Canción actual

Título

Artista


#NiUnaMenos

Página: 3


Otra jornada histórica. Otro hito en la Revolución Feminista. Se pierde la cuenta de cuántas jornadas ya se suman a una movida que fue reacción, fue marea y ahora es revolución. Compartimos las imágenes de nuestras fotógrafas Agustina Byrne, Natalia Bernades y Valentina Maccarone. Las tres, juntas, son una manera de representar, desde los colectivo, lo que está sucediendo en las calles. (Por La Retaguardia)

Tras la muerte de la niña que nació de un parto forzado a la niña de 11 años violada en Tucumán, publicamos esta charla con Victoria Disatnik, referente de la casa de las mujeres Norma Nassif, que se dio hace unos días. Distnik explicó en diálogo con Fernando Tebele, por Radio La Retaguardia, cómo fue el proceso que atravesó la niña, a quien el gobierno provincial le negó la interrupción legal del embarazo a tiempo. La nena fue sometida a una cesárea pasadas las 20 semanas de embarazo, luego de estar más de un mes retenida y aislada ilegalmente en la institución en la que solicitó la intervención luego de haber sido violada por el marido de su abuela. “Quiero que me saquen lo que me metió el viejo adentro”, es la frase con que, según su historia clínica, pidió el aborto legal. (Por La Retaguardia)Foto: notasperiodismopopular.com.ar “Estamos muy angustiadas. Fue una falta de derechos por donde se lo mire. Esta niña de 11 años fue violada por el novio de su abuela. Tenía dos hermanas violadas también por el marido de su madre. Por eso no tenía la tenencia su madre sino su abuela, a quien le sacaron la patria potestad luego de esta situación. Con un desamparo llegó al hospital Eva Perón en el este de Tucumán hace más de un mes. Hay un debate sobre la cantidad de semanas, hay distintas informaciones pero pareciera que con 16 semanas”, aseguró Disatnik. “A partir de ahí, se montó el mismo operativo que en Jujuy, con la misma participación de todos los sectores que trabajan firmemente para que no se puedan ejercer los derechos de las niñas violadas. Se montó el operativo que aisló a esta nena, no respetó su deseo, que pidió de veinte mil maneras que le saquen de adentro ‘lo que el viejo le había metido’. Es una frase de esa niña dicha en la historia clínica y que trascendió en los medios. Empezó una carrera de obstáculos para que pasaran los días y se llegara a esta situación donde era muy difícil practicarle la interrupción legal del embarazo (ILE)”, explicó la activista feminista. “De cualquier manera, hay un debate sobre si se hubiera podido o no. Nosotras entendemos que el sistema de salud se burló, todos los que deberían haber garantizado la ILE se declararon objetores de conciencia. No había ni anestesista, ni instrumentadores ni médicos. Recurrieron a dos médicos que se hicieron cargo de la situación y plantean que no había otra salida más que practicarle una cesárea. Eso está en debate. Seguramente tendremos tiempo de seguir debatiendo que una cesárea no es ILE, pero las condiciones en que llegó esta niña hicieron que estos médicos respondieran de esa manera”, consideró Disatnik. “Es una cadena de tragedias, una tras otra, donde lo principal del