Canción actual

Título

Artista


Despidos

Página: 2


Apenas horas antes de que se conociera la noticia de las reincorporacones, se realizó el miércoles por la noche, frente al edificio de Clarín, un masivo festival en apoyo a los 65 trabajadores y trabajadoras despedidos.Organizado por la Comisión interna de Clarín en el SiPreBa estuvieron presentes Bruno Arias, Ella Es Tan Cargosa, Gabo Ferro, Femigangsta, Iván Noble, Los Súper Ratones y Daniel Maza.El cierre estuvo a cargo de La Delio Valdéz que puso ritmo para festejar la evidente unidad de los trabajadores. Hoy jueves 18 hs realizarán una asamblea para decidir como continuar el plan de lucha por la reincorporación de los compañeros/as. Compartimos un fotoinforme. Mientras tanto, continúa la lucha por la reincorporación del resto de los y las despedidas.. (Por Natalia Bernades para La Retaguardia)

56 trabajadrores/as del multimedios más poderoso del país se quedaron sin trabajo. A través de un comunicado, la Comisión Interna de Trabajadores de Clarín/AGEA (en el SiPreBa) denunció que “el brutal ajuste llegó sin mediar aviso para los compañeros ni establecer ningún tipo de diálogo con los representantes gremiales y frente a un operativo de seguridad inusual en el edificio de la calle Tacuarí”. Este mediodía realizaron una asamblea en la puerta del diario, y comenzaron un paro. Compartimos un fotoinforme. Hoy, en paralelo a los despidos, el Diario Clarín publicó una nota que da cuenta del procesamiento de Pablo Viñas, delegado de lo que fue AGR/Clarín. Casualidades de la vida. (Por Agustina Salinas para La Retaguardia)

Trabajadores y trabajadoras del histórico centro médico comunitario se encuentran en lucha y ante una situación cada vez más tremenda. Reclaman el pago de 15 meses de sueldos atrasados y resisten el vaciamiento y la desactivación del hospital, en el que se han cerrado la mayoría de los servicios y fueron despedidas casi 700 personas. Julia Nelly Jarldin, delegada del Sindicato de la Salud de la CTA (Central de los Trabajadores de Argentina), dialogó en Radio La Retaguardia con Luis Angió y Cristina Varela, en el programa Oíd Mortales. El Centro Gallego está al borde del cierre. (Por La Retaguardia) Nelly Jarldin contó cómo es la situación de los trabajadores y trabajadoras que resisten en el hospital y relató la historia de vaciamiento y cierre de servicios del Centro: “Hace dos años que venimos reclamando a la intervención de Morano Barros (se refiere al INAES, que regula a las cooperativas) con distintas acciones. No tuvimos ninguna respuesta clara ni visible y continuamos con los reclamos. Estamos reclamando el pago de los sueldos adeudados. Ya hace 15 meses que no nos están pagando. Nos dan $1000 semanales. Estamos en defensa de la reactivación del hospital. Hoy hay solamente 3 pacientes internados, teniendo en cuenta que la capacidad es de 362 camas. Hubo un vaciamiento en la institución. Nuestro reclamo es permanente, continuo y visible. Éramos 1200 empleados y hoy por hoy apenas alcanzamos a 300. Se han ido muchísimos compañeros nuestros. Muchos recibieron el retiro voluntario que en realidad fue un despido encubierto. Son casi 700 retiros voluntarios”, informó la delegada y explicó las dificultades que enfrentan para sostener su trabajo: “En el hospital hay actividad porque hay compañeros trabajando y están los pacientes internados. Hay muchísimos servicios cerrados y la gente está reubicada en distintos lugares. No hay elementos para trabajar. Estamos con muchísimas falencias. Todo esto lo hemos denunciado en distintos lugares y actividades, pero no hemos tenido una respuesta positiva. Solamente está activa la guardia, el servicio de diabetología y algunos servicios básicos porque están estos 3 pacientes. En el resto ya no hay nada”, lamentó.El Centro Gallego de Buenos Aires contó históricamente con la afiliación de una porción muy grande de la comunidad gallega, que ayudaban a sostener el hospital. Pero la decadencia gradual del servicio médico redundo en que cada vez menos personas permanecieran asociadas. Desde el sindicato de la CTA buscaron el apoyo internacional para tratar de revertir esta situación, aunque aun sin éxito: “Había casi 4000 afiliados activos que al no recibir atención han dejado de pagar las cuotas. Los que hoy siguen abonando son aquellos que sienten un apego y un aprecio muy especial por la