Canción actual

Título

Artista


Intento de magnicidio CFK


En el juicio por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, Gabriel Carrizo afirmó que es inocente y que dijo “en broma” que era parte del grupo que quería “matar a la puta esa”. Brenda Uliarte pidió declarar, pero luego desistió. El Tribunal desechó un pedido para declararla inimputable y rechazó incorporar un escrito que menciona al diputado Gerardo Milman como presunto instigador. Eso se investiga en otra causa.  Redacción: Carlos RodríguezEdición: Pedro Ramírez Otero En la segunda jornada del juicio oral por el intento de magnicidio de Cristina Fernández de Kirchner, los imputados Brenda Uliarte y Gabriel Nicolás Carrizo aceptaron prestar declaración indagatoria y cerraron el controvertido combo abierto una semana antes por Fernando Sabag Montiel. Mientras Sabag confesó su culpabilidad con lujo de detalles, Carrizo lo emuló en cuanto a la extensión de su relato, pero para declararse inocente. Por su parte, Uliarte aceptó declarar, pero desistió abruptamente luego de decir algunas frases incoherentes.  Carrizo, señalado como el “jefe” de la Banda de los Copitos, el que le daba empleo y le bajaba línea a Fernando y a Brenda, dedicó buena parte de su relato a situarse asimismo entre los seres más desgraciados y vulnerables del planeta Tierra.  Dijo que estaba alcoholizado y que hacía “chistes” luego del fallido atentado a Cristina Kirchner, a quien le pidió disculpas, con la voz entrecortada por el llanto.  Las bromitas que disparó desde su celular y que lo llevaron a prisión, fueron frases suyas cuando ya sabía que el intento de magnicidio se había concretado y que no era ninguna broma.  Estos fueron algunos de sus dichos: “Esto (el atentado) estaba planificado para dentro de una semana” y Sabag “hizo todo mal, es un pelotudo”. En otras de sus bromas telefónicas, afirmó que los integrantes del grupo que parecía encabezar estaban “decididos a matar a la puta esa”. Después del insulto que había dirigido contra Sabag por haber fallado, reconocía que su “amigo” (también lo llamó “empleado”) había estado “a un segundo de convertirse en héroe nacional”.  Brenda, que sí, que no La primera en ser invitada a indagatoria fue Brenda Uliarte. La sorpresa fue que dijo que iba a declarar, cuando minutos antes su abogado, Alejandro Cipolla, le había dicho a los y las periodistas que no iba a hacerlo “porque no estaba en condiciones”.   Los problemas comenzaron cuando la presidenta del Tribunal Oral 6, Sabrina Namer, le solicitó algunos datos personales. Cuando le preguntó con quién vivía antes de su detención, señaló a su novio de entonces, el imputado Sabag Montiel, a quien llamó “ese convicto”, “ese manipulador”.  La joven que había sorprendido con sus mensajes afirmando que tenía “los ovarios” necesarios para matar a Cristina Fernández de Kirchner, frente al Tribunal se mostró confusa y dispersa. Dijo que tenía 24 años cuando hace dos semanas cumplió 25. Había tardado en precisar la fecha y lugar de nacimiento. Varias veces, antes de responder, le salía un “ehhh”, que daba cuenta de su mal momento anímico. Dijo que tenía secundario incompleto y que había cursado el CBC de Medicina, pero no recordaba si había aprobado alguna materia para el ingreso a la carrera.  Los problemas de dicción de la imputada se sumaron a fallas técnicas que impidieron el vivo por YouTube de lo que fue, al final, una fallida declaración indagatoria.  Brenda dijo que trabajaba como “kiosquera” en un lugar que “podría ser” la Capital Federal. En este punto, la fiscal quiso saber si trabajaba también vendiendo “contenido erótico” y ella confirmó: “Sí, he ganado dinero con eso”.  Ante una consulta de la jueza Namer, respondió que prefería responder preguntas, en lugar de hacer un relato en su defensa.  La presidenta del Tribunal le dio la palabra al defensor de la joven para que ordenara el interrogatorio. Como una forma de demostrar el estado en que se encontraba su defendida, Cipolla le pidió que dijera la causa del proceso en marcha y qué participación tuvo ella. Brenda respondió: “Partícipe y encubridora, pero no soy ehhh”. Luego la imputada se quedó en silencio por unos minutos y se agarró la cabeza. La fiscal pidió la palabra, pero la jueza Namer llamó a todas las partes para que se acercaran al estrado para hablar en privado.   Namer le recordó luego a la imputada que la indagatoria es un acto de defensa. “Pero todo lo que usted diga es muy importante, tiene que ser claro, conteste lo que se le pregunta, pero trate de ser lo más clara posible. De lo que usted diga puede haber consecuencias. ¿Le quedó claro?”, dijo la jueza.  “Sí, me quedó claro, no más preguntas”, fue la respuesta de Uliarte. La jueza le pidió que fuera más concreta y Brenda precisó: “No, no declaro, anulo. No me siento en condiciones de declarar”.  La fiscal Gabriela Baigún, quiso saber si la defensa ratificaba un escrito que había sido presentado hace tiempo por Carlos Telleldín, cuando era defensor de la joven. En ese escrito, se vinculaba a Sabag Montiel con el entorno del diputado Gerardo Milman. Se decía que le pagaban por generar actos violentos contra el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y de estar vinculado al grupo Revolución Federal. La jueza Namer dijo que eso era parte de otro proceso.  Luego se produjo una polémica entre Baigún y Cipolla respecto del presunto consumo de “pastillas” por parte de Brenda, antes de concurrir a la audiencia. Cipolla insistió en que se declare inimputable a su defendida, Baigún recordó que dos pericias incorporadas al expediente dicen que tiene “capacidad de juicio y comprender la criminalidad” de los hechos. Luego de un cuarto intermedio, el Tribunal rechazó el pedido de inimputabilidad. Por momentos, la controversia tuvo las chispas de un show televisivo.  Podés ver la transmisión completa en https://www.youtube.com/watch?v=qjZD2a0KDZU&ab_channel=LaRetaguardia Carrizo, el bromista “Estaba esperando un montón para hablar con ustedes, pensé que esto iba a resolverse antes”, fueron las primeras palabras que Gabriel Nicolás Carrizo dirigió al Tribunal integrado por Namer y los jueces Ignacio Fornari y Adrián Grunberg. 

