Canción actual

Título

Artista


Autor: contraofensiva

Página: 3


Desde las 9:30, el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín dará los últimos pasos del juicio. Por la mañana serán las últimas palabras de los imputados. A las 14 se conocera el veredicto por los crímenes de Lesa Humanidad cometidos durante la represión a la Contraofensiva Montonera. La jornada se podrá seguir en directo por el Diario del Juicio y por el canal de YouTube de La Retaguardia. Fiscalía y querella pidieron prisión perpetua en cárcel común para los 6 acusados. El abogado de Jorge Norberto Apa pidió ayer, a horas del veredicto, que se suspenda el juicio por supuesta incapacidad del genocida. (Por El Diario del Juicio*)   ✍️ Redacción: Paulo Giacobbe 💻 Edición: Fernando Tebele   El TOF N°4 de San Martín, conformado ppr Esteban Rodríguez Eggers, Matías Mancini y María Claudia Morgese Martín, comunicará el veredicto en el histórico juicio por la represión a la Contraofensiva de Montoneros. Desde hace más de dos años y después de 77 audiencias, a Jorge Norberto Apa, Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Roberto Bernardo Dambrosi, Luis Ángel Firpo y Marcelo Cinto Courtaux, se los acusa de delitos de Lesa Humanidad cometidos durante los años 1979 y 1980 en perjuicio de 94 víctimas. Los 6 fueron integrantes de la estructura de inteligencia de la última dictadura cívico militar eclesiástica. La lista de acusados la integraban también Carlos Blas Casuccio, Raúl Guillermo Pascual Muñoz y Alberto Daniel Sotomayor, quienes murieron durante el transcurso del debate sin que los alcance la justicia.  Genocidio e incapacidad mental “Estoy convencida de que es genocidio y que hay elementos técnicos jurídicos para que se condene por genocidio”, consideró la fiscal Gabriela Sosti en dialogo con La Retaguardia. Al tiempo que explicó que con la calificación de genocidio, “viene un entendimiento de la historia, una mirada concreta de la historia”. Para la fiscal sería muy complejo absolver a uno y condenar a los demás, porque se trata de “un colectivo delictivo”, describió. Menos de 24 horas antes de conocerse el veredicto, Hernán Corigliano, el abogado del genocida Norberto Apa, presentó un certificado médico con la intención de que su defendido sea apartado del juicio. Apa “tuvo una operación de un cáncer y esta físicamente convaleciente de esa operación, pero lo que hizo fue presentar un certificado médico muy dudoso, que supuestamente acreditaría la incapacidad mental para estar en juicio”, dijo Sosti. La fiscal aclaró que le responderá esta mañana y que la presentación no puede invalidar la lectura del veredicto. “Es huérfano de argumento, muy tosco”, calificó la fiscal la movida de la defensa en busca de impunidad. Corigliano ya había generado molestias frente al tribunal cuando presentó en el expediente fotografías del abdomen de Apa suturado y del tumor, pero nunca advirtió sobre la salud mental de su defendido. Con esta presentación sobre el filo del veredicto, el abogado del único condenado ya como genocida, completa su plan.      ¿Cárcel común o impunidad en casa? Salvo Luis Firpo y Marcelo Cinto Courtaux, todos gozan del beneficio de la prisión domiciliaria. En caso de ser condenados y a más de cuarenta años de los crímenes probados en este juicio, la continuidad del beneficio de la prisión domiciliaria o la cárcel común y efectiva para quienes fueron la estructura de inteligencia de la última dictadura genocida, son las opciones que tiene por delante el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martin. Mañana, durante la lectura del veredicto, se irán develando las decisiones. La transmisión de La Retaguardia comenzará a las 9:30, cuando los acusados tengan derecho a pronunciar sus últimas palabras antes de conocer su destino.   DESCARGAR *Este diario del juicio por la represión a quienes participaron de la Contraofensiva de Montoneros, es una herramienta de difusión llevada adelante por integrantes de La Retaguardia, medio alternativo, comunitario y popular, junto a comunicadores independientes. Tiene la finalidad de difundir esta instancia de justicia que tanto ha costado conseguir. Agradecemos todo tipo de difusión y reenvío, de modo totalmente libre, citando la fuente. Seguinos diariamente en https://juiciocontraofensiva.blogspot.com

Comienza el alegato del Ministerio Público Fiscal a cargo de la auxiliar fiscal Gabriela Sosti.

Comienzan las réplicas de las defensas, que responden a planteos realizados durante los alegatos y las réplicas de la fiscalía y querellas en la audiencia anterior.