institución. Estamos en comunicación constante con el PC en España. Ellos nos están brindando información continua de todo lo que están haciendo desde allá. Es todo político. Soluciones activas no tenemos. Seguimos sin cobrar los sueldos. Quienes seguimos resistiendo somos gente de mucha antigüedad. Yo tengo 33 años en la institución. Siempre me desempeñé en el área crítica, terapia intensiva. Hoy ese servicio ya no está. Me llevaron a trabajar a la guardia. Casi que no contamos con elementos de trabajo”, denunció Nelly, muy triste, en el diálogo con La Retaguardia.En la disputa también se encuentra otro sindicato, ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina), cuyo Secretario General es Héctor Daer. Nelly criticó duramente al actual miembro del triunvirato de la CGT por acomodar a su propia gente para resguardar sus intereses, sin tener en cuenta las problemáticas del hospital ni considerar que los y las trabajadoras llevan 15 meses sin cobrar su sueldo: “El gerente de Recursos Humanos fue puesto por Daer. Él trató de ubicar estratégicamente a la gente de su agrupación en distintos sectores. Los que estamos en esta agrupación (la de CTA) estamos con muchas ganas de seguir visibilizando y peleando por esta situación. Queremos que todo esto se sepa y se difunda. Daer ha dejado desangrar a todos los empleados”, apuntó.Respecto al rumor sobre una posible venta del edificio del Centro Gallego o de la privatización del servicio médico, Nelly manifestó que “no tenemos nada certero al respecto porque la Patronal no nos incluye en sus charlas”.La delegada pidió apoyo y difusión para dar a conocer la situación de todos y todas las trabajadoras del hospital e invitó a una actividad en el lugar para acompañar la lucha: “Se tiene que destapar todo esto. Nosotros seguimos luchando para que la institución se reactive. Es nuestra fuente de trabajo. No tenemos nada en claro. Hace tiempo que esta gente viene gestionando, pero no hay nada en claro. El último recibo de sueldo que tenemos es de septiembre de 2017. Todo lo que nos pagan es en negro. Este jueves, a las 13 horas, vamos a hacer una olla popular en la puerta del Centro Gallego (Av Belgrano 2199, esquina Pasco). Queremos convocar a todos los asociados a venir. En definitiva, no solamente estamos peleando por nosotros sino también por ellos”, cerró Nelly.

Como cada año, cuando llega la fecha para marchar por Luciano, medios comunitarios, alternativos y populares, confluimos para realizar una cobertura conjunta. Aquí la crónica de la marcha, con testimonios recogidos durante la transmisión radial. (Por Medios Comunitarios, Alternativos y Populares*) Entre todas las angustias con las que cargan los Familiares y Amigos de Luciano Arruga, durante la semana una les significó un peso que podríamos considerar casi banal: “¿Qué hacemos si llueve el sábado?”, se preguntaron casi a coro. Algo estaba claro y era que la lluvia no los iba a parar. No los frenó el poder del Estado desaparecedor en todas sus formas, mirá si una tormenta podría hacerles caer al piso. Para variar, el pronóstico del tiempo falló. Pero no fue el único intento de anticipo que evidenció errores de cálculos. “Es enero”. “Hace mucho calor”. “Es lejos, lo tendrían que hacer en la Plaza de Mayo o en el Congreso”. Estas y otras frases que anunciaban una marcha floja, parecieron haber sido forjados, de tan errados, en el Servicio Meteorológico. La Matanza, y en particular Lomas del Mirador, tembló el sábado durante toda la tarde, en una marcha que se mostró por avenidas visibles en el comienzo para luego meterse en la 12 de Octubre, el barrio donde vivió Luciano Arruga y en el que aún permanece parte de su familia.La cita fue en Av. Gral. Paz y Mosconi. Un puente separa allí algo más que dos distritos. Del otro lado de la circunvalación que divide Buenos Aires Provincia de Buenos Aires Ciudad (expresado de una manera muy PRO), Mosconi se convierte en Emilio Castro. Las cervecerías de moda y los restoranes chetos cambian la fisonomía por completo. Pero estamos del otro lado. En todo sentido. Y ese otro lado no es cualquier lugar. Vanesa Orieta, la hermana de Luciano, lo contó mejor que nadie en el comienzo de la transmisión radial conjunta de los medios comunitarios: “Nos encontramos hoy acá en General Paz y Mosconi. Para nosotros es un lugar que nos recuerda el 17 de octubre del año 