Canción actual

Título

Artista


Buscar resultados para: label

Resultados totales: 105 / Mostrando página: 7 de 11

A dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado, imágenes y testimonios de la masiva manifestación en Plaza de Mayo. De la mano de Paulo Giacobbe La Retaguardia dialogó con Andrea Antico, cuñada de Santiago, Ismael Jalil, Myriam Bregman, Horacio Pietragalla y Pablo Pimentel, entre otras voces. Las voces están acompañadas por un fotoinforme de Agustina Salinas. (Por La Retaguardia) Andrea Antico, cuñada de Santiago Maldonado A dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado, Antico dialogó con La Retaguardia, agradeció el acompañamiento, y dijo que con el cambio de juez esperan que se empiece a encontrar la verdad: “que el juez acompañe el reclamo de todos nosotros, queremos que aparezca Santiago y que el gobierno deje de intervenir a través del Ministerio de Seguridad, que lo primero que hizo es poner en duda a Santiago y la familia y a la comunidad mapuche, que también ellos están sufriendo esta persecución”. -La Retaguardia: En uno de los allanamientos que hizo el juez que en ese momento estaba a cargo, tuvo a un testigo clave precintado.-Andrea Antico: Sí, a Matías Santana. Fue terrible lo que le hicieron. Lo tuvieron casi 12 horas atado con precintos hostigándolo, eso es claro ¿no?, el hostigamiento que tienen ellos, pero sobre todo con Matías que tuvo las pelotas de salir y declarar y todo lo que la prensa quiso hacer con Matías, desacreditar todo el tiempo su testimonio. Eso es otra cosa más, que lo hacen con nosotros, con la familia, con la comunidad, con la gente de derechos humanos. Es increíble que todavía estemos cuestionando eso y no a la gendarmería que son los responsables. -LR: ¿Realizaron una investigación sobre ustedes? -AA: Sí, nosotros desde la primera semana tuvimos todo el tiempo a la gendarmería. Informes de nuestros teléfonos, hacia la familia. Hacia nosotros dos, (ella y Sergio Maldonado) en realidad que estábamos yendo al juzgado y teníamos contacto con la causa. -LR: ¿Qué opinás de los carteles en los que se ofrece una recompensa para quien ofrezca información sobre Santiago Maldonado?-AA: Es increíble que después de todo lo que pasó, sigan pasando en la televisión y la calle el afiche de Santiago pidiendo información, le tendrían que pedir información a los gendarmes. Capaz a ellos les vendría bien esos 2 millones, que digan la verdad de dónde tienen a Santiago. Eso es otra muestra más del destrato a la familia y la situación que estamos pasando. Porque ellos saben quién lo tiene.Así terminó una reunión con los organismos de derechos humanos, cuando justamente les decían eso.Sí, les decían que ellos saben. Ellos tienen la información. Desde un principio. Todo el tiempo sacando el eje de que no era la gendarmería, después que sí. Después que era uno, que eran dos, que no habían llegado al río, pero en realidad llegaron. Que no usaron armas pero en realidad usaron. Y ahora la cantidad de audios que por suerte salieron a la luz y muestran la verdad de lo que pasó. Ismael Jalil: “El gobierno nacional es responsable” El abogado de la CORREPI explicó las responsabilidades del gobierno en la desaparición forzada de Santiago Maldonado: “El gobierno nacional en tanto dirige a la fuerza represiva de seguridad como es la gendarmería tiene la absoluta responsabilidad por haber dado la orden de reprimir y debió haber contemplado la posibilidad de que un hecho de estas características iba a suceder. Estaba Pablo Noceti, el Jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, en el lugar y además el gobierno nacional es responsable por toda la red de encubrimiento que tejió después, sembrando pistas falsas y manipulando a la justicia que es por la otra pata por la cual cierra todo el proceso de impunidad”.Jallil también habló del cambio de juez: “En realidad nosotros en lo único que debemos confiar es en la propia fuerza. El poder judicial, quedó demostrado en esta causa, está sometido y por eso hicieron lo que hicieron durante todo este tiempo, que fue distraer, no buscar”. En cuanto a la publicidad oficial que dice que están buscando a Santiago Maldonado, el abogado dijo que se trata de “un acto de caradurismo institucional. Porque salir a preguntar o decir que están buscando a Santiago Maldonado cuando todos sabemos que la respuesta no la tenemos que dar nosotros, la respuesta la tienen que dar ellos mismos, es otro de los recursos. Lo que pasa es que si Patricia Bullrich se desdice de lo que llevó adelante en el primer momento, no solo tiene que dejar el gobierno sino que se tiene que preparar para sentarse en el banquillo de los acusados”. -LR: El mes pasado hubo una represión muy fuerte al finalizar la marcha por Santiago. CORREPI, junto a otras oganizaciones, fue muy importante para lograr la libertad de los detenidos. ¿En qué quedó eso? -Ismael Jalil: Todavía el juez no resolvió la situación procesal de los 30 detenidos, sólo resolvió la situación de 1, que no tiene nada que ver con el otro conjunto y es por otra causa. De los 30 detenidos que fueron agarrados al voleo en una verdadera razzia, que es una incursión violenta y sorpresiva sobre población civil indefensa, todavía no ha resuelto nada. Y sigue confiando en la misma policía que fue autora de esta causa dibujada, armada. Así que en esa situación estamos esperando el cierre de la causa para después también dedicarnos a la otra etapa, que es lisa y llanamente la denuncia de todo el accionar de antes, durante y después de las detenciones por parte de la policía de la ciudad. Diana Kordon, de Liberpueblo y EATIP “Exigimos la aparición con vida de Santiago Maldonado y el castigo a los responsables políticos y materiales de su secuestro, que lo fijamos en primer lugar en gendarmería. Creemos que es muy importante, ante todo el manto de encubrimiento que el gobierno está impulsando acerca de la situación de Santiago, que el pueblo se exprese como el pueblo lo está haciendo en todas las plazas del país. No es una

El Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación respondió a la pregunta que le hizo La Retaguardia y que circula en el país y en el mundo ¿Dónde está Santiago Maldonado? En la entrevista con Fernando Tebele para el programa radial La Retaguardia, Avruj estaba, al momento de la charla, recién llegado desde Formosa. Allí se entrevistó con el gobernador Gildo Insfrán, al que le agradeció “toda la libertad para poder desplazarme”. También visitó en la cárcel al referente wichí Agustín Santillán, pero no se animó a calificarlo como preso político, aunque dijo que lo vio abatido y angustiado. Avruj aclaró por qué no visitaría a Facundo Jones Huala, otro preso político de pueblos originarios, e intentó desacreditar el testimonio de Matías Santana, de valor central en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, al mismo tiempo que dijo que había que dejar actuar a la justicia. (Por La Retaguardia) Foto: DyN – Fernando Tebele: ¿En qué consistió su viaje a Formosa y por qué en este momento?-Claudio Avruj: Nosotros tenemos un pedido muy expreso del Presidente de la Nación, el ingeniero Macri, de llevar adelante una política de derechos humanos federal, al igual que los otros Ministerios de su incumbencia. Es decir, trabajar codo a codo con todas las provincias y desplegar todos los programas que tenemos. Hoy tocaba Formosa y se lo hicimos saber al Gobernador (Gildo) Insfrán. Le tengo que agradecer la gentileza que tuvo para conmigo de recibirme en su despacho y darme toda la libertad para poder desplazarme y hacer mis tareas. Cada uno tiene su incumbencia, él como Gobernador y yo como Secretario de Derechos Humanos, que es velar por el respeto y el despliegue de los derechos humanos en todo el país. -FT: Tuvo suerte, Avruj. En la visita que hicimos con La Retaguardia a Formosa fuimos perseguidos constantemente por la policía de Insfrán y la pasamos muy mal. -CA: Sí, yo sé que estas cosas suceden. Sabemos también que ha ocurrido tras nuestra visita al Lote 67. Personal de la policía llegó hasta allá para preguntar qué habíamos hecho, qué habíamos preguntado y qué habíamos dicho. Son parte de las denuncias que nosotros tenemos y queremos trabajar. Son parte del informe que le haremos llegar al gobernador después de este viaje. -FT: ¿Hablaron con Insfrán sobre Santillán?-CA: Le comenté que iba a ir a visitarlo. Él tiene su posición. No discutimos sobre la causa. No me pareció pertinente que desde el Poder Ejecutivo provincial y el Poder Ejecutivo nacional entremos a analizar la causa. Lo que le dije al gobernador fue lo mismo que le planteé al juez de Las Lomitas (Marcelo López Picabea): que aspiraba a una justicia independiente donde no haya intromisión política de ningún tipo en el proceso que se está llevando a cabo contra Santillán. -FT: ¿Cómo lo vio a Agustín Santillán?-CA: Tuve la oportunidad de estar con él. Vimos un hombre abatido y angustiado. Más allá de lo que implica esa situación de encierro para los detenidos, al fin está también la certeza que él tiene de su inocencia y de que es víctima de una persecución. Junto con esta tristeza, nos refirió a los temas de salud por la falta de atención médica correspondiente. Fue muy concreto. Nos comentó cómo fue lastimado en el día de la detención por los golpes que recibió y que no recibió atención. Fue curado por la familia en sus visitas. Antes de ser trasladado a Las Lomitas contrajo unos hongos muy fuertes. Nos mostró los brazos y las cicatrices son muy visibles. También fueron curadas por medicamentos que le trajo la familia y no por asistencia médica. Lo mismo planteó cuando tiene fiebre o problemas de pulmón, el médico no asiste. Nos planteó el problema de la falta de abrigo y cuidado en su celda. Él no sabía que yo viajaba, pero justo la semana pasada su celda fue pintada, limpiada, arreglaron el baño y el ventilador. Le faltaba abrigo para las noches. También nos habló de una situación de aislamiento. No le permiten conversar ni interactuar con el resto de los reclusos. Está todo el día en soledad si bien no está recluido. Todo eso se lo transmití al juez (Marcelo López Picabea) en una conversación muy respetuosa. Me dijo que iba a tomar cartas en el asunto e iba a darme las respuestas a mí y a Agustín. Creo que hay que velar por los derechos y la salud de todos los detenidos. En este caso, desde la Secretaría, estamos acompañando la causa de Agustín desde el primer momento.-FT: ¿Santillán es un preso político? -CA: La verdad no lo puedo determinar. Quiero ser muy respetuoso. Uno sabe los antecedentes y conoce toda la historia de persecución que hay detrás. Uno sabe que hubo 28 causas contra Santillán, de las cuales 27 fueron declaradas faltos de mérito y archivadas. Llama la atención o da a pensar que hay una intencionalidad. Yo no quiero abrir juicios de valor categóricos. Nosotros estamos trabajando. Nuestros abogados de la Secretaría de Derechos Humanos y del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) están acompañando. Se lo planteamos clarito al juez. En un momento, el juez nos dice que él sabe que sus fallos contentan a unos y producen enojo en otros. Yo le planteé que esa no es la discusión. La discusión es que el fallo siempre sea justo. -FT: Igual uno puede entender en su visita a Santillán como secretario de derechos humanos que lo considera un preso político. ¿Usted visitaría a Facundo Jones Huala?-CA: No. Son situaciones completamente distintas. Hay que poner en claro la situación de Jonas Huala (SIC)  y el RAM. No tienen nada que ver ni con el reclamo de todas las comunidades indígenas en el país ni con el reclamo mapuche. Jonas Huala (SIC) representa el RAM y el RAM es un grupo a todas luces violento, armado y usurpador de tierras. No representa el accionar de los Qom, los Wichí o Nivaclé, que

Graciela Rosenblum, de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, dialogó con La Retaguardia y dijo que la denuncia que realizaron podría alcanzar también a funcionarios de la provincia de Chubut. También se refirió a la marcha unitaria y dijo que el Estado de derecho está en peligro. (Por Paulo Giacobbe para La Retaguardia) La denuncia ya ratificada por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Instituto Sampay y el abogado Eduardo Barcesat contra Mauricio Macri, Marcos Peña y Patricia Bullrich por encubrimiento de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, avanza y se frena según el día y quién tenga que resolver acerca de si avanza o no.Graciela Rosenblum, presidenta de la Liga Argentina por los Derechos del hombre, explicó el alcance de la denuncia: “Las solicitudes hechas son la investigación del accionar y de las medidas que se tomaron a nivel del Estado Nacional, Presidencia de la Nación,  Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Ministerio de Seguridad y la responsabilidad del Director de Gendarmería Nacional y de los comandantes de las unidades en la zona. Después de 40 años y teniendo en cuenta que el movimiento popular argentino, encabezado en ese momento por La Liga y la APDH, sus abogados llevaron a un coloquio de juristas en 1981 el primer borrador de la convención de desaparición forzada de personas que después cuajó en una convención internacional y que nuestro país ha ratificado y lo ha integrado al ordenamiento del Código Penal, por lo tanto la desaparición forzada de personas tiene pena en nuestro país y el delito de encubrimiento existe en nuestro código penal. No fueron Mauricio Macri ni Patricia Bullrich quienes fueron a desaparecer a Santiago Maldonado, ni Garavano ni Avruj, fue la Gendarmería por orden de un juez y con la autorización del Ministerio de Seguridad encabezado por Pablo Noceti, que estaba en el lugar. Es desaparición forzada porque actúan agentes del Estado, porque hay testigos de su detención, porque hay testigos de que fue golpeado, hay testigos que dicen que lo subieron en una camioneta blanca, pero no hay ningún antecedente del registro de su detención por parte de la Gendarmería, no hay ningún antecedente en la causa  del protocolo con el que debería haber actuado Gendarmería, y por supuesto no se conoce su paradero. Todo el gabinete tendrá que dar cuenta de qué pasó con Santiago y fundamentalmente tendrá que devolver a Santiago a su familia y a nuestro pueblo”. -La Retaguardia: ¿Funcionarios de la Provincia son alcanzados por la denuncia que realizaron?