aparato del Estado estuvo puesto en obstaculizar, en torturar, secuestrar a esta niña que estuvo prácticamente secuestrada en una habitación a donde no dejaban entrar a nadie que no fuera lo que ellos decidían, con una madre sumamente preocupada por la salud de su hijita con una presión altístima y un estado físico difícil. Lo principal es hacer responsable a los que son responsables. Ha habido una cadena de situaciones que pusieron a esta niña en peligro de vida y nunca respetaron sus derechos”, denunció.Tucumán, la provincia promuerte “La intervención la realizaron dos médicos ginecólogos que fueron convocados. En el hospital nadie podía garantizarla. A la anestesista la trajeron de otro servicio. El sistema de salud no se hizo cargo aunque ellos digan que sí porque son dos médicos que tuvieron que traer de afuera porque no tienen garantizadas las prácticas de aborto legal. La situación se agrava para múltiples casos que suelen ocurrir y que son silenciados y no se conocen. En el caso de esta nena tuvimos acceso a conocerlos. Hacen que esta práctica que es legal hace cien años sea obstaculizada de manera tremenda por distintos sectores. Tucumán es la única provincia que nunca adhirió a la ley de Salud Sexual y Procreación Responsable”, denunció Disatnik. “En segundo lugar, no se aplica la Educación Sexual Integral por decisión de la estructura de la educación pública. Hay una absoluta discrepancia y lo que hay desde el ministerio de Educación es absurdo y poco útil para la educación. En tercer lugar, el aislamiento de la niña y la imposibilidad de que se respeten su deseo y el de la madre fue flagrante porque era una situación de mucha dificultad para poder acceder a que esta práctica sea realizada desde el punto de vista de lo que la ley permite”, planteó.“En el norte del país, el conservadurismo y la reacción tiene mucha fuerza. Es la única provincia argentina que se declaró ‘Pro vida’ durante el debate por el aborto. El argumento que usaron en las marchas los sectores antiderechos es que la provincia es pro vida. Estamos hablando de una provincia con estas características. Similares a las de Jujuy y el norte argentino en general. El gobernador Manzur encabezó las marchas pro vida en Tucumán”, recordó Disatnik. “Por eso la responsabilidad principal la tiene el gobierno de Manzur y su ministro de Salud, que hicieron todo lo posible para llegar a que, entre comillas, se salvaran las dos vidas, como dicen ellos. Es una situación grave para la vida de miles de niñas que sufren en nuestro país y nuestra provincia, el abuso, la violación y la tortura a que son sometidas”, denunció. Por otro lado, desde la Asociación de Profesionales y la Gremial Médica del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, se pronunciaron “repudiando que la niña de 11 años tucumana, abusada sexualmente por la pareja de su abuela, haya tenido que llegar a la práctica de una cesárea por haberle obstruido el derecho que le otorga una ley que lleva casi 100 años”.Además, se solidarizaron “con los Dres. Cecilia Ousset y José Gijena quienes bajo el JURAMENTO HIPOCRATICO que todos los médicos de nuestro país juran en cumplir tomaron la