2014, que es el momento en el que logramos encontrar los restos de Luciano”. No sorprende encontrarse allí con Pablo Pimentel, referente de la APDH de La Matanza, el primer organismo de derechos humanos que le abrió la puerta a Vanesa. Pimentel remarca lo que es evidente: hay un antes y un después del día que Luciano dejó de ser un NN enterrado en el cementerio de Chacarita. “Ahí empieza una nueva etapa, lo que es el 17 de octubre de 2014, y a partir de ahí la realidad es que si no habla la gente que vive sobre esta colectora y denuncia y cuenta lo que pasó esa madrugada cuando a Luciano lo obligan a bajar de un patrullero y lo obligan, como a Ezequiel Demonty, no a cruzar el Riachuelo sino a cruzar una autopista… es lo que todavía está impune, es lo que todavía hay que investigar y debe ser juzgado”. La marcha arranca cuando el camión, que oficiará también de escenario, dobla desde la colectora hacia Mosconi. “Bienvenidos al Partido de La Matanza”, dice un cartel que quedará más tarde en clara minoría entre los pasacalles y los carteles que rápidas brigadas irán colgando en los postes, subidos unos/as a los hombros de otros o a una escalera, lo mismo da. Carteles con las caras de Rafael Nahuel, Santiago Maldonado, Daniel Solano, y tantas otras víctimas de la represión estatal.Pimentel hace balance: “10 años que han sido de una búsqueda y lucha intensa de parte primero de los familiares, de los amigos, y de los organismos que a primera hora nos vinieron a ver y nos pusimos a disposición. Mucha indiferencia de parte de la justicia, una cantidad de hechos que han subestimado a la familia, como las escuchas telefónicas; cuando la causa se federaliza toma otro tono y pudimos demostrar que cuando el Estado se hace presente con todo sus actores, utilizando la figura del habeas corpus dio resultado. Ojalá que quienes tienen que ahora hacer justicia reúnan todos los elementos que necesitan y los responsables de lo que sucedió, empezando por los responsables políticos, que se lo dijimos en ese momento cuando nos reunimos con el gobernador. Desde Daniel Scioli para abajo tendrán que hacerse cargo de la policía que formaron, la que no cuidaron, y la que reclutó a jóvenes (entre ellos a Luciano). La negativa de un joven a robar para la Policía es la condena de muerte o que lo empapelen y vaya a una cárcel. La reflexión es que ahora tiene que haber una verdadera justicia, que los responsables materiales e intelectuales vayan presos”. Entre las banderas de las organizaciones sociales y políticas hay una que sobresale. No por tamaño ni por colores, sino porque tiene la cara de Luciano como emblema. Es la columna de La Poderosa. Nacho Levy explica que no están ahí por la muerte de Luciano, sino, más que nada, por su vida: “La vida de Luciano Arruga, que a nosotros nos acompaña en cada uno de nuestros barrios, en cada una de nuestras asambleas, todos los días del año desde antes de que nos conociéramos, cuando Luciano estaba vivo resistiendo contra lo mismo, contra lo que resisten nuestras ranchadas: negándose a robar para la policía e intentando dar cuenta de cómo funciona la inseguridad auspiciada por las fuerzas de seguridad dentro de nuestros barrios. Hasta el día de hoy que Luciano está en el pecho de todos nosotros en esta marcha y en todas las marchas. Porque con Rodolfo Walsh y Juana Azurduy forman el logo de La Poderosa y no por casualidad, no porque sea un símbolo, no porque sea un homenaje, sino porque es la verdad. Nosotros somos una organización que surgió de las barriadas y de los conocimientos que los movimientos populares forjaron en su resistencia. No salimos de una universidad y aprendimos a jugar al fútbol hombres y mujeres con los parámetros que había escrito Paulo Freire