-Graciela Rosenblum: Todavía no. Ante el dictamen del Fiscal, con los compañeros Barcesat y del Instituto Sampay, estamos preparando nuestra presentación como querellantes en esta causa por encubrimiento, con la idea de tener un rol protagónico y avanzar también en las responsabilidades que pudieran tener las autoridades provinciales, que a mi modesto entender, creo que las tienen. Me parece que todo esto hay que unirlo a una idea que la Liga viene trabajando, viene planteando, con mucha fuerza y es que están demoliendo el Estado de Derecho. Lo están cocinando a fuego lento para disolverlo, para que se desintegre. Lo de Santiago Maldonado es la expresión más brutal de lo que está sucediendo pero aparecen distintos hechos, entre ellos la represión del 1º de septiembre, la de PepsiCo, a los jóvenes que en la Avenida 9 de Julio reclamaban por la libertad de Milagro Sala, como los disparos sobre la compañera de la CCC, que demuestran que se está demoliendo el Estado de derecho. El signo de peligro está puesto. Yo estoy convencida de que nuestro pueblo no va a dejar pasar alegremente la situación  y que va a dar respuesta, como dio respuesta el 1º de septiembre en el reclamo único de aparición de Santiago Maldonado. Un joven inquieto, un joven solidario, un joven que recupera la mejor tradición solidaria, tal vez de una de las figuras más cuestionadas pero más relevantes que ha tenido América Latina, como el Che Guevara, que él con sus apenas veintipico de años también salió a recorrer el territorio nacional buscando encontrarse con la realidad real de los dramas y las alegrías por los que transcurre nuestro pueblo.-LR: El encubrimiento, en el caso de la desaparición forzada, es tan grave y necesario como el mismo accionar de Gendarmería.-GR: Por supuesto, se podría decir que es casi igual, porque si yo te pego a vos y hay alguien al lado mío y no dice “Graciela, no lo hagas”, no pone un freno a mi actitud, de alguna manera se podría decir que es encubrimiento. Pero estamos hablando de la desaparición forzada de personas, estamos hablando del aparato del Estado al servicio del ocultamiento de dónde está un joven de 28 años. Estamos hablando de lo que la Argentina pasó, pero no solamente la Argentina, sino América Latina. La desaparición forzada de personas tuvo que ver con el genocidio a los pueblos de América y no puede volver a repetirse.-LR: Decías de la marcha unificada, hacía bastante que no ocurría una marcha con todos los organismos, con diferentes sectores sociales y políticos, todos juntos, ¿cómo lo viste, qué te pareció?-GR: Yo creo que ha sido un éxito. No solamente por la masividad, sino porque efectivamente fue convocada en forma unitaria por distintos espacios, no solamente del movimiento de Derechos Humanos, sino sectores sociales, políticos y sindicales. No es la primera ni la única que ha existido, sí es la de mayor envergadura en el último tiempo. Pero en todo caso son discusiones que tiene el movimiento popular, efectivamente no somos todos iguales, no todos pensamos lo mismo, no todos creemos que de esta o cual manera hay que resolver tal cosa; lo que sí está claro es que cuando nuestro pueblo sale a pelear, en cualquiera de sus instancias, ya sea el laboral, el estudiantil, el territorial, el de los derechos humanos, tiene que encontrar las formas de compartir con otros sus reclamos. La historia política de los pueblos nos ha enseñado, dolorosamente, porque

Si Lanata dice que los wichí de Formosa son “los invisibles” y Agustín Santillán “el preso del que nadie habla”, una conclusión sencilla y hasta egocéntrica es que no somos Nadie para Lanata, lo que podría considerarse a esta altura de su trayectoria -y también de la nuestra- casi un halago.Pero la intención de estas líneas no es reprocharle al Señor Periodista-que fundó Página 12 con dinero del PRT-ERP y se convirtió en el Empleado del mes de Clarín, todo en la misma vida- que nos ignore a pesar de las más de treinta notas publicadas sobre los wichí de Ingeniero Juárez en los últimos meses, y de la visita al terreno, sino intentar reflexionar acerca de por qué habla de Santillán recién ahora, a casi cinco meses de su detención política. (Por Fernando Tebele para La Retaguardia) En las márgenes de la grieta hay personas que intentamos no ser abducidas por esa polarización en la que toda noticia es pasible de ser utilizada según conveniencias partidarias.Para comenzar el análisis, vale decir que no somos los únicos Nadie que tomamos la noticia de Santillán desde el mismo día de su detención o poco tiempo después. Muchos medios alternativos lo han hecho, e incluso periodistas de medios tradicionales como Adriana Meyer, que no solo tomó el tema sino que, con una corrección que no abunda, ha citado siempre la fuente, sobre todo a la hora de republicar las cartas que Santillán escribió desde su ya larga estadía en las cárceles de Insfrán. Además, decenas de medios de todos los sectores nos dieron espacio cuando nos apretaron en Formosa, y tuvimos que tener mucho cuidado para no caer en posarnos en el centro de la escena, cuando en realidad el problema es cómo viven los pueblos originarios, y no cómo nos persiguen cuando vamos a intentar reflejarlo. Santillán junto a Lanata en su programa en 2014, cuando le servía parapegarle al kirchnerismo a través de su aliado Gildo Insfrán. De fondo unapublicación de La Retaguardia en el Facebook de Agustín. ¿Lanata se enteró recién ahora de la detención de Santillán? No, por supuesto que no. Es más, probablemente se haya enterado al mismo tiempo que nosotros. El Señor Periodista recibió a Agustín Santillán hace algunos años en el estudio de Canal 13 y visitó Formosa para mostrar las penurias de los Wichí y los Qom. Allí, los integrantes de la comunidad wichí de Ingeniero Juárez pudieron conocer el poder de la tele. Tras esa visita, camiones repletos de donaciones llegaron a la comunidad. Pero luego, como siempre, las luces de las cámaras se apagaron y todo volvió a la triste y penosa normalidad. De todos modos Agustín no olvidó nunca ese poder, por lo que una de las primeras cosas que le dijo a su compañera Gabriela Torres cuando ella pudo visitarlo en la Alcaidía de Las Lomitas fue: “llamá a Canal 13”. Desesperada, Gabriela llamó. No esperó cinco meses para hacerlo; pero ellos tardaron cinco meses en ir hasta el terreno.