El sábado por la mañana, familiares y amigos de Carla Soggiu organizaron una radio abierta y con volanteada en la Plaza de Pompeya. Denunciaron las irregularidades y fallas en el sistema del botón antipánico, que no funcionó cuando Carla lo necesitó.El software utilizado tenía una licencia vencida el 31 de diciembre de 2018, por eso falló en la localización. Por esta razón, sus familiares denuncian al gobierno de la ciudad por su responsabilidad en la desaparición y muerte de Carla. Aquí un fotoinforme de la radio abierta. (Por Agustina Salinas para La Retaguardia)

Ariatna, vecina e integrante de Vecinos organizados de Parque Avellaneda, denunció que durante este último mes hubo distintos intentos de secuestro en su barrio. Se los adjudicó a grupos de mafias organizadas en complicidad con la policía, que buscan mujeres y niñas para las redes de trata. Lo contó en Radio La Retaguardia durante el programa Hora Libre que conducen Matías Bregante, Rodrigo Ferreiro y Natacha Bianchi. (Por La Retaguardia) Foto: la bicicleteada en Parque Avellaneda (nadienosinvito.com.ar) “En los últimos días, en Parque Avellaneda, sufrimos lo que sufren la mayoría de los barrios que es la complicidad policial ante las mafias organizadas que secuestran mujeres, secuestran disidencias, niñas y niños. No se sabe bien con qué fines. Por lo general es para llevarse mujeres a las redes de trata. No hay ninguna duda de que funciona en base a la complicidad policial y a mafias organizadas que se vinculan directamente con la Policía. Además, esto funciona como un amedrentamiento hacia la juventud porque persiguen a mujeres y a disidencias que son jóvenes y militan, que llevan el pañuelo verde en su mochila. Queremos que se visibilice que hay un conflicto muy grande y que la policía está siendo cómplice de un montón de intentos de secuestros. También queremos destacar que esto es una problemática que vivimos las mujeres y las disidencias. Lo que se ha vivido en el Parque Avellaneda es perseguir a mujeres en distintas horas de la noche en motos y con complicidad con la policía. Son esquinas muy transitadas donde, por lo general, hay un patrullero o un policía. En estos casos la realidad es que no los hay”, manifestó Ariatna y contó cómo reaccionaron en torno a esto. “Los vecinos y las vecinas nos estamos organizando, estamos convocando a reuniones y pensando qué medidas tomar en el barrio, y más allá del barrio, para denunciar a quienes tengan que ser denunciados”, apuntó. La metodología Respecto a los hechos en sí, la vecina prefirió no hablar de casos particulares, pero dio indicios de las situaciones que están sucediendo en Parque Avellaneda: “Hay un acuerdo entre los y las vecinas del barrio de no hablar mucho de las situaciones puntuales, pero básicamente hay autos blindados, motos y otros vehículos que persiguen a pibas e intentan subirlas. Hay muchísimos casos que no llegan a las asambleas que estamos teniendo. Básicamente se trata de interceptar pibas que caminan solas por las calles para subirlas a un auto. Lo venimos escuchando hace tiempo en muchos barrios y no sale en ningún medio. La única manera de prevenir estas situaciones es ver cadenas de Instagram o ver en