Lo dijo la periodista Paula Poli Sabatés, que fue despedida de la radio AM 750 por su vínculo sindical con el diario Página 12, ambos medios pertenecientes al Grupo Octubre que maneja Víctor Santa María. Fue en conversación con Graciela Carballo, Carlos Morchio y Nicolás Rosales, en el programa Tengo una Idea de Radio La Retaguardia. (Por La Retaguardia)Foto: Poli Sabatés con sus colegas de Página/12 (Foto: anred.org) Sabatés contó que le dijeron que su despido era porque ellos, los directores, decidían quiénes trabajaban en sus medios y quiénes no y, además, porque no les gustaba que fuera delegada en Página/12. La periodista agregó que hubo una discriminación de género, ya que ella era la única delegada mujer en la Comisión Gremial Interna y fue a la única que desvincularon: “Yo trabajaba en la AM 750 desde agosto de 2015, antes de que el Grupo Octubre comprara Página/12. Tenía una relación laboral terciarizada, sin inconvenientes ni ningún cuestionamiento desde lo profesional hasta que en mayo del 2018 empecé a ser delegada en Página/12, que es una empresa del mismo grupo. No hubo una amenaza directa hasta que se efectuó el despido, pero sí unos aprietes que tenían que ver con eso. Creía que iban a quedar ahí. Tuve conversaciones con el dueño del Grupo Octubre donde me dijo que él era el que decidía si yo estaba en la radio o no. Fue una relación tensa estos últimos meses, desde mayo. Hace unos 15 días la productora que me contrató y que compró el espacio de la radio donde estaba mi programa me notificó este pedido de la radio y que estaba tratando de revertirlo. La semana pasada me dijeron que no había vuelta atrás. Francisco Meritello, director ejecutivo del Grupo Octubre, y Víctor Santa María, el presidente, me comunicaron que ya habían tomado la decisión y que no había vuelta atrás”, expresó respecto al despido. “Los argumentos que le dieron a la productora, y después a mí, fueron que ellos pueden decidir con quién trabajar en sus empresas, que yo tenía una actividad gremial que a ellos les molestaba y que decidían correrme. Ellos mismos reconocieron que la persecución sindical es el motivo principal de la desvinculación. También creemos y lo leemos como discriminación de género porque en la Comisión Gremial Interna de Página somos tres delegados y yo soy la única mujer. La represalia fue tomada únicamente hacia mí. Ninguno de los otros dos delegados, por suerte, fueron suspendidos ni se tomaron represalias contra ellos. Yo soy la más precarizada, lo cual está ligado absolutamente con mi condición de mujer”, manifestó Poli Sabatés en Radio La Retaguardia.La periodista relató la relación que mantienen los trabajadores y las trabajadoras con la patronal, que emitió un documento desprestigiando la labor de sus empleados y empleadas: “El clima interno es muy difícil tras conocer un documento de nuestra propia patronal hablando mal de nosotros como trabajadores y trabajadoras. El documento al que pudimos acceder de manera informal era muy humillante, golpeaba al trabajador en su propia función. Se generó un clima que contribuyó a empeorar un poco más lo que fue un conflicto salarial muy largo durante todo el 2018”, explicó Sabatés y contó cómo sigue el plan de lucha de los trabajadores y las trabajadoras con la empresa: “Hubo una primera audiencia entre la empresa Grupo Octubre y la UTPBA (La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires) que es el sindicato con personaría gremial. El sindicato rechazó este pedido de la empresa diciendo que su costumbre era no avalar este tipo de prácticas. Estos días, fue la segunda audiencia entre la UTPBA y el Grupo Octubre. No sabemos cómo fue. No tenemos manera de conocer cómo se dio esa reunión. Estimamos que hoy también iban a manifestar su rechazo. Queda que la Secretaría de Trabajo le dé la razón a la empresa más allá del aval de la UTPBA o le dé la razón a la UTPBA. Confiamos en que este preventivo no va a salir así como está, pero la situación es de tensión, de incertidumbre y de estado de alerta”, anunció.Si bien siempre hubo algunos conflictos laborales en Página/12, Sabatés marcó un notorio incremento desde que el Grupo Octubre compró el diario: “Yo marcaría esta etapa de conflictividad extrema con la compra de Página/12 por parte del Grupo Octubre. Si bien ha habido otros conflictos gremiales y salariales en la historia de Página/12, esta patronal se caracteriza por no negociar. Es completamente intransigente. Su diálogo es nulo. No está dispuesta a ceder en nada. Nosotros intensificamos medidas ante una empresa que no está dispuesta a cambiar las reglas con las que venía Página/12. No están dispuestos a cambiar las reglas de Grupo Octubre. Son dos empresas distintas que necesitan una unión más en paz de la que ellos proponen”, afirmó.La precarización laboral está afectando a la mayoría de los medios de comunicación en la Argentina: “Es algo que se puede trasladar al gremio de prensa en general. En el caso de Página, es la única empresa de prensa escrita que