de insertarme en la cooperativa. Fue una relación de mucho amor y cuando yo fui creciendo fui entendiendo muchísimas cosas más que ella siempre nos inculcaba y que quizás en su momento, por la edad y la necesidad, no las comprendía. Por supuesto que después tomé los caminos que Lohana me mostraba y estoy muy orgullosa de todo lo que ella me enseñó y de todo lo que dejó en mí, por suerte pude salir del tema prostituyente del que lamentablemente muchas compañeras no pueden”.Al momento de realizar la entrevista con La Retaguardia, Guimaraes García volvía de una actividad en el que unas compañeras habían difundido los resultados de un informe elaborado en la ciudad de Salta en base a encuestas a 200 travestis y trans: “el 80% de las compañeras están o estuvieron en situación de prostitución y lo que se pide es un trabajo real, quieren salir de ese infierno que para nosotros es la prostitución, así que me vine muy pensante y conmovida. Estamos hablando de Salta Capital donde el 50% de las compañeras no tiene hecho el documento porque ni siquiera sabe que existe la Ley de Identidad de Género, el 70 y pico por ciento de las compañeras no tiene estudios secundarios ni de ningún tipo… es muy preocupante todo lo que está pasando. Hace mucho que no se hacían encuestas de este tipo, hace un par de años Lohana hizo las últimas”. Lucha colectiva Tras la muerte de Lohana la tristeza se transformó en lucha y en el inicio de este año se produjo un importante encuentro abolicionista en La Matanza al que Florencia describió como “espectacular”: “lo hicimos en la Escuela de Arte Leopoldo Marechal que está en Casanova. La verdad que superó todas nuestras expectativas porque vinieron muchísimas compañeras no solo de Matanza, sino también de Capital; vinieron compañeras de la Campaña Abolicionista. Fue increíble y fue un gran puntapié para armar el Frente Abolicionista Matancero del cual formo parte con las compañeras del Colectivo Mujeres Matanceras Herejía, de la Secretaría de Género de CTA Matanza, así que estamos con todo eso viendo cómo seguimos trabajando y articulando”.En este punto, Guimaraes García alertó sobre la difícil situación que se encuentran viviendo las compañeras

Luego de la realización del tetazo compartimos una selección de fotografías de una jornada que para la mayor parte de los medios fue colorida y para nosotros, pone algunas cosas blanco sobre negro. (Por Agustina Salinas para La Retaguardia)

La polémica se suscitó luego de una declaración que sacaron decenas de organizaciones que integran al movimiento de mujeres en esa ciudad a partir de una serie de requisitos que consideraron discriminatorios. La ganadora del concurso La Reina del Mar se pronunció a favor de la competencia y aseguró que no se trata de violencia de género. En Radio La Retaguardia, Patricia Gordon, integrante de la ONG En Red, explicó cómo surgió el cuestionamiento al certamen en diálogo con Rosaura Barletta y Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas. (Por La Retaguardia)Foto: Gordon junto a sus compañeras de En Red. “Desde el movimiento de mujeres de Mar del Plata, días previos a la elección de la reina del Mar sacamos un comunicado en el que expresábamos que nos preocupaba mucho la situación discriminatoria, que también se enmarca dentro del artículo 5 de la ley contra la violencia de género, porque observábamos que dentro de los requisitos explícitos estaban enumerados ciertos puntos que incurren en algún tipo de discriminación. Las chicas que se anotan tienen que ser solteras, no pueden tener hijos, tienen que tener determinada edad y la secundaria completa. Y dentro de los requisitos implícitos, se están avalando ciertos estereotipos en relación a los cuerpos; una mujer excedida de peso, por ejemplo, no se podría llegar a anotar en este tipo de concurso”, planteó Gordon sobre las imposiciones. Además, explicó la militante, “hacíamos una fuerte crítica al Estado, sobre todo al Gobierno municipal, porque en el marco de lo que es la emergencia contra la violencia de género —acuerdo firmado por este municipio— no se está trabajando adecuadamente. Generalmente, tiene que