Facebook que tal persona escuchó que en tal esquina un auto trató de subir a una piba. Son cosas que pasan todos los días”, expresó.Ariatna manifestó la necesidad de visibilizar esta problemática y pidió la organización de los distintos barrios para lograr combatir estas situaciones: “No es un mito. Esto pasa. Llamamos a las compañeras de los distintos barrios a organizarse. Si no nos cuidan, vamos a cuidarnos (entre nosotras). Yo llamaría a hacer una asamblea en la zona oeste de la capital en dónde podamos contactarnos los y las vecinas para estar alertas y entender que esto no se trata de un mito, se trata de una realidad en donde la mujer es oprimida. En este caso, la mujer es presa de la boca de lobo que produce la falta de luminaria y otras cosas. Tenemos que someternos a situaciones que no están buenas. Ojalá el ejemplo de Parque Avellaneda repercuta y los barrios salgan a organizarse en contra de estas cosas”, dijo en el programa Hora Libre de La Retaguardia.Se han tomado distintas medidas para dar a conocer esta problemática y alertar al resto de las vecinas del barrio: “Estuvo habiendo asambleas. La semana pasada hubo un bicicletazo, donde el objetivo fue visibilizar por el barrio lo que estaba pasando. Se hicieron afichadas y se repartieron volantes. Mañana va a haber una nueva asamblea donde se van a proponer nuevas medidas. La idea es que vaya un poco más allá de la visibilización y haya respuestas concretas. La idea es que esto siga avanzando hasta que podamos resolver la problemática”, contó Ariatna.La vecina también se refirió a la ausencia estatal en estos casos y a la posibilidad de llevar estas denuncias a la justicia: “El Estado es absolutamente responsable de lo que está pasando, así como es responsable de las muertas por abortos clandestinos. No sé si vamos a llevar esto a la justicia o a algún ámbito legal. Es algo que se revuelve en asamblea y hay un montón de opiniones contrapuestas al respecto. Hay quienes dicen que la policía lejos de resolver, va a aumentar el conflicto y hay quienes dicen que hay que llevar a la policía, y en el caso de que no escuchen denunciar a la policía. Vamos a decidirlo las vecinas en asamblea. Lo más importante ahora es debatir en manera democrática cómo sigue nuestra lucha y hacia dónde apunta”, explicó.Para quienes deseen contactarse con el grupo de vecinas y vecinos organizados de Parque Avellaneda ya sea para contar alguna situación semejante a las denunciadas por Ariatna o para acompañar su lucha pueden hacerlo a través de Instagram parque_avellaneda o a través del mail a mujeresdeparqueavellaneda@gmail.com: “Llamo a que los barrios refuercen su organización y salgan a denunciar lo que tengan que denunciar. La complicidad policial se tiene que terminar. Vamos a hacer que se termine. Esto a las pibas no nos puede pasar más: no puede ser que salgamos a la calle con miedo, no puede ser que vayamos a un hospital con miedo, no puede ser que vayamos a una consulta ginecológica con miedo, a la escuela con miedo o a dirección a decir que un docente nos tocó o maltrató con miedo. Son situaciones que vivimos en la cotidianeidad”, cerró Ariatna. ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