no cobró las paritarias como corresponde. Es un gremio que tiene trabajo precario y tiende cada vez más a la precarización”, aseguró y se refirió a la pérdida de puestos de trabajo en Prensa: “Este despido tiene una dimensión colectiva que me excede y responde a una agresión al conjunto de los trabajadores y las trabajadoras y es un amedrentamiento para aquellos que piensan organizarse gremialmente. Ya son más de 3000. Es un montón para ser un gremio chico. Son puestos de trabajo que no se recuperan. A lo largo del año pasado las desvinculaciones fueron masivas. De a poco van diezmando en cada empresa la fuerza de los trabajadores y las trabajadoras. Es un gremio que va quedando cada vez más chico y en el que es cada vez más difícil luchar, si bien no vamos a dejar de hacerlo”, sostuvo la periodista, que concluyó pidiendo máxima difusión para dar a conocer la situación de

  En el barrio de Llavallol, la empresa Redepa, que se dedica a fabricar las latas para las conservas de alimentos de Canale, envió casi 100 telegramas de despidos a los trabajadores que desde hace más de 2 años vienen denunciando maniobras de la empresa para presentar la quiebra y cerrar. Este lunes 97 trabajadores fueron informados mediante un telegrama que la empresa decidió despedirlos y ellos resolvieron acampar en la puerta ante un posible vaciamiento. (Texto y fotos de Agustina Salinas para La Retaguardia)  “Gracias por venir”, esa fue la respuesta de Mario, trabajador de Canale Redepa ante el mensaje para que me agende en su celular. Desde el lunes pasado la empresa envió 97 telegramas de despidos. La planta con más de 70 años de producción de latas de conservas en el sur del Conurbano decide avanzar contra los trabajadores, que en los cálculos empresarios son siempre la variable a ajustar. El motivo de los despidos se repite: Las empresas se excusan en la “grave crisis económica y financiera”.El conflicto en la empresa de enlatados no es reciente. Desde mediados de 2015 los trabajadores vienen denunciando el atraso en el pago de los sueldos y diversas maniobras de la empresa para aumentar sus ganancias y deshacerse de los trabajadores.Atentos a la realidad que afecta todos los días a las y los laburantes, decidieron organizarse para realizar venta de choris, festivales, charlas para recaudar dinero para solventar los sueldos que la empresa se niega a pagar.Como intento de solución al conflicto, el Ministerio de Trabajo Provincial convocó a la empresa y a representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) a varias audiencias a las que Canale no se presentó.Ante este panorama, la solidaridad y la lucha se afianzaron. El fin de semana armaron un festival con bandas, feria y radio abierta para la difusión. Están acampando porque temen que además de despedir, la empresa comience a vaciar la fábrica para trasladar las maquinarias y unificar el sector hojalatero con el alimenticio, cuya planta se encuentra en Catamarca.Esta tarde el fuego que se armó para la olla popular sólo calentaba el agua para el mate. Me recibieron contentos, con ganas de hablar. Oscar se acerca y me da una lata. “esto es lo que hacemos acá, te lo regalo. Es un lapicero”. Sigo haciendo preguntas y escuchando atenta las respuestas que dan Julio y Mario. Interrumpe Osito, que saluda y sonríe cuando le dicen que Sapo le manda un beso. Mario me convida un mate y le pregunto cuantos trabajadores son y qué edades tienen. Hace un cálculo rápido y me cuenta que el 80% de la fábrica lleva más de 40 años trabajando ahí, que la mayoría tienen más de 55 años. Un 15% tienen entre 25 y 35 años de entregar su fuerza de trabajo, y un 5% son los más jóvenes y los que hace menos tiempo ingresaron, hace 5 o 6 años. Preocupado, me dice: “no podemos reinsertarnos en el mercado laboral porque ya somos grandes, ya no toman gente de nuestra edad”. Y es una verdad muy cruel. El mercado usa, precariza y descarta a su antojo.Antes de irme les hago una foto y hacen el chiste de siempre: “seguro se te rompe la cámara” y se ríen. Nos pasamos los teléfonos y quedamos en contacto. No me quiero ir pero ya tengo los ojos vidriosos. No puedo sacarle una foto a la bandera blanca con letras negras que expresa algo simple y claro: En Canale queremos trabajar y cobrar.Hoy a las 15 horas hacen una conferencia de prensa para comunicar las últimas novedades y los pasos a seguir.