¿Qué pasó para que ahora Lanata se interese por Santillán? Una respuesta posible es que pasó Santiago Maldonado. Entonces necesitamos volver a la grieta. El Señor Periodista presentó su informe con dos visitantes de lujo en su mesa servil. A su derecha, Patricia Bullrich, la ministra que increíblemente aún continúa en su cargo; a su izquierda, Germán Garavano, el ministro que en su interna eterna con Claudio Avruj, secretario de dd.hh. que depende de él pero que tiene vuelo y poder propio, necesita no perder espacio en esa disputa. Ante la ya ineludible participación de Gendarmería Nacional en el secuestro y desaparición de Santiago, fueron ambos a la mesa central del periodismo oficialista a enarbolar la nueva teoría gubernamental: la de los 7 gendarmes zarpados; incluso hasta Eduardo Duhalde, que siempre está, comparó a los gendarmes locos con Fanchiotti y Acosta, los policías bonaerenses que mataron a Darío y Maxi: “Tal vez al gobierno le pasó lo mismo que a mí con Kosteki y Santillán”, le dijo a Perfil despegando a Macri pero, a la vez, defendiéndose de la imputación que tiene en una causa por las responsabilidades políticas de aquellos crímenes de 2002, que duerme en el escritorio del juez Ariel Lijo hasta cada vez que los familiares y un grupo de organizaciones la zamarrean para que no le cierren los ojos definitivamente.No por casualidad, luego de la no entrevista a Bullrich y Garavano, vino el informe que no solo se ocupó de Santillán sino también de Marcelino Olaire, el nieto de Félix Díaz que desapareció de un hospital en noviembre pasado.El mensaje es claro: ellos (como si fuera un grupo único), los que hoy se ocupan de los mapuches y de la desaparición de Santiago Maldonado, nunca se ocuparon de los pueblos originarios ni hicieron demasiado, por ejemplo, para que Gildo Insfrán dejara de tener más poder que He-Man y Greiscol (Sic) juntos; de hecho así lo expresó al presentar su informe de anoche: “Muchos de los que ahora levantan la bandera de los pueblos originarios y del reclamo de los Mapuches, durante años hicieron la vista gorda ante los reclamos de otras comunidades originarias”; da cosita estar de acuerdo en algo con el hombre, pero en eso tiene razón. Al mismo tiempo que ignora a los organismos y organizaciones del Encuentro Memoria Verdad y Justicia que viajaron y se entrevistaron con Agustín Santillán, su respuesta a la crítica con ojos enfocados solo en el kirchernismo es del mismo tenor, solo que del otro lado de la grieta: él se ocupó de Agustín Santillán solo cuando pudo usar la noticia para contrarrestar el huracán político que está arrasando con el gobierno nacional; no Irma, sino Santiago. Desde adentro mismo de ese huracán, Lanata le entrega a “la gente” argumentos para responder cuando alguien les consulte ¿Dónde está Santiago Maldonado?También cabe preguntarse por qué Gildo no se preocupó esta vez por apretar a Lanata, ¿será que le conviene tenerlo enfrente para que no se haga masivo el reclamo por Santillán como

Es mapuche, integra la comunidad que recuperó las tierras en Cushamen y aseguró no tener ninguna duda de haber visto cómo 3 gendarmes cargaban a Maldonado para subirlo a una camioneta blanca de esa fuerza. Durante este mes el gobierno y los medios tradicionales pedían que los mapuches declararan formalmente ante la justicia; ahora que lo hicieron, intentan desacreditarlos. Santana cree ser el único que observó primero cómo lo golpeaban y un rato después cómo lo trasladaban de un vehículo a otro. Fue en diálogo con el programa Oral y Público por Radio La Retaguardia. Santana relató con claridad todos los hechos ocurridos el 31 de julio y el 1 de agosto y la situación que viven los integrantes de la Lof. Durante la entrevista, también dialogó con Víctor Basterra, principal testigo en la megacausa ESMA con el que intercambió experiencias. (Por La Retaguardia) Lo primero, como siempre hacen los mapuches, fue la presentación en su lengua y luego la traducción: “Saludo a toda mi gente mapuche. Buenas noches para ustedes y para la audiencia. Mi nombre es Matías Santana. Pertenezco a la Pu Lof en resistencia del departamento de Cushamen y mi Lonko es Facundo Jones Huala que hoy se encuentra detenido en la Unidad 14 de Esquel”. Luego sí, la disposición para relatar con detalles, para detenerse en cada instante, para ubicarse una y otra vez en el lugar. Con firmeza, sin ninguna duda. Hecho tras hecho Antes de explicar lo que vio y vivió, Santana hizo una aclaración: “Los grandes medios de comunicación hegemónicos están distorsionando toda la información. Es algo a lo que nos tienen bastante acostumbrados a los que llevamos la lucha adelante por el levantamiento de nuestro pueblo como mapuches. Obviamente, la gente que no conoce el campo, que nunca se subió a un caballo, se le hace un poco difícil comprender la situación en la cual nosotros nos encontramos. Acá hay una campaña muy grande de parte de los medios de comunicación que responden al sistema capitalista”, aseguró.Tras la aclaración, comenzó con el relato desde el día anterior a la desaparición de Maldonado: “El día 31, tras cumplir los 30 días de detenido Facundo Jones Huala, decidimos iniciar un corte de ruta parcial informativo. Desmiento que era un corte total. Allí se acercó el compañero Santiago, que lo trajo una lamien (compañera, mujer)  que declaró también ante la Justicia. Él se acopló a la medida que estábamos llevando en ese momento y se hizo parte del reclamo. Lo había visto una o dos veces antes pero no habíamos conversado mucho. El corte se extendió todo el día 31″. En este punto, Santana desmintió a los medios tradicionales: “Hay un video dando vueltas, que es el que remarcan a Santiago con un círculo rojo. Nosotros lo reconocemos, sabemos que es él. Es de lo que se están agarrando para no validar mi declaración, ya que al otro día, cuando detienen y desaparecen al compañero Santiago, él portaba una campera celeste que yo le había pasado esa misma mañana. Durante el 1, después de una conversación con algunas lamien que fueron detenidas en la subcomisaría de Leleque, decidimos continuar el corte de ruta, ya no por Facundo Jones Huala sino también por las 9 personas que habían sido detenidas en Bariloche después de una represión de policía del Servicio Aeroportuario, Gendarmería y la Policía de Río Negro”, detalló. Balas contra piedras “Cuando ingresamos a la ruta inmediatamente empieza a descender del cruce entre la ruta 40 y la 70, ingresaron algunos por el campo. En un punto dado, sin intercambiar palabra, iniciaron una fuerte represión hacia los peñi (compañeros, varones) que estaban en la ruta y entre ellos estaba Santiago. Los efectivos ocuparon todo lo que era la ruta y parte de nuestro campo del lado de adentro, de nuestro lado también. Con escopetas, con 9 mm. Los chicos resistieron todo lo que pudieron adentro de la ruta hasta que bajó una camioneta de Gendarmería que se les tiró encima y ahí fue donde se inició el repliegue hacia adentro del campo”, continuó. En