Lo confirmó Gustavo, su tío, en diálogo con Rosaura Barletta y Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas. Carla desapareció el 15 de enero después de activar dos veces el botón antipánico. Su cuerpo fue hallado el sábado 19 en el Riachuelo porque, a pesar de haber alertado que estaba en peligro, la Policía no la ubicó a tiempo. Carla tenía el dispositivo después de haber denunciado que el 26 de diciembre su ex pareja la golpeó, la violó y la encerró. Él está detenido, pero su padre y su hermana continuaron amenazando y hostigando a Carla, que los denunció y obtuvo una extensión de la perimetral para ellos. (Por La Retaguardia)Foto: Agustina Salinas A pesar de que los medios hicieron eco de la hidrocefalia, patología que altera la orientación y la estabilidad, Gustavo fue contundente: “En la adolescencia, cuando tenía 14 o 15 años, mi hermana y mi cuñado observaron ciertas condiciones neurológicas como pérdida de orientación, desviación en un ojo, pérdida de estabilidad. Frente a eso, se hizo una consulta con los médicos y le diagnosticaron hidrocefalia. Se hizo una cirugía para solucionarlo y la operaron con éxito. Al poco tiempo volvió a ser una persona normal, se acomodó su ojo, dejó de desorientarse, eso lo solucionó y desde la cirugía nunca más volvió a presentar un cuadro de esos. Tenía los cuidados necesarios, tenía unas válvulas en la cabeza, con una cánula de drenaje hacia una parte del estómago”. La enfermedad de Carla no la afectaba desde que fue operada en la adolescencia.“El foco lo ponemos en tratar de que los hijos de Carla estén lo mejor posible con todo el desastre que se produjo en la familia. Ese es el objetivo primordial. Segundo, queremos verdad sobre todo lo que haya pasado alrededor del caso de mi sobrina. Es la única forma de que nosotros como familia podamos encontrar la paz para poder hacer el duelo”, dijo Gustavo.Sobre la situación de amenaza previa a la muerte, el tío de Carla explicó: “Le dieron el botón antipánico a raíz de un episodio violento que recibe de parte de su ex pareja el 26 de diciembre del año pasado. Fue una situación fea, de golpes, violación y privación ilegítima de la libertad. Le dieron un botón antipánico y una perimetral. Él fue detenido, pero los días posteriores a mi sobrina la llamaron frecuentemente amenazándola la familia de él, su padre su hermana. Se hizo la presentación ante la justicia y se extendió la perimetral hacia los padres de él y su hermana mayor. Es real que el padre pertenece a una Fuerza de Seguridad. No sé si activo o cesante, pero sí sé que pertenecía”, aclaró.“Ella accionó el botón antipánico pero no tenemos ninguna explicación sobre por qué no lograron localizarla, no sé cómo funciona ese dispositivo. Sus hijos están aquí en casa. Estamos unos en el frente y otros en el fondo pero en el mismo lote, nos vemos permanentemente, están con los papás de Carla”, contó.Por último, Gustavo se refirió al apoyo que reciben: “Esto trascendió los límites de nuestra familia. Hay vecinos, amigos. Mucha gente movilizada por esto, no sólo parientes y amigos de mi sobrina sino personas que ni siquiera conocemos. Ni siquiera somos nosotros los que organizamos. Sí participamos, porque nos dicen que las movilizaciones se hacen por justicia y verdad para Carla, pero ya lo están organizando amigos y gente que se solidarizó”. La familia no descarta nuevas movilizaciones en los próximos días.