Bajo la consigna “Somos Télam”, cientos de trabajadores y trabajadoras de prensa se movilizaron el ultimo miércoles desde el obelisco hacia el Centro Cultural Kirchner, para exigir la reincoporación de las 357 personas despedidas hace más de 70 días. Apuntando a Hernan Lombardi como principal responsable de los despidos, también se manifestaron por las mejoras salariales en los distintos medios de prensa, entre otras reivindicaciones. Aquí un fotoinforme de la jornada. (Por Natalia Bernades para La Retaguardia)

Dos pedazos de la Argentina doliente se enlazaron, este jueves, en la empresa Télam, ocupada pacíficamente hace 18 días por sus trabajadores ante el despido por parte del Gobierno de Cambiemos de 357 empleados. Así, hasta el edificio de Belgrano al 300, CABA, fueron a brindar y recibir solidaridad cinco madres y una hermana de pibes fusilados por las fuerzas de Seguridad, aglutinadas en la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. De ese modo, Emilia Vasallo – mamá de “Paly Alcorta-; Mariana Sánchez – mamá de Nazareno Vargas-; Inés Alderete – mamá de Marcos Acuña-; María Viera – mamá de Fabián Gorosito-; Alejandra Torres – mamá de Hugo Arce- y Elsa Gómez – hermana de Germán-, conformaron la delegación. Por parte de los trabajadores, las recibieron el delegado Raúl “Darta” Ferrari, Eduardo Duschatzky, Héctor “El Negro” Sánchez y Oscar Taffetani. (Texto de Oscar Castelnovo y fotos Agustina Salinas para La Retaguardia y Agencia para la Libertad) Al comenzar el intercambio, cada una de las madres y Elsa narraron a los periodistas las circunstancias alevosas en que mataron a los suyos, la negación de Justicia que luego recibieron en los juzgados y remarcaron que en toda la etapa constitucional fue creciendo la cifra de los crímenes. “La lucha es para que no sigan matando a los nuestros. Y por eso marcharemos el próximo 27 de agosto de Congreso a Plaza de Mayo”, indicaron.Fue allí, cuando Duschatzky reveló que desde que llegó la actual gestión quiso “forzar a que nuestras únicas fuentes en estos dolorosos temas fueran las fuerzas de Seguridad, de hecho ese nombre le pusieron a la sección. Pero hubo compañeras, que recibieron el telegrama del despido, que son jefas de hogares, que resistieron este arbitrario modo de recabar la información. Tuvimos siempre claro, en cualquier tiempo, que si nosotros no informamos sobre la realidad de los más vulnerables, entonces no servimos para ser periodistas”. Por su parte, “Darta”, el delegado, destacó que “hemos luchado para que estos crímenes no se tapen, tuvimos que dar pelea en distintas administraciones, pero históricamente hubo compañerxs que enfrentaron las circunstancias”.A su turno, el “Negro” Sánchez explico que “llamar ‘Seguridad’ a la sección específica los pinta de cuerpo entero. Para nosotros Seguridad es la vida, el laburo, la salud, el estudio y los pibes contenidos. Nos renueva del compromiso su presencia de hoy acá; y nos da mucha fuerza su apoyo”.A la vez, Oscar Taffetani indicó que es un absurdo tratar solo las violaciones a los derechos humanos cometidos en la dictadura cívico-militar, “¿y qué pasa con las que