Canción actual

Título

Artista


Uncategorized

Página: 3


Desde las 9:30, el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín dará los últimos pasos del juicio. Por la mañana serán las últimas palabras de los imputados. A las 14 se conocera el veredicto por los crímenes de Lesa Humanidad cometidos durante la represión a la Contraofensiva Montonera. La jornada se podrá seguir en directo por el Diario del Juicio y por el canal de YouTube de La Retaguardia. Fiscalía y querella pidieron prisión perpetua en cárcel común para los 6 acusados. El abogado de Jorge Norberto Apa pidió ayer, a horas del veredicto, que se suspenda el juicio por supuesta incapacidad del genocida. (Por El Diario del Juicio*)   ✍️ Redacción: Paulo Giacobbe 💻 Edición: Fernando Tebele   El TOF N°4 de San Martín, conformado ppr Esteban Rodríguez Eggers, Matías Mancini y María Claudia Morgese Martín, comunicará el veredicto en el histórico juicio por la represión a la Contraofensiva de Montoneros. Desde hace más de dos años y después de 77 audiencias, a Jorge Norberto Apa, Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Roberto Bernardo Dambrosi, Luis Ángel Firpo y Marcelo Cinto Courtaux, se los acusa de delitos de Lesa Humanidad cometidos durante los años 1979 y 1980 en perjuicio de 94 víctimas. Los 6 fueron integrantes de la estructura de inteligencia de la última dictadura cívico militar eclesiástica. La lista de acusados la integraban también Carlos Blas Casuccio, Raúl Guillermo Pascual Muñoz y Alberto Daniel Sotomayor, quienes murieron durante el transcurso del debate sin que los alcance la justicia.  Genocidio e incapacidad mental “Estoy convencida de que es genocidio y que hay elementos técnicos jurídicos para que se condene por genocidio”, consideró la fiscal Gabriela Sosti en dialogo con La Retaguardia. Al tiempo que explicó que con la calificación de genocidio, “viene un entendimiento de la historia, una mirada concreta de la historia”. Para la fiscal sería muy complejo absolver a uno y condenar a los demás, porque se trata de “un colectivo delictivo”, describió. Menos de 24 horas antes de conocerse el veredicto, Hernán Corigliano, el abogado del genocida Norberto Apa, presentó un certificado médico con la intención de que su defendido sea apartado del juicio. Apa “tuvo una operación de un cáncer y esta físicamente convaleciente de esa operación, pero lo que hizo fue presentar un certificado médico muy dudoso, que supuestamente acreditaría la incapacidad mental para estar en juicio”, dijo Sosti. La fiscal aclaró que le responderá esta mañana y que la presentación no puede invalidar la lectura del veredicto. “Es huérfano de argumento, muy tosco”, calificó la fiscal la movida de la defensa en busca de impunidad. Corigliano ya había generado molestias frente al tribunal cuando presentó en el expediente fotografías del abdomen de Apa suturado y del tumor, pero nunca advirtió sobre la salud mental de su defendido. Con esta presentación sobre el filo del veredicto, el abogado del único condenado ya como genocida, completa su plan.      ¿Cárcel común o impunidad en casa? Salvo Luis Firpo y Marcelo Cinto Courtaux, todos gozan del beneficio de la prisión domiciliaria. En caso de ser condenados y a más de cuarenta años de los crímenes probados en este juicio, la continuidad del beneficio de la prisión domiciliaria o la cárcel común y efectiva para quienes fueron la estructura de inteligencia de la última dictadura genocida, son las opciones que tiene por delante el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martin. Mañana, durante la lectura del veredicto, se irán develando las decisiones. La transmisión de La Retaguardia comenzará a las 9:30, cuando los acusados tengan derecho a pronunciar sus últimas palabras antes de conocer su destino.   DESCARGAR *Este diario del juicio por la represión a quienes participaron de la Contraofensiva de Montoneros, es una herramienta de difusión llevada adelante por integrantes de La Retaguardia, medio alternativo, comunitario y popular, junto a comunicadores independientes. Tiene la finalidad de difundir esta instancia de justicia que tanto ha costado conseguir. Agradecemos todo tipo de difusión y reenvío, de modo totalmente libre, citando la fuente. Seguinos diariamente en https://juiciocontraofensiva.blogspot.com

Declaran los excolimbas Daniel Alberto Ramírez, Mario Armando Ávila y Daniel Humberto Tejeda.