En la mañana del sábado se difundió la noticia de un cuerpo encontrado en el Riachuelo. Todo apuntaba a que sería Carla Soggiu, desaparecida desde el martes 15 luego de accionar dos veces el botón antipánico, que obtuvo luego del secuestro y violación de su ex marido. Sus familiares y amigos se concentraron en la puerta de la casa para esperar que se confirme la identidad del cuerpo. Finalmente la familia confirmó que era Carla. Con el femicidio de Carla ya son 11 los casos en lo que va del año. El mismo sábado por la tarde, sus familiares, amigas y vecinas organizaron una movilización y corte en Puente Alsina, en Pompeya para visibilizar el femicidio de Carla y exigir justicia. Aquí la cobertura completa de Agustina Salinas para La Retaguardia.

El martes 15 Carla presionó dos veces el botón antipánico. Lo obtuvo en diciembre, luego de denunciar a Sergio Nicolás Fuentes, su ex pareja, por secuestro y violación. La policía se contactó con ella, que respondió que estaba “desorientada en un lugar desconocido”. Desde ese momento no se sabe más nada de Carla, vecina del barrio de Pompeya. La familia denuncia amenazas por parte del entorno de Fuentes y exigen la aparición con vida ya de Carla. Esta tarde organizaron una movilización desde el Centro de Pompeya hasta la Comisaría 34. Por información sobre el paradero de Carla Soggiu comunicate al 911 o 1531628030. (Fotoinforme de Agustina Salinas para La Retaguardia.)

El miércoles 5 se realizó el Paro por Lucía Pérez, repudiando en repudio al fallo del Tribunal que negó su femicidio. La concentración fue en Tribunales de CABA, para luego pasar por el Obelisco donde varias artistas realizaron intervenciones y finalizó en Plaza de Mayo, con su Mamá Marta y su hermano, agradeciendo la presencia de miles de personas. (Fotoinforme de Agustina Salinas para La Retaguardia.(

En la entrega de diplomas de egresadas y egresados del Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA), una organización, Mujeres y Disidencias del CNBA, expuso en cada turno una declaración en la que denuncian una seguidilla de situaciones de acoso por parte de autoridades de la institución. Además, sumaron la mención a docentes (tutores de los jóvenes y el rector, Gustavo Zorzoli) que tuvieron una actitud pasiva y cómplice a sabiendas de que ocurrían estos episodios. En diálogo con Luis Angió en el programa Otras Voces, Otras Propuestas, Zoe Taricco García, integrante de Mujeres y Disidencias del CNBA, explicó cómo llegaron a tomar la decisión de hacer este planteo y qué expectativas tienen de que la situación se modifique para los estudiantes actuales. (Por La Retaguardia) “Decidimos armar el discurso entre todos, estamos organizadas bajo el nombre de Mujeres y Disidencias del Nacional Buenos Aires. Si bien existen distintas situaciones en las que algunas pueden o podemos sentirnos más o menos afectadas por determinadas situaciones, todas fuimos víctimas de alguna manera de la sistematicidad con que se recurría a la violencia por parte de las autoridades”, explicó. “Las situaciones para nosotras eran muy incómodas, era algo que no sabíamos cómo manejar. Hay gente que se olvida de resaltar que nosotras éramos menores de edad y no teníamos el espacio que debía ser generado por el colegio para que pudiéramos tener la libertad y la tranquilidad de contar que esas cosas nos estaban pasando. Simplemente había comentarios entre nosotras de una situación en la que la habíamos pasado mal con una autoridad del colegio. No podíamos llevarlo más allá de una conversación entre amigas. Eso era lo que para nosotras era tan conflictivo”, planteó.“Cuando nosotras decidíamos mencionárselo a nuestros padres, ellos en general nos decían que tratáramos de acudir a nuestro tutor. La lógica indicaba que si ese espacio era para que los estudiantes pudieran acceder a un lugar de contención, nos alentaban a avanzar de esa manera. Yo particularmente nunca lo mencioné con mis padres porque no viví una situación que me llevara a eso, pero mis compañeras contaron que sus padres las alentaron a incentivar que se hiciera algo desde adentro del colegio y se interviniera desde el departamento de tutores, los encargados de acompañar a los estudiantes”, señaló. “No sucedió que nuestros padres intercedieran desde afuera, actualmente sí existe una organización que se llama Madres y Padres Autoconvocados que se encarga de llevar al colegio situaciones que desde adentro no se están solucionando en relación a la violencia institucional”, contó.“Los nombres que aparecen en nuestro discurso no le son ajenos ni indiferentes a ninguna persona que forme parte de la comunidad educativa del Nacional Buenos Aires. Son personajes que todos conocen y que todos pueden conocer en mayor o menor medida cuál es su accionar y cuál es la relación que deciden tener estas autoridades con los estudiantes. Más allá de eso, los estudiantes varones en general no tenían una incidencia particular en ese vínculo”, aclaró. “El apartamiento de los señalados del colegio es un primer paso importante para empezar con la investigación que nosotras solicitamos de alguna manera. De todos modos, no nos consideramos nosotras las responsables de marcar el camino a seguir a partir de ahora, nosotras decidimos apoderarnos del espacio que teníamos y expresar nuestro mensaje de manera tal que se conocieran las falencias que las autoridades estaban teniendo como educadores y responsables del cuidado de los estudiantes en la institución”, consideró. “En ese sentido, también, buscamos que se sientan interpelados como los responsables del accionar a partir de ahora para que estas cosas dejen de suceder dentro de cualquier establecimiento educativo porque estamos convencidas de que no es algo que sucede sólo dentro del Nacional Buenos Aires”, concluyó Taricco García.