ver con la falta de presupuesto. Por un lado, se invierte una cantidad de dinero importante en este tipo de fiestas y concursos. Y, por otro lado, sigue habiendo un número importantísimo de femicidios, muchas mujeres que van a pedir ayuda no la encuentran, faltan recursos humanos. Hubo muchas situaciones que hicieron que nosotras lanzáramos este documento repudiando este tipo de concursos”, planteó.Para Gordon, la construcción de conciencia es muy difícil: “Está costando mucho instalar en la sociedad —algo que culturalmente ha sido naturalizado y aceptado— este tipo de violencia simbólica. Citaba la ley porque en el artículo 5 se habla de la violencia simbólica. Parece que cultural y socialmente es un muy difícil establecer una relación entre los distintos tipos de violencia. El femicidio, que sería el último eslabón de una cadena y que muchas veces comienza con otro tipo de violencia (la descalificación, el tratamiento que se le da al cuerpo de la mujer como objeto)”. En este sentido, la militante aclaró que esto no es nuevo, “hay numerosos estudios que pueden dar cuenta de esto. Hay una tendencia del mercado a que las mujeres entren dentro de este molde, y es una cuestión que tiene que ver con el control, el disciplinamiento. Muchas veces se dice qué tiene que ver un concurso de belleza con la violencia de género, pero la realidad nos muestra otra cosa”. Entre el concurso de belleza y la “moda” de los femicidios Sobre el cambio en las circunstancias a partir de la nueva gestión, Gordon consideró: “Hace cuarenta y cinco años que se hace esta fiesta en la ciudad, han pasado todos los gobiernos. Tenemos un intendente que ha dicho públicamente hace poco tiempo que la violencia de género y el femicidio son una moda y que se invierte mucho dinero en campañas. Eso provocó una reacción muy fuerte no solamente desde los movimientos de mujeres, sino de toda la sociedad. Delante de todo esto están los familiares y las víctimas de violencia de género, que, de hecho, han participado de las actividades que venimos realizando. No nos olvidemos que en Mar del Plata ocurrió el femicidio de Lucía Pérez, lo que dio paro al primer paro nacional de mujeres. Las políticas públicas del Gobierno actual están basadas en todos estos prejuicios, en un nivel de cierta violencia. Un funcionario municipal zamarreó a la mamá de Lucía Pérez cuando fue a reclamar porque no se había cumplido con los acuerdos que se habían hecho para el entierro. Las denuncias llueven, los recursos humanos faltan. Se está trabajando desde el movimiento de mujeres entro de un observatorio, pero todo es muy lento. Este documento y el posicionamiento muy fuerte que hemos tomado en relación a esta fiesta también tienen una historia”.En relación al trasfondo del evento, explicó: “Esto es un tema político, en el sentido más profundo del término, ni siquiera digo que es partidario. Hay mucho dinero en juego. Por lo tanto, hay una resistencia para que esto se transforme en otra cosa. Nosotras en ningún momento, más allá de las críticas que hemos recibido, hablamos de una cuestión prohibicionista. Estamos cuestionando este factor discriminatorio, porque en cuarenta y cinco años vi una chica que no cumplía con estos patrones considerados de belleza para participar en estos concursos. Quisieron cambiar un poco todo, salieron a decir que ahora se estaba eligiendo a una embajadora cultural”, contó. En ese sentido, para Gordon “si es una embajadora cultural, tendrá que ser valorada por otro tipo de atributos, no por las medidas, el color de cabello ni la belleza aceptada socialmente para este tipo de cosas. Estamos cuestionando qué es lo que sustenta este tipo de concursos, con una base discriminatoria muy fuerte y que reproduce subordinación, desigualdad, y se transformen en otra cosa. Nosotras propusimos esto, hasta ahora no hemos tenido una respuesta de parte del Gobierno municipal. Hoy nos enteramos que en Tres Arroyos se suspendió también el concurso de belleza de la reina del Trigo. Creo que ya son veinte las localidades, acordes a los tiempos que corren, las que han decidido eliminar este tipo de concursos”, señaló.

La Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional resolvió reabrir la causa contra Mariano Bonetto por el femicidio de las jóvenes Nuria Couto y Natalia Grebenshikova, asesinadas en una plaza del barrio de La Boca en octubre pasado. La solicitud fue realizada por Anna Rodionova, mamá de Natalia, luego de que la jueza Wilma López sobreseyera a Bonetto tras declararlo inimputable en la causa por homicidio simple. Liliana Borysiuk, abogada de Anna Rodionova, la mamá de Natalia, dialogó con La Retaguardia. (Por La Retaguardia) Los jueces subrogantes Carlos Alberto González Cicciaro y Juan Esteban, firmaron la revocatoria del fallo de la jueza Wilma López que cerró la causa tras declarar inimputable a Mariano Bonetto. López deberá continuar ahora con la investigación. Lo confirmó a La Retaguardia Liliana Borysiuk, abogada de Rodionova: “Se revocó el fallo de primera instancia y sigue el juicio en instancia de instrucción. Estamos satisfechos porque la Cámara nos dio lugar en todas nuestras pretensiones. La fiscalía de Cámara (a cargo del fiscal general Mauricio Viera) también vio lo mismo que nosotros. Es una satisfacción jurídica muy grande porque quedará como precedente para otros casos. La defensa seguramente apelará ante Casación y eso demorará un poco la reapertura de la causa”, aseguró la abogada tras la primera lectura del fallo.Acerca de cuál será la situación de Bonetto ante esta nueva instancia, Borysiuk, oriunda de Rusia como Rodionova, contó: “Nos dijeron que hasta que se resuelva bien el proceso seguiría en el mismo lugar, P.R.I.S.M.A. que es un alojamiento penitenciario para quienes han cometido delitos y tienen problemas psiquiátricos”.La abogada aseguró que intentarán que la causa se tramite como femicidio: “Él (por Bonetto) ya comentaba que odiaba a las mujeres porque una chica lo había dejado y no atacó a varones, atacó a mujeres. Estuvo analizando en la plaza y eligió a las chicas. Esto no es homicidio simple, es femicidio”, aseveró.El miércoles 4 de enero por la mañana se había realizado una audiencia en la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional en el que Anna Rodionova pidió la reapertura de la causa por la muerte de su hija Natalia Grebenshikova y su amiga Nuria Couto. Esta mañana finalemente decidió en favor de la reapertura de la investigación.El 11 de octubre pasado Nuria Couto y Natalia Grebenshicova estaban con amigos y compañeros en el Parque Irala del barrio porteño de La Boca. Natalia tenía 15 años y continuaba estudiando en la Escuela Superior de Arte “Manuel Belgrano”, mientras que Nuria, de 18, ya había egresado pero trabajaba en la librería del colegio. Ambas fueron atacadas y acuchilladas por el veterinario Mariano Alejandro Benetto a plena luz del día. Por las heridas, Nuria falleció el 5 de noviembre y Natalia el 24.El 14 de diciembre pasado, apenas dos meses después del hecho, la jueza de instrucción Wilma López declaró inimputable y sobreseído a Bonetto al considerar que no comprendió la criminalidad de sus actos. Sin embargo, dictaminó que debía ser internado durante 25 años en el área de salud mental de la cárcel de Ezeiza. Esta medida también fue apelada por la defensa del acusado. “Ellos apelaron contra la decisión de la jueza que le dijo como medida de prevención la internación durante 25 años. Para el abogado de Bonetto eso significa una condena”, explicó Rodionova la semana pasada en diálogo con María Eugenia Otero y Fernando Tebele en el programa radial La Retaguardia..Tras la presentación ante la Cámara, en la que estuvo acompañada por amigos y compañeros del colegio de su hija, además de sus padres, Rodionova también había agradecido el apoyo: “todos apoyando nuestro reclamo, los padres del Belgrano siempre presentes, como los chicos, quiero agradecer mucho a los chicos también, que están siempre conmigo”; Anna se mostró esperanzada respecto a la decisión de los integrantes de la Sala IV: “estoy con mucha esperanza que van a dar camino a nuestra apelación y van a permitir investigar el caso, entonces podremos presentar a todos los testigos que tenemos, se van a ampliar las pericias y todo lo que significa investigar el caso de nuevo”.El fallo va en consonancia con el pedido de la mamá de Natalia, que había dicho antes de la resolución: “para mí, Bonetto tiene que ir a juicio, sea loco, enfermo mental, normal o no, tiene que ir a juicio público y oral, no puede ser que por decisión de una sola jueza quede sobreseído. Lo que yo pido por lo menos es que se investigue bien, no como hasta ahora”.Bonetto deberá afrontar la investigación. Los familiares y conocidos de Natalia y Nuria pueden sentir algo de alivio y satisfacción, en medio del peor dolor.