este punto, Santana relata un segundo momento del operativo: “Una vez adentro, no bastó haberlos sacado de la ruta y Gendarmería siguió disparando con intención de ingresar al territorio. Seguimos haciendo ejercicios de autodefensa con la honda de revoleo y piedras, es lo único que usamos para defendernos desde que estamos en la Lof hace dos años. Lo aclaro porque hay una campaña en nuestra contra que viene de antes del 1 de agosto”, señaló. Los golpes y la detención “Hay que remarcarlo, la culpabilidad es tanto de la Gendarmería como del que dio la orden y los medios cumplieron una buena función en esa represión. Cuando la Fuerza ingresó al territorio, nos obligó a replegarnos hacia el río. Hay un corral donde yo tenía un caballo atado y, cuando me acerqué, en medio de toda la balacera escuché la voz: ‘Alto, quedate quieto, estás detenido’. Me apresuré, me subí al caballo y subí por un camino. Ahí logré ver a tres efectivos de Gendarmería que estaban golpeando a un bulto celeste con negro y no me cabe ninguna duda de que era el compañero con mi campera”, aseguró. “Mientras veía esa situación, que fue muy rápida, la Gendarmería me seguía disparando. Cuando ya se me estaban viniendo encima, retomé el río y lo crucé. Vi a los tres gendarmes que subían al compañero golpeándolo”, dijo Santana. El río, los binoculares y ninguna duda “Crucé para el otro lado y me encontré a algunos de los peñi que habían podido cruzar y preguntaron si había algún detenido. Les dije que sí, que había visto uno y seguí viaje para un cerro un poco más alto. En caballo eso lo hacés en dos minutos. Subí al cerro, yo tenía unos binoculares de bolsillo. Más allá de que seamos pobres tenemos un acceso a unos binoculares chicos. Hace un tiempo que con los binoculares y subiendo a los cerros hacemos el control territorial”,

Lo dijo Sonia Ivanoff, abogada del lonko Facundo Jones Huala, y asesora legal en la comunidad, quién repasó cómo fue la desaparición de Maldonado, señaló a los responsables que llevaron a cabo la represión en la comunidad mapuche y contó las medidas inmediatas que tomaron a partir de ello. Fue en diálogo con Rosaura Barletta en el programa Otras Voces Otras Propuestas. (Por La Retaguardia) “El martes primero de agosto desapareció Santiago. El operativo de Gendarmería fue llevado a cabo por tres escuadrones de la zona, Esquel, Bolsón y Bariloche, bajo las órdenes del Jefe de Gabinete (del Ministerio de Seguridad) Pablo Noceti y duró seis horas. Al principio, tampoco se encontraban a tres mujeres y niños además de Santiago. Desde un primer momento se tuvo conocimiento de que ya no estaba y que había sido llevado por Gendarmería. Ese mismo día a la noche nosotros nos abocamos a llamar a los distintos escuadrones, hospitales y comisarías a los fines de dar con el paradero de él. Por eso se hizo bien tarde la denuncia. La gente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de la comarca hizo la denuncia en el Juzgado Federal de Esquel”, informó.Hubo dos testigos de identidad reservada que declararon en la causa ante la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin) y relataron los hechos: “Fundamentalmente, reconstruyeron los últimos minutos de Santiago. Cuando Gendarmería entró directamente disparando, las mujeres y los niños fueron reducidos. En ese recorrido los que se escapaban de las balas de goma, de postas de goma y armas reglamentarias, corrieron. Santiago no es conocedor del territorio, pero seguía al resto. Llegaron al río. Retrocedieron. Él no sabe nadar. A pesar de que integrantes de la comunidad lo incentivaban a que los siguiera y que fuera con ellos, él retrocedió. Se quedó sobre una zona más baja. Desde arriba, Gendarmería disparaba. Luego se escuchó ‘tenemos a uno’. También se escucharon voces de ‘pará, pará, con la voz de Santiago. Fue subido a un Unimog, un vehículo de gran porte. Posteriormente ese vehículo salió y fue traspasado a otra camioneta blanca con guarda verde. Ahí ya no se divisó con tanta perfección. Se hizo una especie de cordón humano con 8 gendarmes que impidieron la visión de qué es lo que estaban bajando del Unimog para introducirlo en las puertas traseras de la camioneta. Indudablemente no hay muchas dudas y por eso hay una serie de peritajes que se están haciendo sobre los vehículos de Gendarmería”, aseguró Ivanoff en el programa Otras Voces Otras Propuestas de Radio La Retaguardia.La abogada se refirió brevemente a la línea de investigación que sigue la Justicia: “El viernes 4 de agosto el juez (Guido) Otranto le tomó declaración a Sergio (Maldonado), el hermano de Santiago. Ya decretó el secreto de sumario. Había tres habeas corpus y una denuncia. Las medidas de peritaje se dieron en primer lugar sobre el río. Sobre el rastrillaje en el lugar, Prefectura fue el sábado 5 de agosto. Va por goteo la producción de la prueba. Por una cuestión de no hacer un entorpecimiento de la investigación soy respetuosa de las medidas que se van haciendo”, dijo y prefirió no hablar más del tema.Peritajes y allanamientos a Gendarmería “Este martes continuaron los peritajes en vehículos de Gendarmería en el escuadrón 37 José de San Martín. Habían empezado el sábado a cargo de Policía Federal, pero hoy se realizaron más pesquisas en camionetas que habían llegado recién hace tres días que pertenecían al escuadrón de Bolsón y estaban en galpones del escuadrón de José de San Martín. También ahí estamos a la espera de un nuevo allanamiento para ver qué tipo de pruebas colectadas hay en ese allanamiento”, se esperanzó Ivanoff.Antes de los peritajes se tuvo conocimiento de que camionetas de la Gendarmería fueron lavadas y las fajas de clausura que les colocaron fueron violadas. Esto prueba la impunidad con que los involucrados en la causa siguen participando e interfiriendo en la investigación en vez de ser separados de la fuerza. Sin embargo, según Ivanoff, los perros encargados del rastrillaje en busca de pruebas no pueden fallar: “El perro es un sistema prácticamente incorruptible si se usa el perro que corresponde. Hay perros que detectan tinta de billetes, otros enzimas de transpiración y sudor. Imagínense que una persona que está detenida y es golpeada suda de diferentes maneras que en otro momento más relajado de la vida. Eso se impregna en los tejidos. Es muy importante estar atentos a este tipo de situación. Tienen que poner los perros adecuados, un animal totalmente adiestrado para esas cuestiones y no un perro de detección de drogas. Tarda bastante. Con otros métodos también. Aunque se haya querido limpiar, aparecen las manchas hemáticas en particular. El perro, con el sudor, las enzimas y los olores, en ese sentido no falla. El posicionamiento del animal no puede ser corruptible. Por eso cuando se encontró la gorra de Santiago al borde del río y coincidía con gritos de los mapuches se hizo esta operación tres veces de diferentes formas y el animal respondió exactamente igual”, expresó la abogada.La situación de los pueblos indígenas Por último, Ivanoff denunció las prácticas represivas que sufre la comunidad, desgraciadamente acostumbrada a que el Estado los discrimine y criminalice. También se refirió a la situación de Facundo Jones Huala y de Agustín Santillán: “Es una situación complicada. Este tipo de prácticas es habitual hacia el suelo mapuche en las comunidades que reivindican históricamente los derechos territoriales como vienen haciendo. Son territorios que ancestralmente se ocuparon, anteriores a la conquista y la colonización; vinculados a un poder económico con una fuerte vinculación política. Realmente han tenido este tipo de torturas, vejaciones y desaparición de personas. Esto se viene denunciando hace muchísimo tiempo. Estas prácticas de incluso tener tierras matando indios es como si fuera una práctica. No es algo que uno inventa sino que están en los expedientes. No tienen autor material. Lastimosamente se siguen con estas prácticas de hostigamiento. Gendarmería sigue apostado al frente