Entrevista con Anna Rodionova, mamá de Natalia Grebenshicova, luego del fallo que condenó a Mariano Bonetto a prisión perpetua por doble homicidio con alevosía contra su hija y Nuria Couto. Repasó la causa y admitió que “no me lo esperaba. Estaba preparada para seguir luchando”. (Por Colectivo de Medios Populares*) Anna Rodionova vino a la Argentina en el año 2005 como turista. Llegó hasta Buenos Aires enamorada del tango. “Cuando vine me gustó por todo, más allá de que vine por el tango. Ahí ya empecé a prepararme para la mudanza. En un año hice todo y me vine con mis dos hijos, Natalia y Sebastian. Natalia tenía 5 años y Sebastian 13”. Anna tenía 32 años. Allí empezaron con la difícil tarea de adaptarse a una sociedad bien diferente de aquella en la que se habían criado. “Comenzaron a ir al colegio enseguida. Natalia hizo un tiempo dos colegios: a la mañana iba al colegio ruso en Recoleta y a la tarde iba en el barrio al colegio común. Después siguió solo con el ruso entre 3º y 5º grado. Cuando terminó en ese colegio ya estaba para entrar en el secundario y esa era la pregunta que ella misma se hizo de seguir en el colegio ruso o entrar a una secundaria de acá. Así fue como se anotó en La Belgrano (Escuela de Bellas Artes de La Boca), donde estuvo hasta 3º año”. Pero llegó el 11 de octubre de 2016.Luego de ese fatídico día, de una lucha incansable de Anna Rodionova y de su abogada Liliana Borysiuk por llegar a tener justicia, Mariano Bonetto fue condenado a perpetua el jueves pasado a prisión perpetua. Los intentos por simular ser un paciente psiquiátrico esta vez no fueron suficientes para conseguir la impunidad de sus actos. “Por un tiempo más, Bonetto seguirá en el Programa Prisma. Su defensa puede apelar el fallo e ir al Tribunal de Casación Penal porque todavía no está firme. Pero sabemos que el resultado que hemos obtenido ayer es muy difícil que lo pueda dar vuelta”, expresó Rodionova. Y agregó: “Siempre dice lo mismo, siempre tiene ese discurso de ocho minutos que ya nadie le cree”.Pasaron dos años casi, después de esa tarde en Parque Irala en la que Bonetto atacó a Nuria y a Natalia causándoles las heridas que llevaron a sus muertes el 5 y 24 de noviembre respectivamente, para que el Tribunal Oral en lo Criminal y Correcional Nº 22, compuesto por los jueces Ángel Gabriel Nardiello, Patricia Elisa Cusmanich y Sergio Adrián Paduczak, lo condenara a perpetua por mayoría. A lo largo de este tiempo, Anna siempre sospechó que Bonetto, hijo del gerente de una sucursal del Banco de Córdoba en la localidad de Laborde, interfería en los resultados de las pericias psiquiátricas; a eso atribuye que haya sido declarado inimputable dos veces. Pero esta vez no se pudo: el único voto en contra de la condena de la Presidenta Cusmanich no fue suficiente para extender la impunidad. Los fundamentos de cada uno de los votos y de la condena en sí, serán leídos el próximo 20 de septiembre.Anna llevó una lucha incansable para llegar a esta sentencia que le otorgó la deseada condena al que define como el femicida de su hija: “Para mí que sí, que fue a atacar mujeres. En el tribunal fue difícil comprobarlo porque también estaba este chico Martín, que estaba con Nuria y fue atacado (Bonetto fue condenado también por esta tentativa de homicidio). Para los abogados nuestros y los de la familia Couto no era tan así, pensamos que lo intentó correr para sacárselo de encima. También amenazó a otros hombres que estaban por ahí y que intentaron detenerlo. Por eso no pudimos condenarlo por femicidio, pero para mí lo fue”.La justicia ayuda a sanar, pero hay una parte de la herida que siempre quedará abierta.“Ahora estoy un poco más en paz conmigo. Hay una verdad igual que es que a Natalia no me la devuelve nadie, pero fue una forma de conseguir un poco más de tranquilidad y de certeza en este caso”. En todas sus palabras Anna demuestra un vocabulario técnico legal que fue adoptando a la fuerza. Con una voz serena y con su tono ruso predominante, reconoce todo lo aprendido en este camino, aunque esboza que le hubiese encantado adquirir éstos conocimiento en un contexto totalmente diferente: “A lo largo del juicio iban surgiendo mis dudas por poder llegar a conseguir perpetua. La verdad es que no me lo esperaba, yo lo único que sabía es que estaba preparada para seguir luchando”.Anna refuerza el agradecimiento a todas las personas e instituciones que la acompañaron siempre. Se emociona al recordar los alegatos y los discursos brillantes del fiscal Marcelo Martínez Burgos, y de sus asesores letrados, el Dr. Maldonado y la Dra. Borysiuk. Nunca se olvida de resaltar también el acompañamiento incondicional de la Comunidad Rusa en Argentina y el Colegio Manuel Belgrano. “Los alegatos y los discursos de los profesionales legales siempre fueron brillantes, y el agradecimiento también a los compañeros de Natalia que siempre estuvieron en las marchas, en los cortes, hasta su apoyo en festivales y murales gestionados por ellos. Eso sana y mucho”.Anna tuvo otros dos hijos en su vida argentina. Le consultamos si había pensado en irse luego del asesinato de Natalia, pero responde sin dudas: “Yo estoy acá y no tengo ni energías ni fuerzas para hacer algún movimiento para irme. La verdad es que ahora no estoy muy bien acá, por todo: por la situación económica y política, y también por lo que pasó. Mi hijo mayor ya está en la UBA”, agregó en el cierre.Este juicio no solo termina con la impunidad de Bonetto, sino que demuestra que un fallo judicial en contra del patriarcado es posible. Mariano Bonetto preso es un acto de justicia para Natalia y Nuria, pero también es más seguridad para todas las mujeres que caminan este suelo. *Agencia Paco Urondo/La Retaguardia/FM Riachuelo/Sur Capitalino/FM La Caterva/Radio Gráfica.