https://www.youtube.com/watch?v=qjZD2a0KDZU Continúan las indagatorias de las personas imputadas. Será el turno de Brenda Uliarte y Nicolás Carrizo.

En clave futbolera, en los pasillos de los Tribunales de Comodoro Py, el abogado Juan Manuel Ubeira, dio su opinión sobre la decisión de Fernando Sabag Montiel de autoincriminarse durante dos horas y media. En el juicio por el intento de asesinato a la ex vicepresidenta de la Nación, el abogado que representa a Cristina Fernández de Kirchner, dio la impresión de que los que intentaría “salvar” Sabag van más allá de su novia Brenda Uliarte y de Gabriel Nicolás Carrizo, los otros imputados en este juicio oral. Redacción: Carlos RodríguezEdición: Pedro Ramírez Otero La investigación se dividió en dos y la causa de mayor gravedad, la de los posibles responsables políticos del atentado, está en la etapa de instrucción, a cargo de la jueza María Romilda Servini de Cubría. El propio Sabag, en su extensa autoincriminación, expresó sus temores por una supuesta imparcialidad de Servini de Cubría, de quien dijo que “ya ha desprocesado a militantes kirchneristas”. De todos modos, Sabag sostuvo que es “apolítico” y que nada tiene que ver con el grupo de ultraderecha Revolución Federal, con el que sí tenía contactos la imputada Uliarte. En su declaración, Sabag aseguró que su novia y Carrizo no tuvieron “nada que ver” en el intento de homicidio. “Fue la autoincriminación más descriptiva que escuché en mis 40 años de abogado penalista”, sostuvo Juan Manuel Ubeira, el abogado que representa a Cristina Fernández de Kirchner. Dijo que durante la larga exposición de Sabag, lo conmovió que “una persona tan joven confesara que su odio (hacia Cristina) se fue gestando en razón de sus dificultades económicas”. En el juicio, Ubeira le preguntó a Sabag si no midió las consecuencias personales y públicas de su accionar. La respuesta del imputado fue que sabía que si hubiese asesinado a la vicepresienta “se habría desatado una guerra civil”, pero que a él no le había preocupado esa tremenda derivación. De todos modos, en su confesión, el imputado dejó dudas sobre sus supuestos problemas económicos. Incluso dijo que su prosperidad se había consolidado entre los años 2011 y 2017, durante la era kirchnerista. Le echó la culpa a CFK por “la inflación”. De todas maneras, en ese período dijo que pagaba un alquiler de 6 mil pesos en una vivienda compartida con un amigo y a su vez recibía 60 mil pesos mensuales por el alquiler de una casa de su propiedad. Además, es propietario de cinco automóviles que ahora dice que están “muy caídos”. https://www.youtube.com/watch?v=bFOdTLGGBXY&ab_channel=LaRetaguardia Sobre la confesión del principal imputado, Ubeira afirmó que le llamó la atención que “en este joven, como en otros, incluso de sectores populares, hayan tenido efecto los discursos de odio difundidos por algunos medios” de comunicación. Agregó que “la demonización de una persona”, en referencia a Cristina Kirchner, conduce a que se produzcan “situaciones similares a las narradas en el libro ‘Un enemigo del pueblo’, de (Henrik) Ibsen”. La obra transcurre en un pueblo donde el balneario municipal es su mayor fuente de ingresos. El problema surge cuando el hermano del alcalde denuncia que el agua está contaminada y eso deriva en que sea atacado por los medios de difusión, por el pueblo en general y hasta por su propia familia. Ubeira dijo, acerca del atentado en sí, que es “muy impresionante que no haya salido la bala” cuando Sabag apuntó “a la cara de Cristina”, como el mismo imputado admitió. “El arma estaba en condiciones, porque después se hicieron más de 300 disparos de prueba y todos salieron”, explicó. Sobre la segunda audiencia de este miércoles 3 de julio, dijo que hay que ver “si quieren declarar o no los otros dos imputados”. Respecto de lo que este juicio puede aportar en la causa que lleva Servini de Cubría, comentó: “Lamentablemente la causa se dividió y el teléfono celular de Sabag está destruido, cuando él afirmó ahora que lo entregó en perfectas condiciones”, en el mismo momento en que fue detenido en la noche del 1 de septiembre de 2022, poco después del fallido atentado. “Nosotros estamos seguros de que Sabag no actuó solo, sino que es miembro de una organización”, planteó el abogado. En la primera jornada del juicio, Sabag dijo que entregó su celular “en perfectas condiciones” y que dio la clave para que pudieran abrirlo. La clave del Samsung era la letra “Z”. No pudieron abrir el teléfono. Las posibilidades que quedan ahora son mediante la intervención de expertos de Samsung de Corea o enviarlo al Departamento de Justicia de Estados Unidos. Los querellantes creen que la destrucción fue para que “no se pudieran establecer contactos de Sabag” con personas de organizaciones de ultraderecha como Revolución Federal, por ejemplo. Sabag negó toda relación suya con Revolución Federal, pero Ubeira señaló que “con ellos aparecen ligados los Caputo”. En el terreno político, lo que se investiga es la relación que pudo haber tenido el diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman. Testigos afirmaron que le escucharon decir, dos días antes del atentado: “El día que la maten, yo voy a estar camino a la costa”. En sus declaraciones luego del comienzo del juicio, Ubeira recordó que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, designó como director de Tecnología de la Información y Comunicaciones, al perito Jorge Adolfo Teodoro, el mismo que habría borrado los teléfonos de las secretarias de Milman, presentes en el bar Casablanca, el día que habló sobre esa “muerte”, dos días antes del atentado a Cristina. Esas dos mujeres son Carolina Gómez Mónaco, exdirectora de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito durante el gobierno de Cambiemos e Ivana Bohdziewicz, colaboradora del legislador Milman. El 10 de noviembre de 2022, Bohdziewicz relató en la Justicia que en las oficinas de Patricia Bullrich, en Avenida de Mayo 953, el perito mencionado borró por completo el contenido de su teléfono celular. Lo mismo habría hecho con el teléfono de Milman. La excusa fue evitar que hubiera “filtraciones”. En el caso de Gómez Mónaco, ella tenía dos celulares, pero solo uno estaba registrado a su

https://www.youtube.com/watch?v=bFOdTLGGBXY&t=18s Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. 0:15 Comienzo de la transmisión. 2:45 Móvil con Carlos Rodríguez desde Sala AMIA.1:02:45 Comienzo de la audiencia.1:07:20 Lectura del Requerimiento de elevación a juicio de la querella de Cristina Fernández de Kirchner.1:43:30 Lectura del Requerimiento de elevación a juicio del Ministerio Público Fiscal.2:40:30 Cuarto intermedio.3:10:45 Continúa la audiencia.3:43:00 Planteos preliminares de las partes.4:47:00 Cuarto intermedio para que el TOF resuelva los planteos.5:01:10 Reanudan la audiencia con rechazo a los pedidos y realización de nuevos pedidos de las defensas.5:27:30 Indagatoria del acusado Fernando Sabag Montiel.7:58:15 Cierre de la audiencia y de la transmisión