Tras la represión a la comunidad mapuche en el Lof Cushamen, hay un desaparecido. Se trata de Santiago Maldonado. Varios testigos indican que en la huída, Santiago no cruzó el río por el que sí escaparon los demás, y fue atrapado por Gendarmería; sin embargo, no existe información sobre su paradero. Mientras tanto, el Lonko Facundo Jones Huala sigue preso y en huelga de hambre. Isabel Huala, su mamá, habló con Fernando Tebele en el programa radial La Retaguardia. Huala pidió la aparición de Maldonado y la libertad de su hijo; contó cómo fueron las represiones de esta semana, se refirió a la demonización de los medios tradicionales y calificó lo sucedido como Terrorismo de Estado. (Por La Retaguardia) Isabel Huala no dudo en calificar duramente a las continuas represiones estatales que los mapuche viene sufriendo hace tiempo y también repasó la historia de padecimientos de su comunidad: “Eso se llama violencia política, institucional y Terrorismo de Estado. No tiene otro nombre. Lo venimos padeciendo desde hace bastantes años atrás. En esta zona, hace más de 130 años que venimos padeciendo el Terrorismo de Estado, con la Conquista del Desierto y después, con el tiempo, con el Operativo Cóndor. Esto no es nuevo. Que se haya dejado un poco olvidado o escondido no quiere decir que no vuelvan a hacer las mismas cosas. Tenemos la certeza que es una persecución política hacia Facundo. Al ir hacia Facundo van a la familia y de ahí al pueblo mapuche”, advirtió. Y enseguida dio sus sensaciones sobre la liberación de sus familiares y compañeros: “Ahora un poco más tranquila porque ya dejaron en libertad a los 9 detenidos de la represión del lunes. Mi hijo Fausto, que fue herido en enero, estuvo preso estos días. También mi sobrino Emilio y mi sobrina Romina, que son hermanos. Mi otro sobrino, Santiago, los lamien y otros cumpitas que también estuvieron detenidos por pedir la libertad del Lonko Facundo Jones Huala, mi hijo mayor”, contó.Entre los acontecimientos, Clarín denunció un incendio en La Trochita, Esquel, adjudicándoselo a los mapuches, pero Huala enunció serias dudas al respecto de la responsabilidad que les atribuyen a los miembros de su comunidad: “Vi las fotos en varios diarios y en varios medios que se quemó. Si fueron los mapuche me quedan mis dudas. Ha habido muchos incendios y le han echado la culpa a Facundo o a los mapuche. La verdad me queda mis dudas. En muchos de los incendios aparecen los panfletos limpitos o los papeles que supuestamente dejan los mapuche limpitos y ordenaditos, donde ha habido lluvia, nieve y helada. Aparecen intactos, sin haberse mojado, en el medio de una pampa. Donde han habido grandes incendios aparecen sin siquiera quemarse. Donde han estado los bomberos tirando agua para apagar los incendios, aparecen los papelitos sin haberse quemado y sin que los bomberos los hayan tocado con el agua. Me quedan mis dudas”, ratificó la madre de Jonas Huala en conversación con Fernando Tebele en Radio La Retaguardia. Santiago Maldonado se encuentra desaparecidoLa desaparición de Santiago Maldonado tras la represión en Lof Cushamen es lo más preocupante dentro de esta oleada de violencia y persecución contra la comunidad mapuche. Huala señaló las implicaciones políticas del grupo Benetton con la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y confirmó que no tienen información sobre el paradero del joven: “No se puede saber todavía. Lo último que se sabe es que Gendarmería se lo llevó. Lo vieron. La gente que iba escapando de las balas de 9 milímetros y los perdigones, vieron que la Gendarmería lo agarró y se lo llevó. Desde ahí no se sabe más nada de él hasta ahora. Han viajado familiares de él a Bariloche para poder hacer la denuncia. Se hicieron presentaciones en Esquel. Se lo está buscando en Esquel, en Bolsón, en Bariloche, en Maitén y en todos los lugares posibles de las comisarías de Benetton o de servicios de Benetton. Hoy están todos a la orden de Benetton, tanto Gendarmería como todas las fuerzas de seguridad. Parece que está con la (Patricia) Bullrich de la mano, porque Benetton manda. Hasta ahora no tenemos ninguna noticia. No quieren decir qué hicieron con él, dónde está, dónde lo llevaron ni dónde lo dejaron. No sabemos nada. Estamos muy preocupados por eso, más allá de que los hayan largado a los 9 detenidos. Se llama Santiago Maldonado. Es de La Plata. Se había venido a vivir a El Bolsón. Cuando supo de la detención del Lonko se acercó a ayudar a la comunidad. En eso estaba. Ahora también es responsabilidad de la Lof encontrarlo porque se lo llevaron de la comunidad”, expresó la madre de Jones Huala. La represión Isabel relató lo que significó el accionar de las fuerzas represivas, una vez más, entre tantas otras. También denunció la persecución en todos los pueblos originarios, como con los wichí en Formosa y dejó un pedido específico: “Lo quemaron todo. Quemaron carpas, casas, muebles, sillas, colchones, frazadas y ropa. Todas las semillas que estaban para sembrar en esta temporada las quemaron. Es preocupante. Se llevaron todas las herramientas y motosierras. Los colchones nuevos que habían donado hace muy poco los cargaron en los camiones y se los llevaron. El martes, en la detención de los lamien, de uno de mis sobrinos acá en Bariloche, la policía de Río Negro le robó el sueldo que había cobrado por su jornada de trabajo. Se lo sacó de la mochila. Aparte de golpearlos, de lastimarlos y seguirlos lastimando, los ponen como violentos a los mapuche. Ahora ¿quién le va a devolver los juguetes a los niños? ¿Quién le va a devolver las herramientas a la comunidad? ¿Quién va a devolver las semillas que estaban para sembrar? Es tiempo perdido de siembra. Es tiempo perdido de hacer cosas por una Ministra que está bastante mal del coco y que no tiene a quién pelear y se la agarra con los pueblos originarios. No solamente nos está pasando a nosotros como mapuches.