El libro “El lugar perfecto” del periodista entrerriano Fabián Magnotta motorizó la investigación por los vuelos de la muerte que arrojaban cuerpos en el delta de Entre Ríos. La Secretaría de Derechos Humanos de Gualeguaychú realizó una convocatoria para ayudar en la investigación, una entrevista con su director, Matías Ayastuy y con el autor del libro, incluyendo fragmentos del informe. El rol del cementerio de Villa Paranacito y la opinión de la fiscal, Josefina Minatta. (Por La Retaguardia) 🎤 Entrevistas: Fernando Tebele/Paulo Giacobbe✍️ Redacción: Paulo Giacobbe 🎙️ Textuales: Entrevista a Fabián Magnotta: Mónica Mexicano💻 Edición: Diego Adur📷 Foto: Imagen satelital Delta del Paraná “Los testimonios coinciden en hablar de vuelos que lanzaban bultos y los cuerpos aparecían maniatados o quedaban enganchados en algún muelle”, dijo Fabián Magnotta en Oral y Público, y precisó: “Estela Escobar dice que vio helicópteros de madrugada. Un lanchero que ya murió hablaba que vio cuerpos vestidos, con manos atadas y helicópteros. Un empleado de la planta de celulosa argentina Don Julio también vio helicópteros que lanzaban bultos. Un payador uruguayo, Concepción Regalini, hablaba de helicópteros verdes sin numeración que lanzaban bultos. Los vio pasar hasta 5 veces por semana, pero eran irregulares los vuelos, a distintas horas del día por distintas partes, muchos durante el mundial 78. Vio cuerpos maniatados, atados con alambre de púas. Ramón Tejeda también vio helicópteros sobre los ríos y sobre los montes. Bartolo Venancio, helicópteros sobre el Río Paraná Bravo, con ametralladoras en la puerta. Charly Ferreira, helicópteros que se posaban a diez metros en el Río Sauce, helicópteros verdes. Hugo Regora habla de helicópteros y aviones y José Luis, que murió hace poco y era lanchero escolar, dijo que vio aviones Hércules que tiraban -cuerpos- sobre el paso de la lancha escolar y él hacía esconder a los chicos para cuidarles la cabeza y que no se quedaran con ese recuerdo”, describió. El nombre del libro surgió al escuchar uno de estos testimonios: “Yo estaba, era chica, lo veía, y era el lugar perfecto por varias razones”, le dijo Elena.  Para Magnotta el lugar elegido tiene que ver con la geografía de la zona, pero también con el carácter de los moradores: “La gente es muy cerrada. La mayoría son trabajadores de la madera, de la pesca y ellos fueron los testigos de la investigación. Es el libro de los testigos más comunes del mundo. Esa zona tiene muchos lugares impenetrables, inundables, donde se forman humedales, con camalotes de tierra, que con los años se pueden llegar a convertir en pequeñas islas. Ese es uno de los lugares elegidos para los vuelos, creo que por la cercanía con Buenos Aires. La gente no hablaba, por miedo y por las características de la zona ”, explicó. El periodista calculó que partiendo desde Buenos Aires por vía aérea, ya sea avioneta o helicóptero, no se puede tardar más de 20 minutos. El delta entrerriano, al sur de la provincia, es entonces el extenso escenario de una investigación periodística y judicial, que se extiende también al otro lado del Río de la Plata  Apariciones en Uruguay La proximidad con Uruguay es otro factor a tener en cuenta. El autor del libro recolectó testimonios en el país vecino que cuentan sobre la aparición de cuerpos en las costas: “Pampero estuvo detenido y fue torturado por la policía por tener la osadía de contar que había encontrado el cuerpo de una chica en la costa. Pero vio y sabe mucho más, cosas que revela al periodista con el grabador apagado. Es un inesperado, rico y valiente testigo de los vuelos”, escribió en el libro “El lugar Perfecto”, sobre la entrevista que realizó en La Paloma, Uruguay, a Leonel Álvarez Olivera, El Pampero:  -Lo escucho, Pampero… -La primera chica que encontré tenía hasta las uñas pintadas, pobre. Habrá tenido unos veinte años… Fue en el puerto Los Botes, en La Paloma.  -¿Estamos hablando de 1976? -Sí, ‘76. Salió ese cadáver y denuncié a la comisaría, y me tuvieron cuarenta horas de calabozo. ¿Cómo lo encontró al muerto? Y yo que sé, lo encontré en la costa, le dije. ¿Y cómo venía? Y me pasaban otra vez para el calabozo. Acevedo se llama…comisario Acevedo. ¿Y cómo venía el cuerpo? A las 12 horas me abrían y me volvían a preguntar y a encerrar. Estaqueado. Me encapucharon. Después fui y reconocí a todos. Acevedo, Sosa, Enio Machado… Tuve desgarramiento de las piernas porque me pusieron ladrillos. Y un abogado Martínez, de Montevideo, que buscó mi padre, me sacó a las cuarenta horas. Me dijeron que me fuera a mi casa, que no me iban a molestar más… – Del libro “Escritos en el Agua” de Carlos María Domínguez, editado por Ediciones de la Banda Oriental, Magnotta rescató el testimonio de José Pepito Pereyra, “El Oriental”, residente en la Localidad de Nueva Palmira, Colonia. “El Oriental” coincide respecto a los aviones y helicópteros que tiraban bultos, a cualquier horario, incluso de día: “En el Bravo tiraban de día. El helicóptero abría las compuertas y largaba bultos al agua. Y usted iba a mirar y eran tipos envueltos en las bolsas, atados con alambres. Desnudos en las bolsas o envueltos en esas frazadas de las cárceles”, describió. Pereyra encontró cuerpos traídos por las corrientes.  Los periodistas Daniel Nino Roselli, de Nueva Palmira, y Fabián Cardozo, de Montevideo, realizaron aportes a la investigación. “La frontera cercana y caliente de los ríos fue elegida para otras actividades en los mismos años. En efecto, fue utilizada para el pase clandestino de presos políticos uruguayos desde la Argentina al Uruguay”, escribió Magnotta y agrega el testimonio de un ex marinero de la Prefectura de Nueva Palmira sobre los cruces clandestinos en lanchas “de presos políticos uruguayos que estaban encarcelados en Argentina”. Tal vez el caso más conocido sea el del Negrito Floreal Avellaneda, mencionado por Rodolfo Walsh en la “Carta abierta de un escritor a la junta militar” de 1977. El negrito, de quince años, fue secuestrado junto a su madre, Iris