ocurren en el presente”, se interrogó. Luego afirmó que el tema siempre implicó que los trabajadores tengan una actitud de firmeza y reclamo permanente ante la patronal. Los despidos del FondoMás adelante, “Darta” detalló: “Hace 18 días que empezaron los despidos masivos, 357 compañerxs que son el 40 por ciento de los trabajadores. A unos le llegó el telegrama de despido. A otros la bienvenida a la Nueva Télam. Y a otros nada. Echaron a empleados con 25 años de laburo, a los dos miembros de una pareja, a un compa con cáncer. La misma manera de comunicar los despidos fue muy perversa. Ahora la justicia tiene que dictaminar sobre un pedido de reincorporación que ya avaló favorablemente el fiscal. Ellos tienen dinero fresco para pagar unos 500 millones en indemnizaciones, luego el acuerdo con del Fondo Monetario Internacional. Y estas medidas de ajuste son las que exige el Fondo, un ajuste brutal que quiere, además, disciplinar a todos los periodistas, pretenden dar miedo, quieren acallar voces”.“El 65% de los despedidos está sindicalizados, o sea que lo que están haciendo es ajuste, es persecución política y sindical, es violación de la Constitución y de los tratados internacionales, es todo junto contra nuestros derechos”, agregó Duschatzky.Asimismo, Sánchez explicó: “Nosotros les cuestionamos la censura, el tratamiento de los temas, la corrupción, la supuesta etapa “superprofesional” que nunca empezaron. Es decir, nosotros tiramos con todo y pareciera que no le penetran las balas, pero con toda esta lucha, alguna le va a entrar. Y lo que sabemos es que no estamos solos, cada vez tenemos más apoyo, un gran arco nos respalda”. Así, Emilia, Mariana, María, Inés, Elsa y Alejandra se empaparon respecto de la pelea ejemplar que están librando los trabajadores de Télam. Y, a la vez, ellas les expresaron que “ no estamos acá simplemente como madres que sufrieron la pérdida irreparable, sino que somos pueblo explotado, trabajadoras que sabemos lo que significa la necesidad de un salario a fin de mes. Y sabemos que las luchas para triunfar deben ser colectivas, el problema de ustedes es nuestro y los crímenes del sistema hacia nosotros también los involucra. Nuestros objetivos tienen que ver con otra sociedad distinta a esta tan injusta que nos quita a quienes amamos, que nos tiene en vilo si tenemos o no trabajo, que no quiere que vivamos sin miedo y sin dolor”.Ellas, sufrieron la peor hecatombe que es el crimen de sus hijos o hermano, a manos de los agentes estatales que debieron resguardar sus vidas en lugar de sesgarlas. Ellos, están en plena batalla por no perder el derecho a llevar una vida digna a sus hogares. Juntos, convinieron que ambas realidades deben enfrentarse como parte de un mismo combate. Que así sea.

Este mediodía los trabajadores despedidos de Télam movilizaron desde el Obelisco hasta el Centro Cultural Kirchner. La columna de movilizados superó las 4 cuadras y fueron controlados por un operativo de cientos de efectivos de la Policía de la Ciudad durante todo el trayecto. Aquí un fotoinforme de Agustina Salinas y video de la movilización por Fernando Tebele para La Retaguardia.