Ayer se realizó en la Cámara de apelaciones de Formosa la audiencia para resolver el último pedido de excarcelación a favor del referente wichí aún pendiente de decisión. A través de una carta que nos hicieron llegar sus familiares, Santillán pide que lo trasladen nuevamente a la Alcaidía de Las Lomitas para estar más cerca de su familia (pasaría de estar a casi 500 kms. a 180 kms.), y además asegura que teme por su seguridad. Al mismo tiempo, crecen los rumores de remplazos al frente del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas). Según pudo saber La Retaguardia, Raúl Ruiz Díaz dejaría el cargo de presidente del organismo que debería resolver los problemas de las comunidades. En su lugar llegaría Jimena Psathakis. Pasan los funcionarios al frente del INAI, pero la situación de los pueblos indígenas no se modifica. (Por La Retaguardia) Agustín Santillán está preso desde hace más de tres meses con múltiples causas en su mochila. Una a una fueron siendo concedidas las excarcelaciones aunque los procesos continúan. Si la Cámara resuelve afirmativamente el pedido de sus abogados, debería quedar en libertad. Si en cambio no le conceden la excarcelación, su situación se complicaría mucho.Todo se da en un contexto en que, a cada paso, se hace evidente la persecución política contra el referente de las comunidades wichí de Ingeniero Juárez. La última situación fue su traslado a su actual lugar de detención, la Alcaidía de Formosa, luego de la denuncia de amenazas de muerte recibidas en la Alcaidía de Las Lomitas. La manera de “preservarlo” fue sacarlo de su celda en soledad en Las Lomitas para llevarlo sin siquiera notificar a su abogado hasta la capital provincial, donde ahora está alojado junto al resto de los presos.Aquí el texto completo de su carta. Hola amigos y compañero:Escribo esta carta desde la cárcel de Formosa. Pido la ayuda y que difundan esta carta para que todos se enteren lo que está pasando con mi vida. Inicié huelga de hambre el día lunes. Pido al juez que me trasladen de nuevo a Lomitas por mi seguridad y estoy lejos de mi familia, ellos no pueden visitarme por razones económicas y es muy lejos. Pido mi libertad, siempre digo me acusan de cosas que no hice, pido mi libertad y que me lleven de nuevo a Lomitas porque allí estoy cerca de mi familia.Atte. Agustín Santillán29.011.687

Lo afirmó Alika Kinan en su primer programa de radio emitido el martes en Radio La Retaguardia. La sobreviviente de trata y explotación sexual, referente y militante del movimiento abolicionista en el país, desarrolló su historia y su acercamiento a la comunicación para la primera emisión de Ni Putas, Ni Sumisas. (Por La Retaguardia) -Eugenia Otero: ¿Por qué un programa de radio? -Alika Kinan: Hace unos días me invitaron al Festival Internacional de Cine que hicieron en la UBA. Hablé de trata de personas con fines de explotación sexual. Eso me hizo pensar en nuestro programa de radio. De nosotras tres y de las compañeras de Puerto Madryn, de Salta, de Neuquén, de Mar del Plata, de San Luis, es de todas. Es para que lo disfrutemos y lo armemos juntas. Los medios de comunicación, alternativos y no alternativos, la radio, los audiovisuales, el cine y la televisión, son vehículos comunicadores de historias, de voces. Un programa de radio para las abolicionistas es fundamental. Lo voy a defender como la diez del abolicionismo, hace rato que tengo la camiseta. Es un vehículo para conocer historias. Hoy utilizamos mi vida, mi historia para conocer cómo se configura el delito de trata, para conocer el funcionamiento de las redes, pero no es más que la historia de tantas miles de mujeres en Tierra del Fuego, en la Patagonia, en todo el país, en América Latina y el mundo. Mujeres que fueron captadas por redes de trata en situaciones muy vulnerables, convirtiéndose en mujeres con una violación en sus derechos como sujetas. Queremos llevar a conocer estas historias, las noticias del abolicionismo, sobre los allanamientos, sobre los proyectos de ley que hay, sobre actividades que se realicen en Buenos Aires y el resto del país. No solamente hay que hablar de Buenos Aires sino visibilizar a cada una de las provincias con las problemáticas que atraviesan. Con este vehículo tan potente que han puesto en mis manos, que es como darle una navaja a un mono, quiero que se visibilicen mis compañeras. Con las que articulamos y con las que no hemos llegado a articular. Quiero que escuchemos las voces de ellas y generar este movimiento colectivo apuntando a cambiar la visión social. -EO: ¿Cómo llega Alika a la trata de personas?-AK: Llegué a la trata de personas en 1996, siendo una adolescente. Mi madre se había ido a Buenos Aires, hacía años que estaba separada de mi papá pero en ese momento no se hablaba de pensión alimentaria, de los derechos de las mujeres, no había una conciencia como la que tenemos hoy. Por la falta de recursos, de posibilidades reales de trabajo, de proyectos, mi mamá viajó y no tuvimos noticias de ella durante bastante tiempo, habrán sido algunos meses, y nosotras no teníamos ni para comer. No teníamos agua potable, ni para comprar una garrafa de gas, ni luz. Yo tenía 18 años y mi hermanita tenía 12. La dejé en la casa de una compañerita de colegio para que coma, mientras yo deambulaba por casas de amigos, rotando.Me puse a buscar trabajo y lo primero que conseguí fue levantar suscripciones de abogados en un boletín. Conozco un par de chicas que me hacen diferentes propuestas y finalmente llegué a una piba que me ofrece viajar al sur a la inauguración de un boliche y que iba a ganar mucha plata. -EO: ¿A qué ibas?-AK: No sabía, no tenía datos. Pero si hubiera sabido, igual hubiera ido. Porque no tenía ninguna otra posibilidad. Necesitaba traer a mi hermana a vivir conmigo, tenerla cuidada, asegurarle su educación, vestimenta, techo, alimentación. No tenía opciones más que esta que había surgido. Cuando me dijeron que era mucha plata pensé: ‘Lo voy a hacer por un tiempo determinado hasta que pueda hacer otra cosa’. Esto es lo que piensan muchísimas mujeres que están hoy en situación de prostitución.Me encontré con estar 90 días siendo explotada de una de las peores maneras que un ser humano se puede imaginar. Me encontré con una falsa promesa de familia en el aeropuerto. Me estaban esperando y me dijeron ‘yo soy tu papá-san, ella es tu mamá-san. Acá vas a estar muy bien y te vamos a cuidar’. En ese momento, yo me enamoré de ambos por la falta de contención, afecto y estabilidad no sólo en el plano social y económico. Ellos vinieron a ocupar un lugar en mi psiquis que para mí era fundamental en mi desarrollo como adolescente. Vinieron a empoderarme desde un lugar que ni siquiera sabía que existía ni que una mujer podía empoderarse desde ahí. Hoy lo entiendo como un falso empoderamiento, una forma terrible de manipular a través de la explotación sexual.Nos fuimos a la policía provincial, que me hizo una apertura de legajo y me tomó las huellas dactilares, de ahí a la municipalidad de Ushuaia donde me registraron como ‘alternadora’, me gestionaron una libreta