Alejandra Cravello, de la Comisión Vesubio y Puente 12, hizo un resumen de lo acontecido en el juicio hasta aquí y repasó los testimonios de integrantes de la familia de Mario Roberto Santucho, quienes relataron la persecución a la que fueron sometidas. Fue durante el programa radial Oral y Público. El segundo tramo del juicio Puente 12 está próximo a entrar en etapa de alegatos. En la audiencia pasada, la fiscal Ángeles Ramos pidió la ampliación de cargos para el único imputado de la causa, Carlos Antonio Españadero. (Por La Retaguardia) 🎤 Entrevista: Fernando Tebele  ✍️ Redacción: Diego Adur   💻 Edición: Fernando Tebele📷 Foto: Revista Sudestada Es probable que la próxima semana comiencen los alegatos en el juicio Puente 12 II. Este tramo tiene como único imputado a Carlos Antonio Españadero, integrante del Batallón de Inteligencia 601. La audiencia anterior, la representante del Ministerio Público Fiscal, Ángeles Ramos, pidió que los niños y las niñas secuestrados sean consideradas víctimas y que sus privaciones ilegítimas de la libertad  también se le imputen a Españadero. Alejandra Cravello, de la Comisión Vesubio y Puente 12, repasó algunas cuestiones del desarrollo de la causa: “Es un juicio particular, tiene un solo imputado. Es una causa que ha sido desmembrada. Son casos puntuales. En este tramo en particular no hay ninguna desaparición forzosa ni ningún homicidio. Son simplemente privaciones ilegítimas de la libertad con tormentos. Los primeros testimonios en el debate fueron alrededor del caso de María Ofelia Santucho y Ofelia Santucho, ambas querellantes, las únicas en esta causa. Ellas fueron víctimas aunque no fueron consideradas así en el juicio oral. En este debate testimoniaron prácticamente todos los chicos familiares de Santucho.”. Los testimonios de María Ofelia y de Ofelia fueron incorporados a la causa en Instrucción. En ellos, y también durante la declaración de Esteban Santucho, “reconocen a Españadero en los tres lugares donde estuvieron secuestrados, que son: primero, Puente 12; después, Pozo de Quilmes; y, por último, el hotel en Flores hasta que fueron rescatados por el PRT”. El objetivo de la Inteligencia de Ejército era dar a toda costa con Mario Roberto Santucho, uno de los fundadores y líderes del PRT-ERP (Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo). Para ese fin, se produjeron los secuestros de muchos familiares del líder del PRT, entre ellos menores de edad: “En el debate fuimos viendo las distintas miradas de los niños. Los sacaban del Centro (Clandestino de Detención Tortura y Exterminio) durante la noche, para ir a ‘lanchear’ como llamaban los represores. Estaban desesperados por dar con Santucho. A los hijos los presionaban para que dieran datos. Finalmente, porque estos hechos tomaron estado público, el Batallón de Inteligencia 601, o sea la Jefatura II del Ejército, decidió que ante un escándalo internacional era mejor liberarlos. La tarea la tenía encomendada Españadero. Durante el debate él negó y dijo que era una persona de oficina y de análisis, que no era personal operativo del Batallón, pero hemos visto que esto no es así. En su testimonio, Mario Antonio Santucho, el hijo de Santucho, presentó documentos desclasificados que demuestran que hasta el año 1979 las áreas de Análisis y Operatividad eran conjuntas, ya que tenían que tomar decisiones sobre la marcha”, explicó en referencia al testimonio del periodista de la Revista Crisis, quien investigó la historia de su padre. Después de que la defensa de Españadero se refiera este viernes al pedido de la fiscal, que seguramente rechazará, y de que el TOF N°6 de Comodoro Py tome una decisión respecto al pedido sobre la ampliación de cargos, comenzará la etapa de los alegatos: “El tiempo está en cuenta regresiva. Tenemos que avanzar con los juicios”, cerró Cravello.

Declaran los excolimbas Daniel Omar Carlopreso, Martín Omar Arce y Antonio Rogelio Allendes.

Declaran los excolimbas Alberto Ángel Jue,  Walter Ernesto Negri y Nery Fleytas.

Declaran los excolimbas Alberto Ángel Jue,  Walter Ernesto Negri y Nery Fleytas.

Declara Verónica Almada convocada por la defensa.