Mario Guillermo Ocampo, ex integrante del Destacamento de Inteligencia 201 del Ejército en Campo de Mayo, pidió declarar en una de las dos causas en la que es acusado por crímenes de lesa humanidad. Frente al Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín dijo ser “inocente de todos los hechos” de los que se lo acusa en la represión del Ejército a la Contraofensiva montonera. No aceptó contestar preguntas y su exposición fue leída. Llegó a juicio después de haber estado prófugo más de seis años, pero aún así goza del beneficio de la prisión domiciliaria. El jueves continuará el alegato de la Fiscal Gabriela Sosti. (Por El Diario del Juicio*)  ✍️ Redacción: Paulo Giacobbe 💻 Edición: Fernando Tebele 📷 Foto de portada: Captura de pantalla de la transmisión de La Retaguardia   En la transmisión especial del 24 de marzo realizada desde Plaza de Mayo en conjunto por La Retaguardia, La Colectiva, FM La Tribu y Canal Abierto; la fiscal del juicio por la represión a la Contraofensiva montonera, Gabriela Sosti, dijo que la información salía de los centros clandestinos de detención tortura y exterminio, que pasaba por un “recorrido de análisis de información en los distintos destacamentos de inteligencia de todos los cuerpos de Ejército del país. Iba al Batallón 601 y terminaba en la cabeza madre que era la jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor General de Ejército”. Para Sosti esa estructura fue fundamental en el genocidio. Ocampo estaba ahí. Desvinculado Sin estar obligado a decir la verdad y con su firme decisión de no contestar preguntas, Mario Guillermo Ocampo se declaró inocente, “como lo he dicho desde el primer momento” y “no tuve ninguna  participación en los hechos mencionados”, fue el comienzo de su declaración. Ocampo dijo que si bien el 21 de diciembre de 1979 se presentó a prestar servicio en el Destacamento de Inteligencia 201 que todavía hoy funciona dentro de Campo de Mayo, en el mismo acto se fue de vacaciones con su familia, por habérsele otorgado licencia anual. Sus funciones, afirmó, comenzaron en febrero del año siguiente.  Siempre según su versión, al regresar se enteró de su misión: “velar por la seguridad de las unidades orgánicas del Comando de Instituto Militares”. Esa fue su única misión. “Insisto y creo fundamental que entiendan que cuando arribé al Destacamento de Inteligencia 201 estaba recién egresado de la Escuela de Inteligencia y no tenía más que un puñado de conceptos teóricos en mi cabeza”. Dirá no haber participado ni colaborado en la recolección ni el análisis de la información. Se dedicaba a inspeccionar y visitar unidades para garantizar la seguridad, “por entonces los ataques a los cuarteles eran frecuentes”. En pocos minutos, Ocampo, anduvo por todos los lugares comunes que ya recorrieron sin éxito otros acusados, declarados culpables, de crímenes de lesa humanidad.  Academia Contó que se preparó académicamente para rendir el ingreso a la Escuela Superior de Guerra y lo aprobó. Asistía a un curso “que se dictaba en el Círculo Militar, que era preparatorio”, y luego dedicaba el tiempo suficiente para estudiar y recibirse hasta obtener el título de Oficial de Estado Mayor. “Puedo decir que cuando llegué al Destacamento de Inteligencia 201 era una unidad que apenas llevaba poco tiempo desde su creación, contaba con escaso personal, por lo cual, más allá de que nunca haberlo hecho, jamás podría tener la capacidad para llevar adelante acciones de la magnitud que la acusación refiere”,  leyó en su declaración de inocencia Ocampo. Además, jamás tuvo interrogadores ni especialistas en interrogatorios.  El cortinado de la ventana que se veía de fondo y la lámpara de pie del cuarto de su casa de paredes claras, permanecieron impávidos cuando finalizó la audiencia. Después de su descargo, Ocampo se dispone a escuchar los alegatos, que comenzaron la semana pasada, y luego la sentencia, que pondrá en juego no solo una posible condena, si no también si eventualmente la cumpliría en la cómoda calidez de su hogar. *Este diario del juicio por la represión a quienes participaron de la Contraofensiva de Montoneros, es una herramienta de difusión llevada adelante por integrantes de La Retaguardia, medio alternativo, comunitario y popular, junto a comunicadores independientes. Tiene la finalidad de difundir esta instancia de justicia que tanto ha costado conseguir. Agradecemos todo tipo de difusión y reenvío, de modo totalmente libre, citando la fuente. Seguinos diariamente en https://juiciocontraofensiva.blogspot.com

Comienza el alegato del Ministerio Público Fiscal a cargo de la auxiliar fiscal Gabriela Sosti.

Comienzan las réplicas en las que las partes se responden a planteos realizados durante los alegatos.

Alegato de la defensa del imputado Jorge Bano, a cargo del defensor oficial Fernando Vázquez Pereda.

Se reanuda el juicio tras el fallo de Cámara que resolvió que los testimonios de Contraofensiva I pueden ser incorporados a esta causa que no está conexa.

Los alegatos en defensa de Marcelo Cinto Courtaux y el cierre del de Jorge Bano.