Lo denunció Mariano Suárez, uno de los delegados de la Agencia Estatal de Noticias y Publicidad, en diálogo con Luis Angió y Rosaura Barletta en el programa Otras Voces, Otras Propuestas por Radio La Retaguardia. La gestión de Hernán Lombardi anunció a través de los medios de comunicación que habrá 354 despidos en nombre del sobredimensionamiento que endilga al gobierno anterior, lo que representa un recorte del 40% del personal de Télam. (Por La Retaguardia)Foto y cobertura audiovisual: Luis Angió “El ministro Lombardi anunció 354 despidos en los medios de comunicación. Las autoridades del directorio de Télam no tuvieron ninguna comunicación con los trabajadores. Abandonaron el edificio de la Agencia de Noticias y Publicidad del Estado, nos estamos enterando a medida que llegan minuto a minuto las cartas documento. Corroboramos alrededor de 120 telegramas. Télam tiene una estructura nacional, así que probablemente la gran mayoría llegue mañana. No sabemos ningún caso todavía de delegados despedidos pero tampoco tenemos certeza de que estén excentos. El recorte significa casi el 40 % de la planta de la Agencia y es en el marco de una política de vaciamiento de los otros medios públicos como Radio Nacional y Canal 7, aunque a nosotros nos tocó la cara más dramática”, lamentó Suárez. “Apenas supimos de los primos despidos, nos juntamos en una asamblea, decidimos un paro por tiempo indeterminado, estamos haciendo una ocupación de los dos edificios de la Agencia en la Ciudad. Decimos ocupación y no toma porque no hay ninguna autoridad en las redacciones ni parece que la vaya a haber. Abandonaron el territorio de la Agencia y no se atreven a acercarse y dar la cara ante los propios trabajadores que sostienen la Agencia día a día. El gobierno eligió para desatar este conflicto un día muy particular, cuando se jugó la definición de la situación argentina en el mundial de fútbol, lo cual hace más compleja la instalación del tema”, explicó sobre el contexto en que se suscita la medida. “Contamos con la misma información que las personas que no trabajan en Télam. El número total de despedidos es el que anunció Lombardi en una radio, luego nos vamos anoticiando de cada compañero que recibe una carta documento, también hay un grupo pequeño de trabajadores que recibió correos de un párrafo en un tono bastante cínico en los que nos felicitaban por formar parte de la nueva Agencia Télam. Desprovista, claro, de propagandistas y militantes de la gestión anterior según este gobierno. La mayoría de los trabajadores no recibió aún ni el telegrama ni ese mail de confirmación así que se viven horas de angustia”, aseguró. “No hay manera de comunicar de forma prolija el despido de la mitad de una empresa, estamos ante funcionarios que deliberadamente eligieron la forma más cínica y perversa de comunicar. La totalidad de los trabajadores estamos en planta permanente. Hay 27 corresponsalías en las provincias y seis en el exterior. El paro es total. Están los dos edificios ocupados, en uno está el personal administrativo y en otro el periodísticos. Por cuestiones tecnológicas sí pueden ingresar contenidos desde otros lugares, sabemos que hay montada una redacción paralela a la cual llevarán supongo al personal jerárquico de la empresa”, explicó. “Con esta gestión entraron alrededor de cincuenta personas a Télam, la gran mayoría con el máximo cargo del escalafón. Llama la atención para un gobierno cuyo argumento es el sobredimensionamiento, la austeridad, que en dos años y medio hayan hecho todo lo contrario”, denunció Suárez.Para el delegado, “se busca la eliminación del trabajo de control administrativo que hacía Télam de la pauta publicitaria, tarea que está hoy concentrada en la Jefatura de Gabinete o en agencias de publicidad privadas, lo que se permitió a través de un decreto. En la planta periodística, no lo sabemos pero el proyecto es de una agencia muy pequeña”. “Para los intereses de este gobierno no sirve un medio público que le dé voz al conflicto social, gremial, que tenga una estructura federal. Evidentemente, resuelven de otra manera sus necesidades de comunicación, con otros actores, y los medios públicos debemos ser una molestia”, consideró.Sobre la situación emocional de los trabajadores, explicó: “Se confunden los sentimientos y temperamentos. Hay un estado de movilización muy importante, de vocación de dar la pelea. Ya nos han pasado situaciones parecidas en otros momentos de la historia de la Agencia pero sin ni siquiera saber quiénes están despedidos genera angustia. Tenemos por los pisos de la redacción compañeros y compañeras llorando, situaciones muy dramáticas, se enteran por los familiares que están en las casas que llegó la carta documento. La situación de deliberación, reflexión, la toma de posición política se mezclan con las emociones personales que son inevitables y parte de estas situaciones. Son momentos de mucha angustia y tenemos que tratar que esto no nos inmovilice”.