sanitaria debido a las habilitaciones comerciales que ellos tenían en los prostíbulos. Esto se pudo desarrollar en un falso marco de legalidad, de violación de derechos humanos de las mujeres. No solamente éramos explotadas sexualmente sino que ellos obtenían un rédito económico a costa de esa explotación.Yo entendía que, si estaba la policía, la municipalidad, y los tipos me decían ‘yo esta noche te voy a ir a visitar’, había un marco de legalidad. Pedro Montoya, el proxeneta, me decía que tenía que estar orgullosa: ‘Las mujeres que vienen al sur vienen a construir esta ciudad’. Era como cuando agitan a los milicos para que cometan una violación de derechos humanos, los incitan, los azuzan. A las putas nos pasaba lo mismo, nos azuzaban, nos decían que nos teníamos que sentir orgullosas de ser putas porque ayudábamos a la construcción de una sociedad. Era el discurso de todos los proxenetas de los boliches, que las mujeres de la noche éramos cuidadas y respetadas. Yo pensaba que, a pesar de mi explotación, me iban a cuidar y querer. Hace veintipico de años que tuve ese primer contacto con

En el marco del BAFICI se presentó Cemento, el documental. Lisandro Carcavallo, el director de la película que también fue proyectada en el antiguo lugar donde funcionaba la discoteca, pasó por el programa radial Hora Libre, que conducen Matías Bregante y Rodrigo Ferreiro. (Por La Retaguardia) Carcavallo contó las sensaciones que le dejó el estreno del documental en el BAFICI, con un público que colmó la sala: “Lo vivimos con mucha emoción. Estamos muy felices por la repercusión que tuvo y las palabras que hemos recibido, la cantidad de e-mails y mensajes que nos han mandado. La verdad que muy felices, no podemos creer lo que vivimos en estos últimos días. Tanto la premier en Cemento como la función en Plaza Francia fueron verdaderamente impactantes; ver tanta gente, tanta emoción. Estamos muy agradecidos con todos los que nos apoyaron. No podíamos pedir más” comenzó relatando. -Matías Bregante: ¿Cómo arranca el proyecto? -Lisandro Carcavallo: Lo empecé solo, con mi cámara y un sonidista que le pagaba $120 la jornada. De a poco se fue sumando gente. Hoy somos aproximadamente 15 personas trabajando. Todo esto fue producto de un trabajo en equipo muy arduo. Reivindicar este espacio con lo importante que era, contar una historia que creíamos que merecía ser contada. Demuestra que el cine independiente está para muchas cosas. En el documental, Carcavallo hizo un repaso sobre la historia de Cemento y su función como escenario de desarrollo artístico para muchos artistas: “Fue un lugar que marcó y permitió el desarrollo de un montón de artistas. Nace con una democracia que recién comenzaba. Tuvo la particularidad de atravesar tres décadas muy importantes: el advenimiento de la democracia, lo que fueron los ’90s, el menemismo, consumismo pleno y lo que fue la posterior crisis del 2000. Sin embargo Cemento siempre estuvo abierto dando oportunidades a performances, actrices, actores, artistas, músicos… Eso es algo para destacar. Fue una usina cultural tremenda, tal vez la más importante post dictadura en este país. El hecho de que se haya vuelto un estacionamiento y haberla dejado que se vaya olvidando poco a poco no le hacía justicia. Este documental contribuye a construir la memoria que se merece” repasó el director en conversación con Matías Bregante.Lisandro se refirió también al dueño de Cemento, Omar Chabán, quien fue condenado a prisión por la causa Cromañón y, sin ánimos de exonerarlo de culpas, remarcó el gran trabajo que hizo el empresario como gestor cultural: “No estamos diciendo que Omar (Chabán) haya sido inocente ni queremos sacarle responsabilidad, pero sin duda no podemos negar el trabajo que realizó como gestor cultural. Fue tremendo y muy importante. No sabemos qué hubiese pasado si Cemento no estaba. La realidad es que estuvo y fue el lugar que todas las bandas y los artistas necesitaron para desarrollarse, crecer y para poder hacer lo que les gustaba, justamente música, arte y cultura. Fue un gran apostador. Un tipo que apostaba al desarrollo artístico y, como refleja la película, mucho más que un empresario”. El documental destaca la función de Cemento como lugar de desarrollo de la cultura independiente y muestra la opinión de las personas que participaron activamente para que así fuera:“Hoy parece impensado que haya un lugar con capacidad para 1000 personas y se lo destaque por el apoyo al arte. Es bastante loco. Quisimos mostrar lo que allí sucedió y sacar el estigma que cayó sobre Cemento. Es hacer honor a la verdad. Si bien esta película es lógicamente la mirada de los que la desarrollan, creo que tiene la fuerza que tiene porque se muestra a través de las palabras de los protagonistas. Eso le da un nivel de veracidad y de diversidad de opiniones que es muy rico. Por lo menos se puede abrir al debate y a la reflexión de qué posición tenemos nosotros ante el consumo de la cultura o cuál es la cultura que nos bajan. Si somos pasivos o activos frente a eso. Si consumimos un Big Mac porque está subsidiado o pagamos una entrada al cine. Está bueno que por lo menos se abra ese debate” agregó.Sobre la realización de la película, el director y su equipo lograron recopilar muchos testimonios importantes para entender la historia de Cemento y contó cómo fue ese trabajo documental:“Se trabajó mucho, de forma muy intensa. Prolongada también porque fue un día a día constante. Hemos trabajado mucho para conseguir cada nota, cada archivo. Estamos muy orgullosos, muy contentos. Para la mayoría del equipo es la primera película, entonces era también un desafío estar a la altura de lo que queríamos contar. Nos jugábamos mucho haciendo esa película. Hoy por hoy estamos muy contentos. Sorteamos cada piedrita que hubo en el camino. Valió la pena el aprendizaje y el esfuerzo. Tener hoy la palabra de todos esos monstruos que seguimos desde hace tanto tiempo es impresionante” -MB: ¿Cómo continua el recorrido de la película? -LC: Ahora en principio estamos haciendo recorrido en festivales. Hay una proyección gratuita el día 26 o 27 del mes que viene en la Biblioteca Nacional a las 18:30 horas. Para fin de año, veremos de estrenarla en el (Cine) Gaumont o algo así. Sobre el contexto actual del INCAA, el director de Cemento dijo: “Hay muchas miradas al respecto. Estamos en alerta por diferentes cuestiones que sucedieron y señales que hemos recibido. Por otro lado, hay una realidad que es innegable. Más allá de la destitución de determinadas personas no se modificó la ley. No estoy muy embebido en el tema, pero si me enorgullece muchísimo ver a toda la comunidad audiovisual de pie defendiendo su trabajo y sus derechos, planteando que no hay grieta acá, que no hay postura política, simplemente una defensa al laburo de un montón de personas. Creo que eso es lo más importante, la unidad y ver que estamos defendiendo la industria nacional que es tan importante. Seria lindo tener noticias de que se apuesta al arte, a la cultura, de que no cierran lugares, de que no hay problemática