Felicitas Marafioti, una de las denunciantes de Cristian Aldana, el cantante de El Otro Yo que se encuentra actualmente con prisión preventiva a partir de una denuncia colectiva integrada por diez víctimas que lo acusan de abuso sexual y corrupción de menores, dialogó con Rosaura Barletta, Graciela Carballo, Carlos Morchio y Luis Angió en el programa radial Otras Voces, Otras Propuestas. Marafioti tiene hoy 29 años y la situación que denuncia ocurrió cuando tenía 14. (Por La Retaguardia) Reconocerse víctima “Lo que me impulsó fue el tiempo. No fue de un día para el otro. Hoy tengo 29 años y a los 23 estaba en terapia contando las situaciones que viví como algo al pasar y mi terapeuta se detuvo en varias cosas que yo le contaba y me preguntó: ‘Felicitas, ¿vos te das cuenta de que fuiste abusada?’. Yo en ese momento no lo veía, pensaba que no podía ser si yo había ido a la casa ¿Un abuso no era otra cosa? Desde un lugar muy manipulada porque él nos decía en todo momento que eso estaba bien, que no se lo teníamos que contar a nadie porque afuera no lo iban a entender”, relató Marafioti. La joven explicó que “hubo muchos años de manipulación y mi trabajo terapéutico llevó unos cuatro años y medio. Empezamos a trabajar bien fuerte y al tiempo comprendí que había habido abuso psicológico, físico. Leemos a personas que cuestionan que a los 14 años nosotras fuéramos a la casa, pero éramos chicas, no tengo por qué estar justificando eso, eso me da terror, tener que explicarlo en lugar de que nos preguntemos cómo un tipo de 30 años abusa de menores. Nos empezamos a dar cuenta cada una por su lado y la denuncia de Mailén (acusó a José Miguel del Pópolo, cantante de La ola que quería ser chau, por dos violaciones) nos hizo sentir identificadas en las cosas que contaba”, señaló como puntapié. “Eso me dio fuerza a mí porque me pregunté qué pasaría si empezaba a hablar y a salir todo esto. Yo venía hacía varios años hablando del tema en mis espacios, pero no quería quedarme con los brazos cruzados sabiendo que yo me estaba recuperando y que había otras chicas que podían estar pasando por lo mismo, eso me asustaba. Todo eso me llevó a decidirme”, aseguró. Justicia Marafioti llegó a la justicia cuando ya había una causa en curso contra el cantante por los mismos delitos, eso hizo más ameno su recorrido: “Cuando me acerqué a la justicia recibí un trato bárbaro. Yo estaba muy asustada, siempre en estos casos una misma se siente juzgada, imaginen con el mundo de afuera. Fuimos a la UFEM (Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres) y fuimos acompañadas por DOVIC (Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas) que son psicólogas que estuvieron a nuestra disposición”, resaltó. “Recibimos un apoyo tremendo, no nos sentíamos solas, no sentíamos que estábamos hablando incoherencias. Estamos diciendo la verdad, eso es lo más importante. No nos sentíamos unas locas, lo que pensé muchos años de mi vida creyendo que ese infierno lo viví yo sola. Es liberarse, sacarse el infierno de encima”, describió. Qué significa verlo preso “Es una gran oportunidad para que otras chicas se animen a denunciar, es sacarse una angustia. Hay que sacarse toda la mierda, es lo más importante. Además, esa persona no puede estar siendo un referente arriba de un escenario siendo que abusaba de menores cuando la mayoría de su público lo es. Cuando a mí me sucedió fue en 2002 y éramos un grupo de chicas menores e íbamos creciendo e iba cambiando el público. La mayoría tenían 14, 15 o 16 años”, consideró. Marafioti aseguró que “si no hubiéramos hecho nada seguiría pasando lo mismo. Es muy importante que el juez se haya puesto a leer cada declaración para reafirmar la preventiva. En su devolución, él entiende punto por punto por qué queda detenido. Realmente pudo entender la situación. Por momento caigo, por momentos no, es una vorágine, pero muy gratificante por la lucha”, destacó. Encubridores “Hay cosas de las que prefiero evitar hablar por una cuestión legal, pero me parece que estaría bueno que cada uno se haga cargo de lo que deba. Ese es el mensaje: cada uno sabe. Lo digo desde mi más honesto corazón, hay veces que leo cosas que me descolocan porque pienso que no puede ser pero es la misma excusa que me metían a mí a los 14 pero yo hoy no me como el verso. Hay un montón de gente que cree, y ahí no se puede hacer mucho más que dar este mensaje de que esto se tiene que terminar, basta de abusos y de aprovecharse de chicas que no tienen idea”, planteó la denunciante y volvió sobre sus conocimientos al momento de ser violentada: “Yo no tenía ni idea, la primera vez que vi a esta persona nunca había tenido relaciones sexuales. Estar contando esto no me parece divertido, no me siento orgullosa, la verdad que no ¿Me voy a querer hacer famosa por una situación así? Es terrible lo que dicen. A veces uno se pone a pensar y es sólo un poco de empatía, porque no es grato para una contar sus experiencias sexuales y su intimidad, pero a esta situación la tengo que contar porque esto no puede pasar más. A veces pienso en esto: es un referente musical, tiene poder ante la gente, tiene voz -señaló-. Pienso que si fuese un vecino, todo el mundo lo juzgaría, pero a él no, parece que si es cantante de una banda está exento de cometer delitos. Esto no es contra el rock, pero lamentablemente nos topamos con esta persona, pero pasa en muchos lados”. Ojos de niña “Siempre que haya un referente, un ídolo, más siendo chica, podemos verlo como un dios, como alguien superior. Lo que me decía mi mamá no tenía tanto peso como lo que me decía él, porque